miércoles 07 de diciembre de 2022
POLITICA 6 años de la Tragedia de Once

Qué es de la vida de Marcos Córdoba, el maquinista de la Tragedia de Once

El joven sigue con tratamiento psicológico y no quiere volver a subirse a un tren. Para su abogada, “es una víctima más”.

22-02-2018 20:00

A seis años de la Tragedia de Once, los imputados de la causa siguen en libertad, sin una condena firme que determine el cumplimiento de sus penas por la responsabilidad de cada uno en el siniestro que dejó a 51 personas sin vida, una de ellas embarazada. Todo dependerá de la Cámara de Casación Penal, que en abril deberá definir la situación. Y entre los casos que debe resolver, está el del maquinista de la formación del tren, Marcos Córdoba.

Córdoba siempre estuvo en el ojo de la tormenta, ya que, desde el primer momento fue apuntado como responsable por no haber accionado los frenos de emergencia a tiempo. Así lo consideró en primera instancia la Justicia, que en 2015 lo condenó a tres años y seis meses de prisión. Casación tiene pautado recibir tanto al motorman como a los otros 20 imputados en los primeros días de marzo para entrevistarlos personalmente y en abril expedir un fallo final.

Su abogada, Valeria Corbacho, contó a PERFIL que el maquinista no dejó de ir a su tratamiento psicológico en estos seis años y, aunque no tiene permitido manejar nuevamente un tren, tampoco pretende volver a subirse a uno. "Su vida desde ese día cambió por completo, tenía sólo 25 años", relató su defensora.

En relación al fallo del Tribunal Oral Federal 2, la letrada opinó que la condena es "contradictoria" porque el hombre "frenó con 200 metros de anticipación y ese tren en condiciones normales sólo necesita 25 metros de frenado".

"Nosotros por respeto a las víctimas no lo ponemos con el pie de igualdad, pero él también es una víctima más", argumentó Corbacho. Y precisó que "ese tren estaba en particular mal estado y eso lo probamos nosotros, pero Marcos percibió la falla cuando intentó frenar, no cuando se subió al tren". Además, advirtió que desde el gremio de los conductores, La Fraternidad, "venían denunciando el mal estado del Sarmiento".

Hace poco tiempo Marcos fue padre y cuenta con el constante apoyo de su pareja y familia para mantener una vida estable, aunque, en algunas fechas especiales como las navidades "recuerda a todos los que no están para brindar", detallaron desde su entorno. Actualmente, se desempeña como electricista automotor.