domingo 14 de agosto de 2022
SOCIEDAD CORRUPCIÓN DE MENORES

Condenaron a ocho años de prisión al "abusador ilustre" de Gualeguaychú

Se trata de Gustavo Rivas, un reconocido abogado, historiador y excandidato a gobernador entrerriano.

22-05-2019 11:50

Gustavo Rivas, más conocido como "el ciudadano ilustre" de Gualeguaychú, fue condenado a ocho años de prisión por "corrupción y promoción de la prostitución" en el caso de un menor de edad. La fiscalía, representada por Martina Cedrés y Lisandro Béhéran, había pedido 25 años de cárcel, pero el Tribunal de Juicio y Apelaciones de Gualeguaychú lo absolvió en las otras 11 denuncias, en un juicio oral pero no público que empezó el 1° de abril.

La causa contra Rivas, un reconocido abogado, historiador y excandidato a gobernador entrerriano, surgió a partir de una nota publicada en la revista Análisis Digital de Paraná, donde se lo acusaba de abusar de más de 2 mil adolescentes de 15 y 16 años, entre 1970 y 2010. “Los abusos del doctor” fue el título de la tapa de la revista en cuestión donde el periodista de investigación Daniel Enz realizaba la descripción del caso: "Durante más de 40 años, el abogado, historiador y ex candidato a gobernador por la Ucedé, Gustavo Rivas, cometió graves abusos y corrupción de menores en su ciudad".

Gustavo Rivas dice que la causa “está inflada”

En ese momento, los cálculos  de la publicación indicaban que, por lo menos, había corrompido a unos "2.000 adolescentes de entre 15 y 16 años, entre 1970 y más allá del 2010". "Les pasaba videos pornográficos; los masturbaba; les practicaba sexo oral; se hacía penetrar o colocar elementos importantes en su ano, en encuentros semanales en su casa. Nunca nadie lo denunció ante la justicia, por temor al poder que sigue teniendo en la sociedad de Gualeguaychú", agregaba.

"Rivas se desempeña como docente y apoderado legal del Instituto Agrotécnico. Un ex alumno recordó que por los años 1999- 2000, el abogado se dedicaba a invitar a alumnos varones a su casa. Uno de los directivos de dicho colegio en esa época, se complotaba con él para organizar “fiestas” en la casa, a la que también asistían alumnos", explicaba el texto que reveló los abusos sufridos.

"Abusador ilustre": prescripción y balance positivo en la primera semana de juicio

"Nos sentábamos a tomar algo abajo, a comer algo y nos iba invitando a subir a su habitación, uno a uno. Todo era a cambio de dinero. Arriba tenía tres dormitorios y uno de ellos era para las prácticas sexuales. Era una cama con control remoto de una plaza y media; TV con una luz normal de arriba, con música. Ahí te practicaba sexo oral. Él ofrecía que lo penetráramos. Tenía un pago determinado por cada cosa. Si lo penetrábamos se cobraba más que sexo oral. Era como el equivalente a 200 o 300 pesos de ahora", relataba una de las víctimas.

Rivas llegó a juicio con doce denuncias en su contra. Dos de las víctimas fueron desestimadas porque sus denuncias prescribieron, como había pedido la defensa del acusado. Los hechos ocurrieron entre 1975 y 2011, y las víctimas tenían entre 14 y 15 años.

A.B./FeL