lunes 27 de septiembre de 2021
REPERFILAR Análisis

Los motivos del enojo de Cristina

La vicepresidenta está disgustada con el gobierno de Alberto Fernández y decidió exhibirlo en público. Cree que la gestión no se termina de despabilar. Que han cometido muchos errores y que estos errores están horadando la base electoral que CFK aportó al gobierno. 

22-12-2020 22:59

Después de escuchar a Cristina Fernández de Kirchner en el acto en La Plata es bastante evidente que está enojada y molesta. Hay cosas del gobierno de Alberto Fernández que no le gustan y que decidió exhibir y mostrar su enojo en público, fustigando a los ministros.

La pregunta es: ¿Qué es lo que tiene a CFK tan enojada? Esta pregunta tiene repuestas diversas según a quien se consulte dentro del kirchnerismo. Una tiene que ver con una suerte de regalo que Alberto le dejó a Cristina para fin de año en el senado. Tiene que ver con la ley de legalización del aborto, porque si fracasara la apuntada será ella junto con el bloque oficialista. Aunque nunca lo promovió siente que tiene una enorme responsabilidad sin la garantía de tener éxito en esta materia y que los méritos se los van a llevar otros funcionarios, como Vilma Ibarra, que es una de las funcionarias con la que peor relación tiene. 

También están molestos con Marcela Losardo, la ministra de Justicia, socia de Alberto Fernández, que ocupa un lugar estratégico para las iniciativas con las que el kirchnerismo pretende revertir la situación judicial de la expresidenta.

La nueva estrategia de la oposición

¿Qué más le molesta a Cristina Fernández de Kirchner? Cree que el gobierno de Alberto Fernández no se termina de despabilar. Que ha cometido muchos errores, que estos errores están horadando la base electoral que CFK aportó al gobierno

Por eso hay que prestar atención a lo que habló en el Estadio Único de La Plata, cuando dijo: “No solamente nos votaron por la unidad, sino que la gente tiene un buen recuerdo de nuestros 12 años y medio Gobierno”. Así es como ella revindica sus gestión, su legado y plantea que lo que está pasando ahora viene a horadar su base electoral, porque hay un descontento muy grande.

Esto se debe a que fue un año de pandemia, la pobreza subió y Cristina Fernández de Kirchner quiere poner un freno a la suba de tarifas, que podría resentir el año que viene el poder adquisitivo de los trabajadores. Piensa también en el tema de los jubilados y así se compone la base electoral con la que Cristina está pensando el 2021. 

Felipe Solá explotó contra un diputado del Gobierno: “Chanta, versero, berreta”

Mientras que Alberto Fernández tiene otros frentes de pensar como es la negociación con el Fondo Monetario Internacional. Pero sobre todo como es la idea de ir bajando paulatinamente el déficit para lograr una estabilidad que le permita a Argentina crecer.

Un poco las visiones respecto de que es lo que tiene que pasar el año que viene son las que están chocando muy profundamente. De manera muy abierta, CFK ya se lo expresó en la asunción, cuando le dijo: “No lea los diarios presidente, préstele a atención al pueblo”. Y añadió: “Yo no soy hipócrita y nunca lo he sido”. 

Con lo cual está claro que después de lo  que dijo en La Plata, está enojada y muy insatisfecha. Hay que sumarle también el malestar con el área de Seguridad, porque  el haber llegado a la Casa Rosada en el velatorio de Diego Armando Maradona, justo cuando se desató la bataola de las barras bravas tampoco es algo que haya sido del agrado de la ex presidenta.