SOCIEDAD
una iniciativa solidaria

Bruma, la artista plástica que pinta cuadros y dona lo recaudado a los refugios para mascotas

Bruma Strafacio tiene 33 años. Es rescatista de animales desde hace más de diez años y también diseñadora de modas. Por el amor a las mascotas, en especial los perros abandonados o heridos, comercializa sus obras de arte y lo que recauda lo dona a los diferentes refugios para su mantenimiento. Su iniciativa también incluye pagar el tránsito de las mascotas, además de otorgar remuneraciones extras por el perro. También impulsa campañas de castraciones y vacunación. Su ideal de ver una Ciudad sin animales abandonados. Cómo fue su desembarco en el mundo del arte.

2023_09_10_bruma_strafacio_cedoc_g
Arte. Desde hace un año y medio Bruma destina lo recaudado a refugios. | cedoc

Dolor, altos costos en alimentación, medicamentos y cirugías, buenas condiciones de alojamiento y hospitalidad son algunas de las dificultades que deben enfrentar quienes están a cargo de los refugios para mascotas, en especial para perros. Atenta a estas circunstancias, la artista plástica Bruma Strafacio decidió encarar una iniciativa que tiene por objetivo ayudar económicamente a estos lugares de resguardo

Desde hace un año y medio aproximadamente Bruma dona lo que obtiene por la venta de sus cuadros a diferentes refugios de perros. Pero además, también decidió solventar los gastos que representa el transitar de un perro hasta su adopción final a una familia. 

“Más allá de ser rescatista de perros desde los 20 años, empecé con esta iniciativa el año pasado cuando me enteré que un perro atropellado frente al Barrio Padre Ricciardelli (exvilla 1-11-14, del Bajo Flores) pasó una noche agonizando porque nadie lo podía llevar al veterinario. Cuando me avisaron de esa situación decidí costear su atención y después llevarlo a un refugio para su recuperación, por suerte Pistón está vivo”, cuenta Bruma Strafacio, durante su charla con PERFIL. “A partir de ese caso tomé la decisión de ayudar a los refugios con lo recaudado por la venta de los cuadros que hacía. Todo lo recaudado va destinado para los refugios caninos”, agrega.  

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Entre los refugios que ya recibieron la ayuda de Bruma figuran el Proyecto Hocicos Contentos (@proyecto.hocicos.contentos), que se encuentra en el barrio de Agronomía, y Zoobrevivientes (@refugiozoobrevivientes), el refugio canino ubicado en la localidad bonaerense de Merlo. 

Durante la charla con este diario, la artista cuenta que con la venta de los cuadros no solo colabora con los distintos gastos de los refugios, sino que su iniciativa también abarca los gastos que representa el tránsito de una mascota en un hogar. Para ello destina una suma fija por día para quien transite un perro hasta su adopción. “Es otra forma de ayudar. Entiendo que por estos tiempos es muy difícil transitar, y por eso ayudo a quienes deciden dar tránsito a una mascota. Además de los gastos por los diez días de tránsito, a la familia o persona que lo hace también se les otorga una remuneración extra por encargarse del perro”, explica la joven artista plástica de 33 años, quien también es diseñadora de modas. 

San Roque: el patrono de los perros que quedó huérfano y decidió ayudar a los enfermos

Más allá de sus días vinculados al mundo del arte y de las mascotas, Bruma también trabaja en el área administrativa de Plac Corr, la empresa familiar creada por su abuelo Pepe Strafacio, en el año 1974. 

Bellas Artes. Respecto a su desembarco en el mundo del arte, Bruma dice que “comenzó como un hobby hasta que tuve mi primera exposición en la galería Boards & Art de San Telmo y poco a poco, comencé a vender mis cuadros entre amigos, familiares y conocidos. Al principio, no me gustaba el tema de vender mis obras, pero le encontré otro sentido a ese hobby y decidí darle otro matiz a y dedicarme casi de lleno a pintar. Además, tengo como aliciente la premisa de ayudar con el internado y pensionado de perros abandonados”, señala. 

Y mal no le fue con esta propuesta solidaria. Hasta el momento Bruma, que pasó dos años sin DNI ya que a su madre no le aceptaban el nombre en el Registro Civil  por lo que decidió judicializar el tema hasta que finalmente se lo aceptaron, lleva vendidas unas 17 obras de arte abstracto que le permitieron encarar diferentes campañas de vacunación o de castración. En este caso, Bruma contó que “la última campaña de castración” la hizo “en el Delta”, donde tiene una “casa de fin de semana”. “Fue muy lindo ver cómo los isleños traían sus perros y gatos, en algún caso, a castrar. Hay demasiados perros abandonados, y muy pocas políticas en tal sentido. En la Provincia de Buenos Aires, por ejemplo, no hay campañas de castración y si se tiene en cuenta que las perras tienen dos períodos de celo al año, pueden llegar a tener diez cachorros o más cachorros por parimientos, con lo cual, la superpoblación de perros abandonados crece sin límites. Habría que hacer como los Países Bajos, en donde no hay perros abandonados”, revela. 

Quienes deseen formar parte de esta iniciativa de tránsito, Bruma tiene “colgado” en su cuenta de Instagram (@unbru.artgallery) el link en el que las familias o personas pueden inscribirse para transitar una mascota: forms.gle/AF7iweQPoCbmR29Z7.

 

Freno a la reproducción desmedida

Sin perreras y sin ninguna sangrienta cacería, los Países Bajos terminaron con una altísima tasa de perros abandonados, que provocó mordeduras y hasta un brote de rabia. 

A partir de los 90, guiados por la World Society for Animal Protection (WSPA) el país implementó la iniciativa “castrar, educar e identificar” y redobló la apuesta implementando multas altísimas para quienes abandonen o maltraten a sus mascotas.

En este contexto, crearon el programa “Recoger, Esterilizar, Vacunar, Identificar y Regresar” (CNVR, por sus iniciales en inglés) a los perros abandonados, y así el Gobierno asumió el costo de las castraciones, realizándole este procedimiento quirúrgico al 70% de la población perruna y dándole un freno rotundo a la reproducción desmedida.

Al mismo tiempo, también realizaron una fuerte campaña de concientización a niños y adultos, y establecieron altos impuestos para la compra y venta de perros.

 


Festival de perros y gatos en Palermo

Desde el 30 de septiembre al 1° de octubre, de 11 a 18:30 se llevará a cabo en el Parque 3 de Febrero-Sector Parque Olímpico, ubicado en Av. Figueroa Alcorta y Dorrego el primer festival dedicado exclusivamente a las mascotas. 

Se trata de Mascotear, un evento que es organizado por la Cámara Argentina de Empresas de Nutrición Animal (Caene). 

En este sentido, y según datos recopilados por esa entidad, el 80% de los argentinos tiene al menos un perro o un gato en su hogar, siendo la Argentina el país que cuenta con más mascotas por habitante de la región, seguido de Chile (74%), México (56%) y Brasil (43%). Además, se estima que las adopciones de animales domésticos aumentó un 200% con la pandemia. Mascotear se presenta como un espacio integral para todo el sector. 

Quienes se acerquen al festival podrán disfrutar de actividades destinadas al cuidado y salud, principalmente de perros y gatos: nutrición, entretenimiento, diversión, tenencia responsable, adopción, plazas temáticas, kermesse, foodtrucks con propuestas gastronómicas mascoteras, pet’s shows, training center y activaciones relacionadas al mundo pet food. 

El evento también prevé dos días de jornadas de adopción responsable y vacunación gratuita brindado por el área de Mascotas del Gobierno porteño. 

La entrada es libre y gratuita previa inscripción en: https://festivalmascotear.com/.