lunes 02 de agosto de 2021
PROTAGONISTAS Tuvo que disculparse
01-06-2020 23:20

Un príncipe belga contrajo coronavirus en "fiesta ilegal" y pone en riesgo al sur de España

En la fiesta a la que asistió Joaquín de Bélgica hubo otros 27 infectados, a quienes multarán por 10 mil euros. Y ahora las autoridades temen un rebrote en Andalucía.

01-06-2020 23:20

“Quiero disculparme por viajar y no haber respetado las medidas de cuarentena", dijo el príncipe Joaquín, sobrino del rey Felipe de Bélgica, en un comunicado que exhibió su abogado español. "No tenía la intención de ofender o faltarle el respeto a nadie en estos tiempos tan difíciles y lamento profundamente mis acciones y acepto las consecuencias".

Una “fiesta ilegal” organizada por la alta sociedad de Andalucía terminó con el príncipe belga y 27 invitados contagiados de coronavirus. El festejo privado -y fuera de la ley- se realizó el 26 de mayo en Córdoba (España) como agasajo de bienvenida a Joaquín de Bélgica. Aunque las posibilidades de Joaquín de llegar al trono son escasas dado que está noveno en la lista de sucesión, como integrante de esa discreta monarquía se tuvo que presentar un parte oficial que confirmó que ese integrante de 28 años se había contagiado de COVID-19.

belgicaFamilia
Joaquín (círculo) tiene 28 años y viajó a España donde vive su novia. En la foto, con su familia monárquica.

La información oficial detalla que Joaquín de Bélgica viajó a Madrid en un vuelo comercial el 24 de mayo y desde esa ciudad viajó en el  AVE (tren de alta velocidad) a Córdoba (Andalucía). A pesar de las restricciones por la pandemia, el joven exhibió un permiso de ingreso extendido para que pueda realizar “prácticas empresariales” en España. También fue a ver a su novia española, Victoria Ortiz Martínez-Sagrera, abogada cordobesa de 28 años, e integrante de una familia dedicada a la agroindustria en Andalucía. Y ella, por supuesto, estuvo en la fiesta. Las autoridades sanitarias de España rastrearon y pusieron en cuarentena todos los asistentes al festejo. Y se investiga además qué otros contactos pudieron tener en los días posteriores a la fiesta.

Dado el contagio de 27 invitados y sobre todo que el hecho se hizo público, la policía española investiga la “ilegalidad” del festejo porque superó el número de asistentes permitidos en esta Fase 2 que atraviesa España. La normativa española  habilita reuniones de un máximo de 15 personas; ni siquiera en la Fase 3 se permiten más de 20 personas. Por este motivo, la Delegación de gobierno en Córdoba calificó a “la fiesta del príncipe belga” como  "totalmente irresponsable", y se evalúa una sanción ejemplificadora para los organizadores. Según los medios españoles informaron podrían aplicarles una multa de 10.000 euros.

Irresponsable e imperdonable. Asi calificaron desde el gobierno de Andalucía, la actitud de quienes organizaron una fiesta sin respetar la ley. Todos los invitados están en cuarentena obligatoria.

"Me siento sorprendido e indignado ... [como] en un momento de duelo nacional por tantos muertos, se destaca un incidente de este tipo", dijo al diario El País el subdelegado del gobierno nacional en Córdoba, Rafaela Valenzuela. "Es completamente irresponsable, porque esa cantidad de personas multiplicadas podría causar un brote, y eso significaría que Córdoba, después de pasar a la Fase 2, tendría que dar un paso atrás. Eso es imperdonable”. En Europa, España es uno de los países más afectados por el coronavirus: tiene más de 239 mil casos confirmados y más de 27 mil muertos.

EI / DS