miércoles 28 de septiembre de 2022
PROTAGONISTAS Nueva tragedia en mundo Fort

Gustavo Martínez será inhumado en la Chacarita porque la causa de su muerte aún no se cerró

Cuando la Justicia dé por concluida la investigación de la muerte del tutor legal de los dos hijos de Ricardo Fort, sus restos serían llevados a un cementerio de Zona Norte por decisión de su familia.

19-02-2022 02:41

Por momentos, parece que fue ayer. Otra vez, el apellido Fort se ubica en el extremo opuesto a lo que esa histórica marca representa para que vuelva a repetirse una tragedia. 

Con ese sustantivo, vuelven a sucederse relatos, comentarios, opiniones, análisis, y demás en un escenario donde la única realidad es que dos adolescentes –quienes en exactamente seis días cumplirán la mayoría de edad–. Y lo harán en un contexto que nunca imaginaron podría sucederle cuando para ambos, Felipe y Marta Fort, el inicio de esa etapa sería con una celebración con gente querida en Estados Unidos. Ese hecho se transformó en un hecho que de festivo tiene nada. 

El miércoles 16 de febrero a la madrugada, Gustavo Martínez terminó con su vida arrojándose del piso 21 de una torre de la calle Sucre al 1900, en el barrio de Belgrano. Allí él vivía con los hijos de Ricardo Fort, porque el fallecido empresario le había conferido la tutela de ambos. Y así fue desde la muerte de Fort en noviembre de 2013. Persona de bajo perfil, incluso cuando su amigo vivía, aunque todos los que integraban el amplio círculo de Fort sabían quién era y qué lugar ocupaba para el mediático empresario y artista.  

Investigación. Por las circunstancias de la muerte de Gustavo Martínez, después de la intervención del SAME y de la Policía, el caso pasó a la Justicia para investigar lo que por algunos detalles, se intuía –luego se confirmaría– un suicidio. Según el informe del caso, en la vivienda –donde los adolescentes estaban en sus respectivos cuartos– no se observaron signos de violencia ni desorden. Y en uno de los balcones que daba sobre la calle Sucre y en la habitación de Martínez, estaba cortada la red protectora. El caso lo tomó Fiscalía Nacional Criminal y Correccional 59, a cargo de Laura Belloqui, quien dispuso darle intervención a una brigada de la División Homicidios para esclarecer el hecho bajo la carátula aplicable a estas características, esto es: “averiguación causales de muerte”. Por todo esto, recién pasado el mediodía de ayer viernes, los familiares de Martínez pudieron retirar su cuerpo de la Morgue Judicial porteña y desde las 18 hasta poco más de las 22, se realizó el velatorio en una empresa de Palermo. Casualmente la misma donde fue el último adiós a Ricardo Fort. 

El primer adiós. Hoy cerca del mediodía, será el entierro en el cementerio de la Chacarita. Aunque luego de que se cierre la investigación de manera formal, la familia trasladaría sus restos a un campo santo de Zona Norte. De manera coincidente, la mayoría de los medios tomaron de fuentes policiales, la información de que Martínez –de 62 años–, estaría atravesando un estado anímico complicado y las motivaciones serían varias. En medio de un estado emocional entendible debido al hecho, Felipe Fort declaró a la Policía –tal como consignó Télam–su tutor legal y para él y todos, su “segundo padre” que hace días estaba deprimido porque los mellizos cumplirían la mayoría de edad. También el adolescente declaró que no sabía si Martínez estaba bajo algún tratamiento psicológico o psiquiátrico.Después otro integrante del círculo íntimo de todos ellos, dijo que Gustavo tenía una enfermedad neurodegenerativa incipiente y eso probablemente había motivado esa trágica decisión.   

Nueva tutela. César Caro-.zza, abogado de Martínez y como él también otra pieza clave en el universo no mediático que tenía Ricardo Fort, es quien a las pocas horas de lo sucedido pasó a encargarse de cuidar de lo legal y del estado emocional de Felipe y Marta Fort. También fue quien al salir de la torre de Sucre ese fatídico miércoles, confirmó a los medios presentes la hipótesis de suicidio: “(Gustavo) tomó la decisión de quitarse la vida y es todo lo que podemos decir por el momento. Los chicos están bien”. Incluso ante la repregunta no dudó sobre el hecho: “Sí, absolutamente”.  

A todos estos hechos puntuales de la muerte de Gustavo Martínez, en los márgenes, resurgieron situaciones de enfrentamientos entre el grupo Fort y los sobrinos de Gustavo Martínez. Un posteo de Felipe Fort, el adolescente shockeado,  activó un raid de declaraciones donde la tragedia propiamente dicha pasó a un segundo plano. Con las horas, el posteo se borró y ya más conscientes del terrible hecho, Felipe y Marta tuvieron una contención que en esos primeros momentos no estuvo. Ella de hecho, está con asistencia psicológica y al cuidado de Marisa, la otra persona que los cuidó desde la muerte de Fort.