1st de March de 2021
REPERFILAR Análisis

La agenda de Cristina Fernández de Kirchner

La economía argentina necesita crecer y para que haya crecimiento ya se ha demostrado más de una vez, se necesita consumo doméstico.

23-12-2020 14:20

Mucho se ha comentado de la reunión que hubo en el Estadio Único de La Plata, bautizado ahora Diego Armando Maradona, junto con una de sus tribunas, Alejandro Sabella, a partir del fallecimiento del ex director técnico de la Selección Nacional. Mucho se comentó pero creo que lo más importante claramente fue el reforzamiento que hizo Cristina Kirchner de la agenda del Gobierno nacional, planteando de cara al 2021 cuatro temas que, a juicio de ella y de un sector importante de la ciudadanía, son centrales y estratégicos y habrá que resolver, sobre todo en un momento en que la Argentina debe salir de la recesión y para volver a crecer.

Los cuatro puntos en cuestión fueron, obviamente, primero los salarios. Como dijimos varias veces en esta columna, hoy el salario está 4 puntos por debajo de la inflación. Una inflación proyectada de 35,5% contra 31,8% de aumentos salariales en promedio interanual. Estamos todavía por debajo de la inflación y no hablemos cuando comparamos con alimentos y bebidas, donde la inflación es de casi 40 puntos.

La recomposición salarial es central. El segundo punto son jubilaciones y pensiones, hoy tiene 35,5% de aumento para marzo. Eso va a ser la inflación acumulada, pero todavía queda por reponer los 22 puntos de caída de poder adquisitivo, de jubilaciones y pensiones que se perdieron con Mauricio Macri y por lo tanto, el poder adquisitivo de jubilados y pensionados sigue siendo un déficit y una deuda para con el Gobierno nacional.

El año de la pandemia ¿Y el gobierno?

El tercer tema es claramente tarifas. Ya hay presiones de los lobistas de las empresas distribuidoras para aumentos de tarifas que van desde el 50 al 80 por ciento y eso obviamente para el 50 por ciento de la población que está en situación de pobreza hoy es imposible de pagar dado que no pueden afrontar las tarifas actuales. No hay capacidad de administrar ningún aumento para la mitad de la población pobre.

El INDEC dio a conocer la cifra de pobreza recientemente, llegando al 41% para el tercer trimestre. Finalmente, el tema en el que se centró Cristina fue el costo de los alimentos. Hoy la inflación anual de alimentos y bebidas es del 40 por ciento. Volvamos a señalar que el aumento de jubilaciones y pensiones es del 35,5 y el de salario 31,8 por ciento.

Es evidente que esto hay que administrarlo de otra manera dado que los precios de alimentos y bebidas deben ser claramente fijados en función de la capacidad de ingreso familiar que hoy está muy disminuida. Para que todo esto sea posible. El gobierno debe tomar como propia esta agenda que planteó Cristina y claramente será la que nos lleve a el crecimiento que necesita.

La economía argentina necesita crecer y para que haya crecimiento ya se ha demostrado más de una vez, se necesita consumo doméstico. El 70 por ciento del crecimiento argentino lo explica el consumo doméstico y hay que mejorar para esto jubilaciones, pensiones, salarios y morigerar el aumento de precios de la mejor manera.