5th de March de 2021
POLITICA En la ciudad
16-05-2020 00:07

Suman postas de prevención en villas para tomar la fiebre aleatoriamente

Son mesas que dispuso el gobierno porteño para agregar controles. Los casos en los barrios vulnerables ya rondan los mil. Empiezan testeos activos en la 21-24.

16-05-2020 00:07

El crecimiento exponencial del coronavirus en los barrios más vulnerables de la Ciudad de Buenos Aires mantiene en vilo a las autoridades sanitarias porteñas. La confirmación de 81 nuevos casos positivos de Covid-19 en las últimas 24 horas en estos conglomerados obligó al Ejecutivo porteño a redoblar los esfuerzos a fin de evitar la diseminación del virus que ya causó la muerte de nueve personas.

Atentos a esta situación, desde el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad decidieron instalar postas de prevención sanitarias en las villas porteñas a fin de detectar potenciales casos de Covid-19 entre los habitantes del lugar. Desde esta semana se instalaron progresivamente postas de prevención en el Barrio 31 de Retiro, la ex villa 31 y 31 Bis; en el Barrio Padre Ricciardelli, la ex villa 1.11.14 del Bajo Flores, y en la Villa 21-24, de Barracas. Mientras que desde ayer, también funcionan en el Barrio 15, la ex villa Ciudad Oculta de Lugano, y en el Barrio 20, de Soldati.  Funcionarán de lunes a viernes entre las 8 y las 15.30.

Según explicaron desde el Ex Elefante Blanco, en cada una de las postas trabaja un equipo que se encarga de tomarles la fiebre a los vecinos que se acerquen al punto de referencia y se los informa, además, sobre las medidas de prevención del coronavirus. En caso de detectar una persona con síntomas compatibles con la enfermedad, se aplicará el protocolo de Salud y se la trasladará al Centro de Salud (CeSac) más cercano. “El objetivo es seguir acompañando y cuidando a todos los vecinos de estos barrios en el marco de la pandemia de coronavirus y seguir intensificando la concientización sobre los riesgos del virus”, aseguró a PERFIL María Migliore, titular del ministerio.

Según datos del Ministerio de Salud porteño, hasta ayer se habían registrado 972 casos de Covid-19 en las distintas urbanizaciones informales que se encuentran dentro del ejido de la Ciudad. El 30% del total de casos registrados en el ámbito de la Ciudad.

Tal como viene sucediendo desde que se confirmó el primer caso, el Barrio 31 es el que más tiene: concentra 673 casos registrados. Mientras que la ex villa 1.11.14 del Bajo Flores presenta 254 personas infectadas. La distribución de casos en barrios vulnerables se completa de la siguiente manera: diecinueve en el Barrio 21-24; diez en Ciudad Oculta; tres en el Barrio Ramón Carrillo; tres en Rodrigo Bueno; tres en Zavaleta; tres en Barrio 20; dos en Barrio Fátima; uno en el Barrio Inta y otro en el Barrio Mitre.

Los dos primeros conglomerados concentran la mayoría de los diagnósticos de Covid-19 de los barrios vulnerables porteños, por lo que se comenzó a aplicar allí el programa Detectar (Dispositivo Estratégico de Testeo para Coronavirus en Terreno de Argentina) junto al gobierno nacional a fin de detectar a personas con síntomas compatibles con coronavirus y así darles atención temprana y aislarlas, en el caso de ser necesario. En todos los casos, la búsqueda se complementa con los contactos estrechos de las personas infectadas.

En este sentido, Fernán Quirós, ministro de Salud, anunció que desde pasado mañana comenzarán con el plan Detectar en el barrio 21-24 de Barracas y en el asentamiento lindero, el Barrio Zavaleta.  “En términos de testeos vamos a seguir amplificando la estrategia porque eso más el distanciamiento social es lo más importante para disminuir la curva de casos”, aseveró el funcionario porteño en la conferencia de prensa que realizó ayer por la mañana.

En esta Nota