miércoles 04 de agosto de 2021
PROTAGONISTAS las caras políticas del ídolo deportivo
29-11-2020 01:36

La historia del “compañero” Maradona

Aunque nunca transitó la arena política partidaria, tampoco esquivó marcar sus simpatías en ese ámbito, algo que le valió elogios y críticas a lo largo de su carrera. Su popularidad lo volvió una figura codiciada para los presidentes democráticos.

29-11-2020 01:36

“Yo fui, soy y seré siempre peronista”, dijo Diego Armando Maradona el pasado 17 de octubre, al conmemorarse el Día de la Lealtad, frase que sintetizó el compromiso político del astro futbolístico, que nunca fue esquivo a marcar sus simpatías, algo que le ha valido elogios y críticas a lo largo de su carrera.

Allí también se refirió a las críticas de sus detractores sobre sus “contradictorias” posturas políticas frente a los distintos gobiernos democráticos.”Los que no me quieren, repiten una y mil veces que yo apoyé a todos los partidos políticos que gobernaron en la Argentina. Dicen que yo fui peronista, que fui radical, que fui neoliberal. Y, en realidad, al que yo apoyé siempre fue a mi país, sin importar quien gobernara. Yo no fui a golpearles la puerta, y a pedirles una foto, fueron ellos los que me invitaron”, enfatizó.

Fiel a su estilo, en octubre pasado, Maradona mantuvo un cruce público con el expresidente Mauricio Macri, a quien acusó de haber tomado decisiones que “le cagaron la vida a las próximas dos generaciones de argentinos”. Fue una respuesta al exmandatario, quien en una entrevista televisiva, había comparó al “Diez” con Cristina Fernández de Kirchner, asegurando que él había “echado” a Maradona del club Boca Juniors durante su presidencia y  le reclamó al peronismo que separe a la vicepresidenta.

“Yo le pido al pueblo argentino que apoye a este gobierno. Que lo haga desde sus casas, desde las redes. Porque este gobierno no es de Alberto y Cristina. Es de todos. Ya no es más el país de Ricachón y sus amigos. Y a vos Mauricio, te digo que a mí no me echaste de ningún lado. Fui yo el que dejó el futbol, para proteger la salud de mis viejos. Esa fue una decisión mía, y no le hice mal a nadie”, cargó el astro futbolístico.

El “Diez” tuvo su primer contacto con la Casa Rosada cuando festejó desde los balcones de Balcarce 50 el triunfo en el Mundial de México ’86 junto al entonces presidente Raúl Alfonsín. Maradona también demostró su respeto por el presidente radical al enterarse de su fallecimiento, el 31 de marzo de 2009, cuando desde su cargo como técnico de la selección, aseguró a la prensa haber recibido la noticia “con mucha tristeza”. 

Ya con Carlos Menem en el poder, en los ’90, Maradona se mostró cercano al presidente peronista, aunque más tarde explicó: “Podemos tener contradicciones, lo de Menem fue porque le mataron al hijo. Acuérdense que Menem estaba en contra de la selección y el que lo salió a torear fui yo”.

En las elecciones presidenciales de 1999 respaldó la candidatura de Fernando de la Rúa por la Alianza, frente al peronista Eduardo Duhalde. “Pero ya con la profunda crisis económica y social en ciernes, el ídolo argentino cambió de postura y en julio de 2001, desde La Habana –donde era tratado por su adicción a las drogas– le envió una fuerte crítica a De la Rúa: “Yo al ‘presi’ le pediría que se despierte. Que la gente lo necesita, yo sé que es capaz, pero la siesta terminó”. 

Desde 2003 y hasta su muerte, Maradona hizo pública su adhesión al kirchnerismo, primero con su respaldo al fallecido expresidente Néstor Kirchner, con quien desde un primer momento mantuvo reuniones en la residencia de Olivos, y luego con su apoyo a la exmandataria. “Argentina perdió un gladiador, un hombre que se la jugó siempre por sus ideales y nos sacó del pozo”, dijo el astro a la prensa el 27 de octubre de 2010, al retirarse de la Casa de Gobierno donde acompañó a la familia Kirchner en el velatorio de Néstor Kirchner.

En esta Nota