SOCIEDAD
Ciberdelitos

"Me encanta robarle a los porteños" | Estafaron a una mujer que buscaba alojamiento para sus vacaciones

Un preso de la cárcel de Bouwer estafó a una señora de la Ciudad de Buenos Aires que buscaba alojamiento para su familia en Facebook para pasar fin de año en Los Cocos, Córdoba.

Estafas virtuales.
Estafas virtuales. | Cedoc

“Jojojo cómo me encanta robarle a los porteños porque son unos otarios, unos giles". Con ese mensaje un preso de la cárcel de Bouwer estafó a Lucrecia, una señora de la Ciudad de Buenos Aires que buscaba alojamiento para ella y su familia mediante grupos de Facebook para pasar fin de año en la localidad de Los Cocos, provincia de Córdoba.

La familia buscaba pasar del 28 de diciembre al 4 de enero, unos 6 días de vacaciones, aprovechando los feriados de fin de año. Buscaron referencias mediante redes sociales y así dieron con el número de un supuesto administrador de cabañas que les ofrecía la estadía a 35 mil pesos la noche hasta cuatro personas.

Entusiasmada con la propuesta, Lucrecia accedió a señar la estadía y el presidiario, para darle mayor credibilidad a la transacción, le informó que las reservas solo se hacían de manera presencial en el predio turístico, enviándole una ubicación que nada tenía que ver con el lugar.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

En el auge de las transferencias bancarias, la mujer aprovechó para proponer efectuar una y así señar ya definitivamente los días de alojamiento. El estafador accedió a pasarle un CBU y le pidió 65 mil pesos, un 25% del valor total de la supuesto precio final.

Banco de Córdoba: sacaba tarjetas retenidas por los cajeros para cometer estafas

Lucrecia en ese entonces y como muestra de confianza, decidió transferirle 145 mil y pagar de manera personal los 35 mil restantes. Se dio cuenta de la estafa cuando buscó en la web el predio en cuestión y resultó ser verdadero con una pequeña salvedad, los dueños habían estado denunciando que estafadores usurpaban el nombre de la empresa y la presentaban como propia.

Mediante la Defensoría de Córdoba la víctima pudo hacer la denuncia y fue derivada al área de Ciberdelitos de la Policía Federal.

La estafa se da en medio de un crecimiento exponencial de delitos como este en la Argentina: Solo en 2023, de acuerdo al Observatorio de Cibercrimen y Evidencia Digital en Investigaciones Criminales de la Universidad Austral (OCEDIC), las denuncias por estafas virtuales tuvieron un aumento cercano a 200% respecto al 2022. Además, se estima que se registraron 4.800 fraudes mensuales promedio.

GV CP