7th de March de 2021
REPERFILAR Análisis

Inflación aprobada, salarios a marzo

Hay un gran logro con la inflación, 20 puntos menos que en la era Macri. Pero hay un gran déficit con respecto al ingreso de los hogares. Hay que corregirlo si queremos crecer y mejorar el consumo.

17-12-2020 22:21

Se han conocido los últimos datos de inflación. Para el mes de noviembre, la inflación a nivel general fue de 3.2 por ciento proyectada para fin de año aproximadamente 35 puntos. Va a ser un gran logro del gobierno porque va a haber descendido casi 20 puntos el último registro del desastre que dejó Macri en términos inflacionario, que era, según Macri, en los inicios de su gobierno la asignatura más sencilla de resolver. Se fue con 55 puntos de inflación e brochazo. Ni pudo pedir mesa para volver a recursar la materia.

De todas maneras, la inflación de 35 puntos sigue siendo una inflación alta. Se han conocido además los datos de alimentos y bebidas, llegó a 40 puntos y está por arriba de la inflación general. Si bien este mes registró también una caída, el rubro por excelencia que fija el gasto de los hogares trabajadores, los hogares de clase media y media baja, que es el rubro alimentos y bebidas que está por sobre la inflación general.

De todas formas, como para complementar y tener un panorama más completo de lo que está sucediendo, también se conocieron datos de ingresos pero correspondientes al segundo trimestre del año 2020. Un poco atrasados. Pero no van a cambiar mucho para este tercer trimestre.

Las dos pandemias

Voy a dar algunos pocos datos como para no abrumar ni aburrir. El salario promedio de los trabajadores registrados es malo: para este para septiembre del año 2020 fue de 39 mil pesos y el salario en manos de los trabajadores informales, es el 34 por ciento del total de trabajadores asalariados, fue de 17.800 pesos.

En ambos casos está por debajo la remuneración de la línea de pobreza, que está fijada hoy en 52 mil pesos. En aquel momento, en septiembre en 48 mil pesos y también en el caso de los trabajadores informales, por debajo de la línea del hambre, por debajo de la línea de indigencia.

O sea, hay una crisis de ingreso familiar descomunal que explica el por qué no arranca el consumo. Porque el consumo requiere de ingreso y para que eso exista, en el 80 por ciento de los hogares tiene que haber mejoras salariales tanto formales a través de paritarias libres como informales, a través del arrastre del salario mínimo vital y móvil, que quedó fijado en menos de la línea de indigencia, 19 mil pesos para marzo cuando se actualice.

Definitivamente tenemos un gran logro con la inflación, 20 puntos menos que era necesario por el desquicio macrista, pero un gran déficit con respecto al ingreso de los hogares. Seguimos teniendo salarios de los trabajadores por debajo de la línea de pobreza e incluso de la indigencia y al igual que jubilaciones y pensiones. Hay que corregirlo si queremos crecer y mejorar el consumo.

 

En esta Nota