martes 28 de septiembre de 2021
POLITICA Sobreprecios
16-04-2020 08:49
16-04-2020 08:49

Quiénes son los funcionarios que eligió Arroyo para reemplazar a los que fueron echados

El ministro de Desarrollo Social se vio envuelto en un escándalo por la compra de alimentos que superaban los precios máximos.

16-04-2020 08:49

De las 15 renuncias ocurridas en el Ministerio de Desarrollo Social por el escándalo en los sobreprecios en la compra de alimentos, Daniel Arroyo sólo reemplazó tres puestos con gente de confianza, entre ellos, su jefa de gabinete Erika Roffler y un hombre de Juan Zabaletta, intendente de Hurlingham. En la denuncia habían asegurado, además, que solo un empresario se habría visto favorecido de la compra.

La primera renuncia fue la de Gonzalo Calvo, quien era hasta ese entonces secretario de Articulación de Política Social y había trabajado en la Municipalidad de Almirante Brown, donde también quedó envuelto en una polémica tras una cámara oculta donde presuntamente cobraba coimas. Detrás de él llegaron las dimisiones de otros 14 funcionarios que le respondían.

Según publicó Letra P, Arroyo puso a cargo del área de forma interina a Erika Roffler, su jefa de gabinete, quien será la encargada de quedarse "con la firma" del área. También ubicará en ese sector a otra persona de su confianza, que actualmente ocupa un cargo de director, Gustavo Aguilera, que responde a Zabaleta, uno de los jefes comunales con mayor llegada a la Casa Rosada.

Apuntan a Desarrollo Social por una compra de alimentos con supuestos sobreprecios

La compra por $ 384 millones, en la que estiman que los sobreprecios fueron de $ 108 millones, se decidió no realizarla por decisión del presidente Alberto Fernández. La compra masiva de alimentos -arroz, aceite, fideos, lentejas y azúcar- por el Ministerio de Desarrollo Social era destinada a los comedores de sectores vulnerables. La situación generó duras críticas de referentes sociales y de la oposición, que pidieron explicaciones oficiales a través del Congreso. 

"Di la orden que ninguna compra se pueda hacer sin respetar los precios máximos que el mismo Estado nacional fija y que aquellas licitaciones que están en procesos de pagos, deben ser revisadas y todos los ítems deben volverse respetando los precios máximos. Si alguno quiso hacer lo que no debía, que se haga cargo de la responsabilidad", respondió el Presidente al respecto en una entrevista en TN.

En esa línea, siguió: "Si el Estado paga más de lo que los precios máximos dicen, con qué autoridad moral le voy a exigir a un comerciante que no cumpla los precios máximos. Con el primero que van a cumplir es con el Estado".

DR/FeL