miércoles 28 de septiembre de 2022
PROTAGONISTAS CUMPLE 70 AÑOS

Guillermo Vilas, príncipe del tenis, tuvo un romance con Carolina de Mónaco, la "novia de Europa"

El tenista marplatense fue novio de la hija de Rainiero III y Grace Kelly durante cinco meses. Alimentaron las revistas con sus fogosos encuentros, y el amor se terminó sin que nadie supiera por qué.

17-08-2022 10:00

En abril de 1982, hace 40 años, la princesa Grace de Mónaco entregó en el Montecarlo Country Club la copa del Abierto de Montecarlo al campeón argentino Guillermo Vilas, quien este 17 de agosto cumple 70 años. Solo unos días después la leyenda del tenis comenzaría una relación con la hija mayor de la princesa, Carolina.

Hermosa, seductora, rebelde, la princesa Carolina, hija mayor del príncipe soberano Rainiero III y Grace Kelly, era conocida como la "novia de Europa", porque al ser heredera de una de las dinastías más antiguas y ricas del continente, todos los jóvenes querían casarse con ella.

Guillermo Vilas

Guillermo Vilas

Guillermo Vilas

A mediados de junio, Carolina y Guillermo volaron a una pequeña isla en el océano Pacífico para pasar unas vacaciones secretas juntos que, sin embargo, no escaparon de las cámaras de los paparazzi. Las fotografías llegaron a las páginas de la revista Paris Match, que se vendía como pan caliente cuando Carolina aparecía en sus tapas.

La revista publicó fotografías de la princesa y la estrella del tenis nadando y abrazándose en la playa y sentados en el balcón de su hotel y la publicación fue sensación mundial: Caroline, de 25 años, necesitaba ser feliz después de que se divorció en octubre de 1980 del empresario francés Philippe Junot.

Las 101 curiosidades de la vida de Guillermo Vilas que tenés que conocer en sus 70 años

Guillermo Vilas

Guillermo Vilas

Guillermo Vilas

El interés por la vida romántica de la princesa creció al punto de que la corte del principado tuvo que declarar que Vilas, por entonces de 29 años, vivía gran parte del año en Montecarlo y Carolina tenía una amistad con él desde hacía muchos años, "al igual que conoce a los pilotos de carreras y otros tenistas en Montecarlo".

La revista fue mucho más allá, diciendo que Carolina se casaría muy pronto con Guillermo pese a que el tenista estaba comprometido con la joven psicóloga Gabriela Blondeau. Pero el apasionado romance no funcionó, y Vilas no se convirtió en miembro de la dinastía Grimaldi. Su amor duró cinco meses y terminó sin que nadie supiera por qué.

Guillermo Vilas

Guillermo Vilas

Guillermo Vilas

El marplatense fue novio de Carolina hasta una semana después de que la princesa Grace muriera trágicamente el 14 de septiembre de 1982, cuando el auto que conducía cerca de Mónaco cayó por un barranco de unos 40 metros, dio varias vueltas y quedó volcado sobre el techo.

Los habitantes de Mónaco recordaron entonces la antigua maldición que, supuestamente, una gitana había lanzado en el siglo XIII contra el señor Rainiero I de Mónaco, a quien acusó de violarla: "Ningún Grimaldi será feliz jamás". Un año después, Carolina se casó con Stephano Casiraghi, un atractivo empresario y deportista italiano que murió a bordo de una lancha en un accidente náutico en Saint-Jean-Cap-Ferrat.

ds