martes 13 de abril del 2021
SOCIEDAD Inseguridad
28-08-2018 11:47

Los celulares robados no funcionarán más en ninguna red del país

Será mediante un sistema que al cambiarle el SIM, la compañía lo detectará y lo bloqueará de manera automática.

28-08-2018 11:47

En la Argentina en promedio se producen cinco mil robos callejeros de teléfonos celulares por día, la mitad de los cuales tienen lugar en la ciudad de Buenos Aires y alrededores. 

Si se es víctima de un robo de esta índole, lo primero y fundamental es realizar la denuncia pertinente. A partir de este martes se activó un sistema gracias al cual todos los equipos que sean denunciados como perdidos o robados se bloquearán para que no puedan funcionar con ninguna red móvil del país.

Cada dispositivo cuenta con su propia identificación denominada IMEI y, una vez que se denuncia la pérdida o sustracción del aparato, ese código ingresa en una base de datos que desactivará el celular en el momento en el que se le introduzca una tarjeta SIM. Es decir, que lo inhabilitará para su uso. 

¿Qué es el IMEI? Según ENACOM, el IMEI es un código de 15 dígitos pregrabado por el fabricante para identificar cada equipo móvil. Este código identifica al dispositivo a nivel mundial. Estos IMEI están compuestos por un código de identificación de marca y modelo otorgado a los fabricantes a nivel mundial por la GSMA (Global System Mobile Association).

“Desde Enacom venimos trabajando para mejorar la prestación de los servicios de telefonía móvil para los usuarios. Las bases de datos para constatar los IMEI adulterados forman parte de un conjunto de medidas para evitar el robo de celulares y asegurar mejores condiciones para todas las personas que adquieren los equipos de manera legal, a la vez que resguarda la seguridad ciudadana”, afirmó Silvana Giudici, titular del ente de comunicaciones.

"Este plan comenzó hace dos años con un bloqueo de celulares robados y ahora continúa con el bloqueo de teléfonos cuyo IMEI ha sido adulterado. Las denuncias por robo de celulares bajaron como parte de nuestro plan para erradicar este tipo de delito y mejorar la prestación al usuario. Cuando tengamos el total de las líneas con nombre y apellido ya no van a existir más las 'cuevas' que intenten instalar chips en teléfonos adulterados", agregó la funcionaria.

Luego de una baja en las cifras de los robos de celulares en 2017, la problemática resurgió con fuerza en el primer semestre del 2018 y se teme llegar a los siete mil hechos diarios en poco tiempo. Los expertos recomiendan no exhibir los aparatos mientras se circula por la vía pública. "Las víctimas de los robos callejeros de equipos de telefonía celular no tienen la responsabilidad en los hechos, pero la verdad es que estamos ante un escenario muy complejo en relación a esta problemática, que registra muchos casos de violencia extrema cuando la gente intenta impedir los robos", indicó Jorge Giordano, gerente de la Cámara de Agentes de Telecomunicaciones Móviles de Argentina (CATEMA), en diálogo este domingo con Diario Popular.

Se roban unos 5 mil celulares  por día en la Argentina

Uno de los casos de mayor trascendencia mediática fue el de la joven estudiante de Medicina Brenda Bigiatti, a quien un delincuente intentó robarle el celular cuando se encontraba con un grupo de amigas en el ferrocarril San Martín y, en el forcejeo, la arrojó del transporte en movimiento. Tras estar en un mes internada en grave estado, logró recuperarse. 

Según informaron fuentes de la Policía de la Ciudad, desde mayo pasado se realizaron inspecciones en galerías y comercios de venta y reparación de telefonía celular para combatir la distribución de dispositivos robados. En los operativos, fueron detenidas más de 90 personas.

En ese marco, se llevaron a cabo un centenar de clausuras y se recuperaron 460 teléfonos que habían sido robados, los que ya tenían el número de IMEI adulterados. Los operativos se llevaron a cabo en galerías de Liniers, Once, Constitución, Pompeya, Microcentro y Retiro, donde se inspeccionaron 164 locales y se clausuraron alrededor de 100 comercios.

Con ayuda de un policía, los vecinos lincharon a un ladrón de celulares

El ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad, Martín Ocampo, señaló que en esas acciones "se busca desmantelar las mafias que están detrás del robo de celulares y que generalmente conviven con los motochorros". "Queremos mandar un mensaje muy claro: no permitiremos la comercialización de teléfonos celulares robados en la Ciudad, y vamos a seguir desbaratando estas cuevas de comercio ilegal todas las veces que sea necesario", indicó.

El ministro recordó que es esencial registrar los celulares llamando al *234#. "Si sufren un robo del teléfono inmediatamente hay que bloquearlo llamando al *910. Esto impide el uso, comercialización, importación y exportación de los mismos obtenidos a partir de maniobras delictivas o fraudulentas", detalló.

Paralelamente, para combatir el comercio ilegal de celulares, el bloque oficialista presentó en la Legislatura un proyecto de Ley que impulsa la creación de un registro online y gratuito de celulares y repuestos.

La iniciativa, impulsada por el legislador Ariel Álvarez Palma, buscar que las personas que se dediquen a la comercialización y reparación de celulares tengan que inscribir los datos de cada dispositivo que posean para la venta o su reparación; la descripción de las partes que utilicen y las operaciones de compraventa que realicen.

B.D.N./FeL

En esta Nota