martes 03 de agosto de 2021
POLITICA faurie y bullrich
10-07-2021 06:18

"Tufillo de operación", dicen en JxC

10-07-2021 06:18

No solo el ex embajador en Bolivia, Normando Álvarez García, salió a responder y negar la veracidad de la presunta carta que el ex jefe de la Fuerza Aérea de Bolivia, Jorge Gonzalo Terceros Lara, le habría enviado en agradecimiento por el material semiletal en los días posteriores al golpe de Estado. También la ex ministra de Seguridad y líder del PRO nacional, Patricia Bullrich, y el ex canciller Jorge Faurie, en quien reposaron todas las miradas, cuestionaron la información y la calificaron de “operación política”.

En diversas declaraciones a medios, Faurie habló ayer de “tufillo de una operación política” ya que la nota no había seguido los canales tradicionales, el mismo argumento que expresó el abogado del militar detenido en Bolivia acusado de sedición. “Es raro que dos años después hayan sacado de la galera una nota que un jefe militar le manda al embajador”, aseguró el ex canciller y graficó que “habitualmente las instituciones militares se comunican a través de las agregadurías militares”.

Del mismo modo, a través de su Facebook, Bullrich negó cualquier injerencia en un envío semejante de munición semiletal: “Nunca pasó por mis manos pedido alguno de material para la Fuerza Aérea Boliviana”. Los dos ministros optaron por enfatizar que la orden de Gendarmería ese 12 de noviembre a la noche –aterrizó al día siguiente en La Paz, fecha que consta en la carta– tenía por objeto el resguardo de la embajada argentina donde se encontraban ex funcionarios del gobierno de Morales.

“En mi cargo como embajador de Argentina en Bolivia durante los sucesos ocurridos en 2019, mi accionar siempre estuvo marcado por la protección de la vida de las personas y de los derechos humanos, con una fuerte decisión personal, más allá de las políticas definidas por el gobierno argentino decidí con una fuerte convicción recibir funcionarios de Evo Morales para su protección dentro de la Residencia Argentina”, remarcó, en la misma línea, Álvarez García.

Y detalló que “durante los días más duros de la situación en Bolivia, se refugiaron en la Residencia en calidad de asilado el ministro de Gobierno, Carlos Romero Bonifaz, la diputada Valeria Silva y su esposo y a la ministra Mariana Prado, entre otros”. Además, aseguró haber organizado el traslado del ex esposo de la ministra de Salud, Gabriela Montaño, de nacionalidad argentina, y otro “importante dirigente del MAS en vehículos oficiales de la embajada hasta la frontera con Perú”.

Pese a ya estar de salida del poder, la gestión de Macri reconoció la legitimidad y legalidad del gobierno de Añez, por lo que fue duramente cuestionado desde la oposición. Y pese a que, en efecto, coordinó el ingreso al país de algunos de los solicitantes de asilo, se negó a autorizar el aterrizaje en el país del avión de Evo Morales que, en cambio, debió hacer escala en Asunción, rumbo a México, tras una gestión de Faurie y el actual embajador en Estados Unidos, Jorge Argüello.

En esta Nota