martes 26 de octubre de 2021
POLITICA
31-05-2013 01:45
31-05-2013 01:45

Nilda Garré, la exmontonera que Cristina "echó" del Ejecutivo

Del Frepaso al Indoamericano, un repaso por la carrera de la funcionaria que la Presidenta sacó del Gabinete. Infografía.

31-05-2013 01:45

Los cambios que efectuó la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner en el Gabinete, dejaron fuera de la escena política a la ahora exministra de Seguridad Nilda Garré que será propuesta como embajadora argentina ante la Organización de los Estados Americanos.

Garré, con 40 años de carrera política, supo transitar distintas áreas calientes. Ingresó al Congreso en 1973 cuando fue elegida Diputada Nacional por el Frente Justicialista de Liberación (FreJuLi), cargo que desempeñó hasta el Golpe de Estado.

Ese mismo año, la flamante legisladora contrajo matrimonio con Juan Manuel Abal Medina (padre), entonces secretario general del Partido Justicialista, con quién se divorció 9 años después. En los años setenta, Garré militó activamente en Montoneros por la consigna "lucha y vuelve" que terminó con la vuelta de Perón al país.


Acérquese a los íconos para más información.

Proveniente del Frepaso, donde fue jefa de bloque en Diputados, Garré ingresó al kirchnerismo gracias a la mentalidad "transversal" de Néstor Kirchner que la designó en junio 2005 como embajadora de Venezuela. 

En medio del esplendor de las relaciones bilaterales de ambos países, y tras seis meses en el cargo, fue reemplazada por Alicia Castro, actual embajadora argentina ante Reino Unido. De inmediato, asumió en la cartera de Defensa, luego de la represión policial en la toma del Parque Indoamericano. Para sus detractores, su único logro es el de haber sido la primera mujer en asumir tal cargo.

El comienzo de su gestión estuvo signado por un indisimulable enfrentamiento con los jefes de las Fuerzas Armadas. La tensión tuvo uno de sus puntos cúlmine en 2006, cuando se descubrió una operación de espionaje contra Garré y otros dirigentes en una de las dependencias de la Armada, en Trelew. Seis años más tarde, volvió a estar en el centro de la escena ante un escándalo de espionaje, esta vez, como acusada: el Proyecto X de Gendarmería.

En 2007, fue imputada por delito de contrabando agravado, en medio de una investigación judicial en torno a supuestas irregularidades en la exportación de material bélico. Al parece, Garré había autorizado uno de los embarques en cuestión. Pero días más tarde fue dejada sin efecto, y el magistrado que la había imputado, Guillermo Tiscornia, enfrentó acusaciones por mal desempeño.

Los cambios en el Gabinete durante 2010 le depararon a Garré mejor suerte que ahora: su cargo al frente de la cartera de Defensa quedó en manos de Arturo Puricelli, con quién ya había comenzado a gestar una interna, y la abogada fue a conducir un nuevo ministerio, el de Seguridad.

Con una policía que ya no le respondía y un ascendente secretario como Sergio Berni, Garré cayó en desgracia. Según anunció esta noche el vocero presidencial, dejará de formar parte del Poder Ejecutivo el lunes próximo cuando sea postulada para ocupar un cargo desde Washington como embajadora de Argentina en la OEA.

En esta Nota