PROTAGONISTAS
En Nueva York

Lady Gaga aportó potencia y seguidores al show sorpresa de los Stones

Lady Gaga tiene más de 56 millones de seguidores; los Stones en conjunto, 7,4 millones. Ella se ensambló con la potencia de Jagger, y 'llevó' su fandom.

stonesNuevoDIscoOCt2023
Los Rolling Stones lanzaron nuevo disco en Nueva York. Invitada: Lady Gaga. | Instagram

Con Lady Gaga como invitada especial, los Rolling Stones lanzaron Hackney Diamonds, un álbum que llega a dieciocho años del último que editaron como banda. Energía, unos invitados a la par de la fama y calidad de la banda, con un elenco de estrellas, energía renovada y, por supuesto, como no podría ser de otra forma, mucho marketing. Así describen, en líneas generales, la mayoría de los medios internacionales lo que significa este nuevo álbum. Hackney Diamonds (Cristales rotos en argot inglés) es el álbum de estudio número veinticuatro de los Rolling Stones, y el primero con canciones originales en los últimos dieciocho años.

stonesNuevoDIscoOCt2023
Jagger y Lady Gaga cantaron Sweet sounds of heaven.

El fragmento que publicaron los Rolling Stones de la actuación de Lady Gaga muestra la potencia de la banda y lo bueno de la elección de la invitada. Si bien los fans de los Stones son muchos, la difusión que aporta Lady Gaga en redes es impresionante. La banda, más Mick Jagger, Keith Richards y Ron Wood suman casi nueve millones de seguidores; Lady Gaga tiene más de cincuenta y seis millones de seguidores sólo en Instagram.

stonesNuevoDIscoOCt2023
Química en acción: Ron Wood, Lady Gaga, Mick Jagger y Keith Richards.

¿Cuándo fue la última vez que esta icónica banda, que nació en 1962, lanzó un álbum honesto a juicio de la crítica?, preguntó la agencia de noticias AFP. Como es más que obvio, las opiniones difieren. Para Philippe Manœuvre, crítico de rock francés y gran conocedor de los Rolling Stones, hay que retroceder hasta 1978, con Some Girls, que contenía el clásico Beast of burden. “Desde esa producción, los Stones han lanzado discos un poco apresuradamente”, afirmó este crítico a AFP. Este nuevo álbum rezuma rhythm ‘n’ blues, pero sin alcanzar la altura de Beggars Banquet (1968), Let it Bleed (1969) o Exile on Main Street (1972). Por su parte, en el británico diario The Guardian le dieron cuatro estrellas, con la frase: “Si este es el final, es con mucha potencia”; mientras que el LA Times calificó al disco de “sorprendentemente vivaz, provocado por los riffs inmortales”. “El grupo pareció admitir hace años que, con una discografía tan legendaria, nuevos álbumes e intentos de nuevos estilos son casi superfluos”, escribió la revista norteamericana Variety.“Pero si hay una mejor manera de terminar la carrera discográfica de más de sesenta  años de los Rolling Stones es difícil imaginar cuál sería”.

stonesNuevoDIscoOCt2023
En Países Bajos, fans de los Stones se aseguran copias del nuevo álbum.


La novedad más destacable de Hackney Diamonds es la participación del ex Beatles Paul McCartney, quien toca el bajo por primera vez con los Stones en Bite My Head Off. La supuesta rivalidad entre los Stones y los Beatles, una jugada de marketing, nunca existió realmente. Paul McCartney y John Lennon, de hecho, en 1967 cantaron los  coros en la canción We Love You de los Stones. “Paul (McCartney)y yo siempre hemos sido amigos”, resume Mick Jagger. La presencia de McCartney en el disco fue una especie de accidente, dijo Keith Richards a la revista Guitar Player. “Paul estaba por ahí y pasó por aquí”, dijo Richards. “Ni siquiera creo que tuviera la intención de tocar el bajo en una pista, pero una vez que estuvo allí, simplemente dije: ‘Vamos, estás dentro. No te vas a ir de acá hasta que toques’”.

 

Aunque las contribuciones de McCartney y de Elton John son algo difíciles de distinguir en relación con las de Lady Gaga y de Stevie Wonder, que tienen un mayor impacto en Sweet Sounds of Heaven, una balada de blues en la línea de clásicos como You Can’t Always Get What You Want. Como se vio el viernes por la noche en la presentación del disco, la versión de Sweet Sounds of Heaven que hace Lady Gaga con Mick Jagger se la compara con la de Gimme Shelter que, en 1969, hizo la cantante de soul Merry Clayton. La presencia de Stevie Wonder en los teclados en Sweet Sounds of Heaven es muy discreta, al igual que la de Elton John al piano en Get Close, donde se escucha más al saxofonista James King, un músico menos conocido. El toque de sir Elton aparece de manera más evidente en Live by the Sword.

stonesNuevoDIscoOCt2023
Leyendas: Ron Wood, Keith Richards y Mick Jagger en la previa del lanzamiento del nuevo disco.

¿Por qué leyendas como Jagger y Richards han invitado a otras celebridades? También inquirió la AFP. Para Philippe Manœuvre, es una forma de volver a conectar con la “camarilla de músicos presentes en los grandes álbumes de los Stones, a la que se le llamaba el segundo círculo”. También se nota la influencia del productor Andrew Watt –el mismo de Justin Bieber, Dua Lipa, por ejemplo–, quien convocó nombres destacados para Every Loser, el último álbum de Iggy Pop como Duff McKagan (Guns N’ Roses) o Chad Smith (Red Hot Chili Peppers).

Un momento emotivo para los fanáticos de los Stones se da en las canciones Mess it Up y en Live by the Sword, escritas en 2019. Allí se puede oír la batería de Charlie Watts, fallecido en 2021 a los 80 años. En otras partes quien lleva ese ritmo es Steve Jordan, quien reemplazó al dandy Watts. “Cuando salgo de mi cuarto, lo primero que veo es un retrato de Charlie (Watts) en mi escalera, siempre lo saludo”, dijo Richards en The Howard Stern Show, en Estados Unidos.