02 dic 2020
REPERFILAR |Opinión
viernes 30 octubre, 2020

Lo que dejaron las tomas de Guernica y el caso Etchevehere

Una se trata de una disputa familiar que se volcó a la opinión pública, mientras que la otra es el resultado de la falta de políticas activas por parte del Estado. Aunque en ambas intervino el Gobierno.

María O'Donnell

viernes 30 octubre, 2020

La señal del gobierno de Axel Kicillof en la Provincia de Buenos Aires fue una decisión de hacer un gran operativo, por sorpresa. Los últimos que quedaban en la toma de tierras en Guernica dijeron que pidieron tiempo y les aparecieron por sorpresa, cosa que es así.

Organismos de derechos humanos denuncian que esto hizo que en el lugar haya niños, que la gente no hubiese terminado de sacar las cosas de sus casillas. Además, detuvieron a una menor de edad y a gente que estaba protestando fuera del predio.

Hay una serie de cuestiones que se tienen que esclarecer. Aunque es una señal muy contundente del gobierno de Axel Kicillof respecto de aquellos que decían que titubeaba a la hora de defender la propiedad privada.

Creo que eran imágenes que se vieron eran muy tristes. Lo que pasa es que hay que entender a qué público se dirigen o el mismo Sergio Berni, ¿En qué sentido? Creo que hay pocos temas más divisivos de lo que es la agenda de políticas públicas que el tema de la vivienda. Porque en la Argentina la vivienda es casi un bien inaccesible para la clase media, porque vivimos en un país con inflación, sin crédito hipotecario, donde el metro cuadrado se vende en dólares y a lo largo de las últimas décadas sistemáticamente ha ido aumentando.

Esto es el fenómeno de la inquilinización, hay cada vez más inquilinos en la Ciudad de Buenos Aires. La clase media que paga sus alquileres y que no accede a la posibilidad de comprarse una propiedad en un país que tiene un déficit de vivienda, no solo entre los sectores populares, es altamente sensible políticamente.

La carta de Cristina Kirchner busca restaurar la autoridad presidencial

Creo que si bien los organismos de derechos humanos y las organizaciones de izquierda se quejan hay un cierto sector, importante de la opinión pública de la provincia de Buenos Aires que apoya esto. Por lo cual, no hay costo sino que es bien visto, porque es un tema lamentablemente muy divisivo respecto de aquellos que no tienen acceso a la vivienda y les parece injusto que si alguien usurpa; y capaz no se pueden poner en los zapatos de alguien que viven en condiciones de tanta precariedad. Como lo es una toma de un terreno inundado, con cuatro postes y una tela. No digo que sea la solución.

El Estado tiene que hacer políticas activas en este sentido. No estoy segura que sea un costo que a Berni le moleste pagar. Me parece que al contrario.  

No todas las tomas son iguales. El tema de Entre Ríos era un tema familiar, hasta que Grabios se mete en el medio y el Gobierno tiene un primer momento muy confuso con la presencia de funcionarios nacionales, que visitan el predio. Después se empieza a despegar cuando aparece la oposición planteando que hay un ataque a la propiedad privada. Asoma el conflicto con el campo.

Para el fiscal de Guernica, "las víctimas reales son los propietarios"

Al Gobierno la situación de Grabois lo incomoda y le genera problemas. Pero también tuvo momentos ambiguos con todo lo que pasó en Entre Ríos.

También hay que tomar nota que el negociador de la toma de Guernica fue el secretario general de La Cámpora, Andrés “Cuervo” Larroque que es el ministro de Desarrollo de Axel Kicillof. O sea que tenemos también a La Cámpora en ejercicio del poder tiene una actitud bien distinta a la que tuvo Grabois en Entre Ríos.

Me parece que Grabios dijo: “yo soy el abogado”, es el representante legal. “Si hay un desalojo, yo me retiro”. Hay una idea del cumplimento de la ley. Es una batalla legal que creo que tengo herramientas para ganarlas pero me voy a abstener a la ley.

Hay señales que indican que a Dolores Etchevehere esto la atraviesa emocionalmente. Me imagino a una mujer con toda su familia, que toma una decisión que denuncia que le falsificaron la firma, que ha sido víctima de violencia de género y extorsiones. Me parece que ahí hay un drama familiar. Me parece que a Dolores la atraviesa de una manera más personal.

Con el Feminismo se mezcla todo. La relación entre Grabois y Etchevehere surge del catolicismo. Son los dos profundamente católicos. Grabois sabemos que está en contra de la legalización del aborto. Es una cosa bastante confusa como se van generando las alianzas entre Dolores por un lado y Leonor, la madre y sus hermanos, por el otro. Creo que es un conflicto que volvió donde debía estar que es en el seno familiar.  
 


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5197

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.