jueves 01 de diciembre de 2022
SOCIEDAD Femicidio

Campaña para que destituyan a los jueces que ignoraron 18 denuncias de violencia de Úrsula Bahillo

La madre de la joven asesinada en 2021 pide justicia porque su hija hizo múltiples denuncias por violencia de género antes de que Matías Ezequiel Martínez la matara y no obtuvo respuestas.

13-10-2022 14:13

“¡Justicia por Úrsula! Destituyan a los jueces que nunca la escucharon” se titula la campaña que lanzó en Change.org Patricia Nasutti, la mamá de una víctima de femicidio que no había sido escuchada en sus sucesivas denuncias por violencia de género.

Úrsula Bahillo fue asesinada por el ex policía Matías Ezequiel Martínez el 8 de febrero de 2021, pero antes de eso ella había hecho 18 denuncias por los ataques que recibía de ese hombre. El femicida fue condenado a cadena perpetua, pero la lucha de la madre de la víctima continúa por la desidia previa de quienes no la escucharon. 

“Mi hija había denunciado 18 VECES al femicida por violencia de género, sí como leíste, 18 VECES… no me alcanzan palabras, ni las mayúsculas para hacerles entender la angustia, la indignación que me genera escribir esto”, dice el texto de la campaña. 

Caso Úrsula Bahillo 20211214
Úrsula Bahillo y su femicida.

“Dos días antes de que mi hija fuera asesinada, él había violado la perimetral, pero el estado siguió indiferente. La policía fue cómplice y ni hablar de los jueces ¿de qué sirve denunciar si el estado está completamente ausente cuando pedimos auxilio?”, continúa.

“Por eso creé esta petición porque es hora de que este sistema ineficaz termine. Necesitamos que se realice un juicio político a los jueces que nunca escucharon a mi hija. Luciano Callegari y Marcelo Romero son igual de responsables que el femicida. Ambos deberían ser destituidos por su ineficacia”, subraya.

"El Presto" desaparece de Twitter tras ironizar sobre el femicidio de Úrsula Bahillo
 

Según detalla, Callegari ignoró las denuncias y Romero no dictó su detención inmediata. “El femicida de Úrsula ya había sido condenado a 4 años de prisión por los delitos de ‘lesiones leves agravadas en concurso con amenazas agravadas’, en una causa iniciada por una ex pareja”, señala.

“Los femicidios se incrementan año a año y la vida de las víctimas de violencia de género no puede seguir dependiendo del trabajo de estos jueces que ignoraron a mi hija por completo y le costó su vida. En nombre de Úrsula y las que ya no están, decimos NI UNA MENOS”, concluye el texto.

RB / MCP