lunes 23 de mayo de 2022
POLITICA ARMADO OPOSITOR
09-01-2022 03:39

Santilli sigue con su plan bonaerense y busca reordenar el proyecto Larreta 2023

Quiere visitar los 135 municipios este año y una mesa con intendentes y dirigentes de JxC. Cree en una PASO con los liberales. El armado presidencial y las internas.

09-01-2022 03:39

Mientras termina de descansar en Villa La Angostura, Diego Santilli prepara un 2022 donde pretende, por un lado, sentar las bases de su construcción de una alternativa bonaerense como precandidato a gobernador y, por el otro, ser una herramienta clave para el proyecto “Larreta 2023”.

“Es momento para ordenar el barco”, confiesa entre sus íntimos, tras haber dado la sorpresa el año pasado ganando la Provincia ante el oficialismo unido. Está preocupado por lo que considera una gran dispersión de actores e interlocutores alrededor del jefe de Gobierno.  

El flamante diputado nacional cree que este año será una bisagra para enderezar el consenso que debería tener el círculo rojo (políticos opositores, empresarios y hasta un sector del sindicalismo) para que apuesten por Horacio Rodríguez Larreta como candidato a presidente de Juntos por el Cambio y, acaso, vean en él mismo una opción viable en territorio bonaerense.  

Pero ese ordenamiento implica también una jugada hacia el interior de JxC. No solo en el PRO (intendentes versus María Eugenia Vidal; Patricia Bullrich versus Larreta, entre otras tensiones), sino con los aliados de la UCR, la Coalición Cívica y un sector del PJ no kirchnerista. De esto último suele hablar seguido con Miguel Ángel Pichetto.

El proyecto larretista no será sencillo. Ese reordenamiento supone actores que se sumarán y otros que perderían peso. Entre las nuevas figuras está Jorge Macri, nuevo ministro de Gobierno porteño, con quien viene puliendo fuertes rispideces. Parte del acuerdo del ex intendente de Vicente López con el jefe de Gobierno implicó que no le saquen el sello partidario en Provincia. Si no, ya lo hubiera perdido en manos de Julio Garro (La Plata) o Néstor Grindetti (Lanús).

De todas formas, Santilli viene hablando con Emilio Monzó (almorzaron en diciembre) y con su amigo Cristian Ritondo con la idea de armar una mesa política nacional larretista, a la que se acoplaría Jorge Macri también. Ni Monzó ni Ritondo (hoy trabajando full time con Vidal) están convencidos aún. A pesar del trabajo hormiga de un empresario y ex funcionario en quien Larreta confía para generarle vínculos con el círculo rojo.  

El diputado del PRO quiere lograr el respaldo del "Círculo Rojo" para Rodríguez Larreta

A nivel personal, el diputado cree que se dio algo impensado: “El Pelado ya tiene un precandidato propio, algo que no estaba en los planes a mitad del año pasado”. Aún sigue revindicando su elección, a pesar de que escuchó por terceros que varios dirigentes hablaron de “la marca JxC” para minimizar su figura. “El objetivo era perder por 7 y ganamos por 1,3%”, confiesa.

En ese marco, ya decidió que seguirá con recorridas instalando “un proyecto bonaerense”. Desde que ganó la elección recorrió 1.320 kilómetros y visitó 17 municipios que concentran casi seis millones de votantes.  

Quiere seguir cerca de los intendentes (los apoyó en la modificación de la ley contra las re-reelecciones) y no dejar libre a ningún espacio de JxC. Todos en una gran mesa política. A la que se sumará una mesa de estrategia con politólogos, economistas, jóvenes y sociólogos.  

Es más: le ofrecería a José Luis Espert y a Cynthia Hotton (quienes lograron pasar el piso de las primarias) participar de una PASO. No quiere que se sigan escapando votos “por derecha”. Analiza que es la única forma de disputarle el poder al oficialismo. Aunque prefiere postergar las definiciones para comienzos de 2023, tiene en su mente, de memoria, los veinte distritos del Interior donde el PRO no tuvo candidatos propios en las listas contra la UCR.  

En su plan territorial está recorrer los 135 municipios este año, con mayor presencia en los cincuenta distritos que representan más del 80% de los votos.

En ese sentido, Santilli piensa que hay buenas posibilidades que Axel Kicillof separe las elecciones provinciales de las nacionales, en especial si la economía no remonta.  

El Congreso no es el lugar que más le divierte. Aunque se sienta al lado de Vidal y de su amigo Ritondo. Su proyección nacional y bonaerense no depende de ocupar una banca.