Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
miércoles 16 de octubre de 2019 | Suscribite
POLITICA / Tras la corrida
sábado 9 marzo, 2019

Volantazo del BCRA para contener el dólar, que amenaza el rebote y las chances de Macri

El ente monetario operó en el mercado de futuros e hizo dos licitaciones de deuda para forzar un salto a casi 60%.

por Luis Di Lorenzo

El Banco Central continúa su lucha por domar la inflación. Foto: Cedoc
sábado 9 marzo, 2019

Que pare. Que no caliente más la inflación que rebota desde comienzos de año y que no trastoque los mínimos indicios de que la recesión tocó fondo. Porque de otro modo, complicaría aún más las chances de que Cambiemos siga en el poder y por ende estimularía un círculo vicioso de más dolarización y corrida que obliga a más tasa de interés y vuelta a empezar.

En un contexto internacional nuevamente difícil, donde las monedas de la región se devaluaron toda la semana, el salto del dólar a 43,50 el jueves pasado obligó ayer al Banco Central a completar un volantazo que terminó de echar por tierra el intento de mantener una baja de tasa de interés que estimule una recuperación. Con un paquete de medidas y el anticipo al mercado de otras más adelante, el ente monetario ubicó la tasa de referencia en casi el 60% y el dólar se reacomodó para terminar la semana más de un peso por debajo del pico, a $ 42,26, según el promedio oficial.

El objetivo pareció cumplido. Desde temprano, el Banco Central salió decidido a evitar que hubiera un puñado de operaciones que forzaran un aumento de la cotización, como ocurrió al cierre del mercado antes de ayer, cuando en cinco minutos se operaron 7 millones de dólares y lo fijaron en el valor del cierre. Por eso, empezó desde temprano a inter venir en el mercado de futuros, y al poco tiempo anunció que habría dos licitaciones de letras de liquidez, y no una, como venía haciendo desde que rige el esquema monetario del jefe del Central, Guido Sandleris. “Se busca enviar señales claras de la política monetaria”, se explicó.

El riesgo país se disparó y quedó al borde de los 800 puntos

Las Leliq son los instrumentos de deuda que emite el Banco Central y renueva diariamente para ir regulando la cantidad de dinero en la calle y por ende la tasa de interés a la que retira los pesos, que funciona como referencia para el mercado. Luego de subirla a más del 70% en noviembre, el BCRA fue consiguiendo que bajara en licitaciones e incluso mientras emitía pesos para sumar dólares a las reservas, durante enero. Eran días del dólar en el piso de la banda de no intervención fijada con el Fondo Monetario Internacional, que entusiasmaron al ente monetario y así la tasa llegó a estar en torno al 43%. Pero al mismo tiempo, se aceleró la inflación, a niveles anualizados cercanos al 50% anual otra vez y entonces el mercado percibió una tasa que no compensaba el costo de vida. El tipo de cambio así subió 8,5% en tres días hábiles de marzo, en un contexto de fuerte salida de capitales producto de cambios en las carteras de los inversores en Wall Street. Se devaluaron todas las monedas emergentes, como el real o el peso chileno. Pero la argentina, por su mayor riesgo país, por su mayor inflación y por la incertidumbre electoral, lo hizo, como siempre, más.

El jueves hubo una reunión de rutina en Casa Rosada del presidente Mauricio Macri con el titular de Hacienda, Nicolás Dujovne. La decisión fue que no subiera más. Si bien debe ir actualizándose la banda de flotación para que no se desacople de la inflación, los saltos de tres o cuatro pesos en días alterna los precios y generan una inquietud que complica cualquier atisbo de reactivación. Y cualquier mejora de la imagen de Macri.

Para el Gobierno, un salto mayor era más inflación y menos chances de reelección

hizo dos licitaciones de Leliq y la tasa de corte terminó en 59,06%, tras absorber más de $ 206 mil millones. La autoridad monetaria entiende que con esos gestos es suficiente para mantener la calma en un contexto donde aspira a que el mercado genere la oferta de divisas que calmará la demanda electoral:

Esperan que ingresen en el corto plazo unos US$ 5 mil millones de la cosecha de maíz, luego de que ya terminaran de entrar los dólares del trigo.

Además, se espera el ingreso de casi US$ 11 mil millones del nuevo tramo del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional que el Tesoro dará a conocer cómo vende en las próximas semanas a través de licitaciones. Hacienda, y no el Banco Central, necesita desprenderse de las divisas para hacerse de pesos para los pagos corrientes, con ello esperan sumar oferta verde. Podría haber licitaciones de a US$ 45 millones por día en principio.

6 claves para entender las Leliq

No se descarta además algún tipo de suba en los encajes para forzar también que los bancos retiren más circulante de la calle y alimenten así “secar la plaza” para evitar que vayan al dólar.

“Hoy se vieron algunos fondos entrando”, dijeron en un banco líder. Al mismo tiempo, el titular del fondo BCP Securities, Walter Molano, arriesgó que con estas tasas es “el momento” de invertir en la Argentina.

La tormenta de marzo parece haber encontrado un reparo, objetivo del Gobierno en las últimas horas de ayer. El delicado equilibrio entre un plan de estabilidad precaria y un mundo desafiante promete nuevos capítulos. Contener la divisa no será una cuestión financiera, sino clave para el futuro político de Macri también.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4784

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.