miércoles 01 de febrero de 2023
SALUD EN MEDIO DE LA PANDEMIA

Los científicos vigilan el nuevo coronavirus NeoCoV, hallado en murciélagos africanos

El 26 de enero un grupo de investigadores chinos publicó los resultados de su investigación sobre el nuevo coronavirus, detectado en Sudáfrica. Todavía necesita mutación para interactuar transmitirse a los humanos.

27-01-2022 18:58

Mientras el coronavirus que causa la enfermedad Covid-19 ya infectó a 363 millones de personas y mató a casi 6 millones en todo el mundo, los expertos están vigilando un nuevo virus y son cautelosos a la hora de hablar de sobre el hallazgo. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que está monitoreando la situación del coronavirus NeoCoV como lo hace con los demás "virus zoonóticos" (es decir, surgidos en animales) pero destacó que aún queda por estudiar el riesgo para el surgimiento de una nueva pandemia.

"La OMS está trabajando en estrecha colaboración con la OIE [Organización Mundial de Sanidad Animal], la FAO, el PNUMA [Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente] y otras organizaciones para monitorear y responder a la amenaza de los virus zoonóticos", respondió la OMS al comentar sobre sobre NeoCoV.

 murciélago fructifero 20210115
Los investigadores han insistido en que una mutación podría provocar que el virus se transmita a las células humanas

La sexta extinción masiva de la Tierra es real y ya comenzó, advierten científicos

El 26 de enero un grupo de investigadores chinos publicó en el repositorio bioRxiv un estudio sobre el nuevo coronavirus NeoCoV, detectado en los murciélagos de Sudáfrica. Según el informe, en caso de una mutación el virus podría volverse peligroso para los humanos, por lo que se necesita monitorear su propagación.

Al mismo tiempo, el virus -que según la investigación es un "pariente cercano" del agente que causa la fiebre MERS que puede penetrar en las células aproximadamente de la misma manera que el SARS-CoV-2- necesita una determinada mutación para interactuar con el cuerpo humano. 

Ahora mismo sólo amenaza a los murciélagos, dijeron los científicos.

Papúa Nueva Guinea, un paraíso que podría llegar a ser el origen de nuevas variantes

"En este estudio, descubrimos inesperadamente que NeoCoV y su pariente más cercano PDF-2180-CoV pueden usar de manera efectiva algunos tipos de enzimas convertidoras de angiotensina en algunos tipos de murciélagos (ACE2) y, menos favorablemente, ACE2 humano para ingresar al cuerpo", informaron.

Los científicos chinos advirtieron sobre "una amenaza potencial para la bioseguridad" presentada por este coronavirus que, sujeto a mutación, podría transmitirse de animales a humanos y no puede ser "neutralizada de forma cruzada" por anticuerpos de Covid-19.

Todavía "es muy difícil evaluar el posible peligro" del NeoCoV

murcielagos virus
Según los científicos, NeoCoV tiene una alta tasa de mortalidad potencialmente combinada de MERS-CoV (donde una de cada tres personas infectadas muere en promedio) y la alta tasa de transmisión del actual coronavirus SARS-CoV-2.

Los científicos del Centro ruso de Virología y Biotecnologías Vector, por su parte, dijeron que son necesarios más estudios sobre el nuevo coronavirus para confirmar su posible riesgo para los humanos.

"De momento no se trata de la aparición de un nuevo coronavirus que pueda transmitirse a los humanos. Los riesgos advertidos por los científicos chinos tienen un carácter potencial y requieren más estudios", declararon a la agencia rusa Sputnik.

El "Arca de Elon": enviar animales a Marte y salvarlos de la extinción es la última idea de Musk

A su vez, el jefe del laboratorio de biotecnología del Centro de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, Serguéi Aljovski, calificó el nuevo descubrimiento de "serio e interesante", aunque señaló que "es muy difícil evaluar el posible peligro" de este virus.

"Este es un descubrimiento bastante serio e interesante, pero es muy difícil estimar el peligro directo de esta cepa en particular", dijo Aljovski.

"Podemos afirmar que hay una multitud de estas cepas circulando en la naturaleza y necesitamos estudiar esta multitud, esta diversidad genética, para promover la investigación en esta área" agregó.

La científica rusa Ana Cherkáshina, también opinó que sería precipitado hablar de un gran peligro para los seres humanos.

"Sería anticipado decir que es un nuevo gran peligro para toda la humanidad, se requiere realizar un estudio integral y continuo para llegar a conclusiones finales", subrayó.
Cherkashina, que dirige el grupo científico de Ingeniería Genética de Rospotrebnadzor, explicó que NeoCov es un virus conocido y que su genoma fue descifrado en 2014.