domingo 25 de septiembre de 2022
PROTAGONISTAS la muerte de Isabel ii

Inglaterra despide a una reina de 96 años y recibe a un nuevo rey, de 73

Isabel II fue la monarca que tuvo el reinado más extenso del Reino Unido. Con su muerte, termina una era en que las monarquías tenían otro peso y poderío . Carlos III ya es rey y ayer dio su primer discurso en el que hizo oficial que Guillermo será su heredero, y aceptó que su hijo Harry y su esposa Meghan Markle sigan armando su nueva vida en el extranjero.

10-09-2022 01:57

Con la muerte de Isabel II, la monarquía cierra un capítulo, quizás el más importante de la historia contemporánea de Inglaterra. El martes 6 de septiembre, la reina dio su última foto pública cuando recibió, en el castillo de Balmoral –lugar de vacaciones de su familia–, a Liz Truss,  flamante primera ministra de su país y líder del Partido Conservador. Ese encuentro protocolar se sumó a uno de los récords que la tienen de protagonista: en total, desde Winston Churchill en adelante, Isabel II dio la bienvenida a 16 primeros y primeras ministros y ministras. Por mencionar solo algunos, la mal querida de los argentinos Margaret Thatcher, Tony Blair, James Cameron, Theresa May, y a quien, como ella, tuvo que renunciar antes de tiempo, Boris Johnson. 

Los récords de su reinado son varios, empezando por su extensión: sostuvo la corona en su cabeza setenta años y 214 días; siete años más que su tatarabuela Victoria, quien reinó 63 años y casi ocho meses.

Un largo camino. Así como vio pasar primeros ministros y jefes de Estado de todo el mundo, también se entrevistó con los titulares de otro poder tan longevo y poderoso como el suyo, la Iglesia Católica. Isabel II se reunió con cinco papas, si se cuenta a Pío XII, con quien ella se entrevistó en Roma en 1951, cuando todavía no había sido coronada. Así, en su historia, se reunió en el Vaticano con Juan XXIII en 1961, Juan Pablo II en 1980 y en 2000; en el caso de Benedicto XVI, el encuentro fue en Edimburgo, el 16 de septiembre de 2010, durante el viaje del hoy ex papa al Reino Unido. Con el papa argentino, Isabel II  se reunió  el 3 de abril de 2014, cuando Francisco la recibió en el Vaticano, junto al príncipe Felipe, para una conversación privada de unos veinte minutos. El jueves, el comunicado de papa Francisco decía: “Profundamente entristecido al enterarme de la muerte de su majestad, la reina Isabel II; ofrezco mis más sinceras condolencias a su majestad (el rey Carlos III) a los miembros de la familia real, al pueblo del Reino Unido y a la Commonwealth.(…) Con mucho gusto me uno a todos los que lloran su pérdida para orar por el descanso eterno de la reina fallecida, y para rendir homenaje a su vida de servicio sin reservas por el bien de la nación y la Commonwealth”. 

En la misiva suma unas palabras a su hijo mayor, Carlos: “Encomendando su noble alma a la bondad misericordiosa de nuestro Padre Celestial, aseguro a su majestad mis oraciones para que Dios Todopoderoso lo sostenga con su gracia inagotable como lo hace ahora al asumir sus altas responsabilidades como rey”. 

El jueves también se hizo el anuncio de que –finalmente– Carlos reemplazará a su madre en el trono británico. Un hecho sobre el que se especuló mucho, incluso se intuyó que él cedería ese lugar a Guillermo, su hijo mayor y, ahora, segundo en la línea de sucesión a la corona, para hacer más visible la intención de exhibir una “nueva cara de la monarquía”. La realidad igualmente dejó esto último en mera especulación porque ayer el Parlmaneto británico formalizó el comienzo del reinado de Carlos III, con palabras de la ultraconservadora nueva primera ministra, quien ante ese organismo dijo: “El Parlamento y su pueblo están dispuestos a garantizar el apoyo y la devoción a su (nueva) majestad”. 

Al fin en el trono. Con 73 años, el hijo mayor de Isabel II, el ahora expríncipe de Gales –o el viudo de Lady Di–, es el más longevo integrante en acceder al trono y, por eso, el llamado “heredero eterno”. El jueves, a horas de anunciar la muerte de su madre, se hizo público que Carlos III y su esposa, Camilla Parker Bowles, serán rey y reina consorte de Inglaterra. Y le tocará al mencionado Guillermo – como cara de la nueva generación que sostiene la vieja monarquía– ser quizá la mano derecha de su padre quien ayer ya anunció que él es nuevo príncipe de Gales. 

Primer discurso. Ayer por la tarde, el primogénito de Isabel II dio su primer discurso ya como rey Carlos III. “Me dirijo a ustedes con un sentimiento de profunda tristeza y dolor (...) Renuevo la promesa hecha por mi madre de servir a la nación toda mi vida.(...) Prometo servir a la Constitución de nuestra nación mientras este vivo en el Reino Unido y donde sea que vida; estaré al servicio con lealtad, respeto y amor”,  dijo este nuevo monarca.  En otros fragmentos de su primer discurso también mencionó a Isabel II como su “amada madre” y detalló que ella “hizo sacrificios y su dedicación como soberana nunca cedió en los momentos de alegría y tristeza”. La palabra “inspiración” no faltó para referirse a la fallecida reina. Esto es, dijo que la vida de su madre lo inspiró tanto a él como a millones de personas por “su espíritu de servicio y también su calor humano”. 

La familia a su lado. Carlos III mencionó en sus  primeras palabras como rey a toda su familia. Esto es, su mujer, su hijos y nueras; las dos nueras. “Estos son momentos de grandes cambios para mi familia”, dijo. “Cuento con el amor de mi amada esposa Camila; desde que nos casamos se ha convertido en mi reina consorte y sé que estará a la altura de su nuevo rol”. Con respecto a su primogénito, Guillermo, anunció que tomará el título escocés “y asumirá las responsabilidades que yo he asumido durante cincuenta años”. Y agregó “Siento afecto por Harry y por Meghan (Markle); espero que continúen construyendo sus vidas en el estranjero”.

En esta Nota