martes 11 de mayo de 2021
REPERFILAR Opinión

Los libros de la pandemia

"La Peste" de Albert Camus y "Diario de la Guerra del Cerdo" de Bioy Casares, tomaron notoriedad en la pandemia. Este último regresa con un viraje fundamental: la idea de que haya que cuidarse en las casas y en las reuniones familiares.

28-12-2020 23:50

Un libro del que, por razones obvias, se habló muchísimo a lo largo de 2020, es La Peste de Albert Camus. Libro que yo no leí, de manera que quede escrupulosamente fuera de esas conversaciones.

Pero recordarán seguramente que en una etapa del desarrollo de esta pandemia se invocó muchísimo, también Diario de la Guerra del Cerdo de Bioy Casares. Fue en aquel momento en que en que se consideró la posibilidad de concentrar el cuidado sobre los viejos. Aunque la palabra "viejos", por algún motivo, empezó a recibir como una carga de hostilidad que antes no tenía y se reemplazó el término por adultos mayores.

Se empezó a considerar un cuidado especial destinado a los adultos mayores. Y aunque se trataba del cuidado de los viejos y no de proponerse matarlos, como ocurre en la novela de Bioy Casares, lo cierto es que esa asociación se produjo. Se habló bastante en aquel tramo de Diario de la Guerra del Cerdo respecto de la cuestión de las consecuencias de la pandemia, los cuidados a tomar, los jóvenes y los viejos.

Eso me llevó a recordar que hay un momento de la novela de Bioy Casares que de hecho se publica a fines de los años 60, otro momento en que por otras razones políticas y sociales, la cuestión de la juventud y los no jóvenes estaba muy exacerbada.

COVID como arma política

Pero decía hay un tramo de la novela de Bioy Casares en el que se produce un viraje decisivo. Hasta ese momento, los viejos amenazados de muerte por los jóvenes lo que hacían era esconderse en sus casas. En algún punto, incluso acentuar esa interioridad, esconderse dentro del dentro de sus casas. Un altillo, un reducto dentro, dentro de cada casa. Es decir, la amenaza en las calles, las casas como refugio.

En la novela de Bioy se produce un viraje, el viraje al que me refería, porque en algún momento las propias casas y la propias familias pasan a ser motores de agresión. Y los viejos, al revés de lo que pasaba hasta ese momento para protegerse, tienen que empezar a circular por las calles.

La idea de que la familia, el interior de la casa, pueda volverse amenazante, dar vuelta la ideología que asocia familia y hogar con protección es un momento clave de la novela de Bioy Casares. Y fue un momento clave también en 2020, de la manera de pensar la pandemia. 

La idea de que haya que cuidarse en las casas y en las reuniones familiares de una manera especial, como pasamos estos días los de las fiestas de fin de año, enmarcados en gran medida en reuniones familiares en nuestras casas. Me parece que esa referencia regresa como algo fundamental en la casa y con la familia hay que cuidarse.