miércoles 28 de julio de 2021
REPERFILAR Opinión

La pelea entre Macri y Fernández

La columna fue tomada del formato audiovisual del programa "RePerfilAR", de NetTV.

26-08-2020 10:08

La lógica de Mauricio Macri se puede entender. Es un ex presidente que quiere todavía tener un lugar importante dentro de su espacio político y liderarlo si es posible. Se siente un poco amenazado por algunas causas judiciales, en una de las causas está secuestrado por un juzgado nada menos que el teléfono de su secretario privado, Darío Nieto, con algunas notas que hacen la intimidad de cuestiones del poder. Él tiene miedo por sus hijos, que queden involucrados en la causa del correo.

Hay motivaciones para Macri, para el tipo de accionar que está teniendo, aunque uno puede pensar que es irresponsable llamar a una marcha en plena pandemia, pero tiene una lógica el comportamiento de Macri.

El comportamiento de Cristina Fernández de Kirchner también tiene una lógica, dentro de lo que vino a buscar para su regreso al poder como vicepresidenta. Dio un paso al costado para que Alberto Fernández pudiera encabezar, con su propia agenda por supuesto, y la agenda de Cristina Fernández no puede sorprender a nadie. La reforma del Poder Judicial, que implica también revisar nombramientos y movimientos de jueces que siente que la persiguieron a ella y que le causaron enfermedad y malestar a sus hijos, incluso la cuestión que tiene que ver con la pelea con los periodistas, no hay nada nuevo alrededor de la actitud de Cristina Fernández de Kirchner.

Alberto contra Macri: "Fueron cuatro años que preferiría olvidar"

Lo más desconcertante, lo que está pasando ahora, es la actitud de Alberto Fernández. Hace ocho meses nada más asumía, prometiendo concordia, que iba a hacer todo lo posible para terminar con los enfrentamientos en la Argentina. En esa misma escena, cuando asume el 10 de diciembre, lo abraza a Macri fuerte, le saca la mano a Cristina de Kirchner, había claramente un mensaje. El 19 de marzo habla por teléfono con Mauricio Macri, fue la última vez que hablaron, pasan estos cinco largos meses de la pandemia, el clima se empieza a enrarecer, vienen las marchas, empieza la atención... ¿Y qué hace Alberto Fernández? rompe la intimidad de una conversación privada entre él y un expresidente para decir que Macri le dijo que se mueran todos los que se tengan que morir. Vaya uno a creerle, porque después Macri salió y dijo: "No, no es verdad".

O sea que alguno de los dos miente, pero más allá de eso, el que rompe ese pacto privado es Alberto Fernández. ¿Con qué finalidad? Él había mandado la reforma judicial al Congreso. Bueno, puede ser parte de un pacto también de Cristina Fernández, que lo hizo presidente finalmente, entran también el tema de las telecomunicaciones, congela las tarifas de teléfonos celulares, también Internet servicio público, el cable ya es más raro, no existe en ninguna parte del mundo, es Cablevisión, uno de los jugadores grandes acá en la Argentina. Como todo el mundo sabe, eso es dirigido exclusivamente contra el Grupo Clarín. Son preguntas de si vuelven aquellas viejas peleas... Ahora para pelearse con Macri, ¿qué sentido tiene?, cuando el único efecto que provoca, como lo dijo muy bien Lilita Carrió, es darle unidad a la oposición. La oposición que se estaba dividiendo alrededor de quienes cooperaban con Alberto Fernández, como Rodríguez Larreta, y quienes no, están todos unidos gracias a esta actitud desconcertante de Alberto Fernández.