2nd de March de 2021
SOCIEDAD Datos oficiales de la Pandemia
30-04-2020 14:06

Se confirmaron 124 casos de coronavirus en las villas porteñas

Con 57 contagios, la Villa 31 de Retiro es la que mayor número de casos presenta. La sigue la Villa 1 11 14, con 48. El plan del Gobierno porteño para mitigar la circulación social del virus.

30-04-2020 14:06

Hasta este jueves el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires confirmó 124 casos de coronavirus en las diferentes villas porteñas. Entre los asentamientos más afectados se encuentran la Villa 31 de Retiro, Barrio Carlos Mugica, con 57 casos y la Villa 1 11 14, Barrio Padre Ricciardelli, en el Bajo Flores, con otros 48 contagios. La distribución de casos en los barrios vulnerables se completa con tres casos en la Villa 15, Ciudad Oculta; dos en la Villa 20 de Lugano; dos en Barrio Fátima, y uno en la Villa 21- 24, de Barracas. También se registró un caso en el Barrio Mitre, en la zona de Saavedra. Por otra parte, las fuentes gubernamentales señalaron que existen otros 10 casos de los cuales hasta este jueves no se tienen precisiones.

Por su parte, el equipo de Epidemiología del Ministerio de Salud porteño trabaja con 64 casos sospechosos de haber contraído el virus, por tratarse de contactos estrechos de los casos positivos.

Las características propias de estos barrios como el hacinamiento, espacios reducidos, muchas veces sin la ventilación adecuada, falta de higiene y saneamientos, facilitan la propagación del virus entre las personan que residen en estos asentamientos informales. A estas situaciones particulares, además, se les suma la falta de agua en diferentes casas de los sectores Güemes, San Martín Ferroviario, Comunicaciones, y Cristo Obrero, entre otros.   

Temor al contagio, hambre y hacinamiento: cómo se vive la cuarentena en las villas

La Ciudad, a través del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat informó que se dispusieron diferentes líneas de trabajo para tratar mitigar el impacto del virus en estas urbanizaciones informales. Entre ellas figuran el refuerzo en la seguridad alimentaria; acciones de higiene y salud urbana, y un plan para los adultos mayores que viven en barrios vulnerables. “La presencia del virus en los barrios populares es una realidad. Desde el inicio de la pandemia sabíamos que esto iba a suceder por lo que tomamos todas las medidas correspondientes para relentizar la circulación social del virus”, afirmó Maria Migliore, titular del ministerio social porteño.

Respecto a la seguridad alimentaria, desde el ministerio porteño informaron que se aumentó la cantidad de raciones diarias en más de un 30%  con relación al mes de febrero de este año. Se pasó de alimentar alrededor de 90.000 personas a más de 105.000.  En este sentido, desde el ministerio informaron que las raciones se distribuyen en 561 puntos de la ciudad entre comedores comunitarios, centros de primera infancia, y jardines comunitarios. En este caso, de los 471 comedores que tiene la Ciudad, 316 se encuentran en barrios populares.

En cuanto a la higiene y salud urbana, Migliore explicó que “se garantiza la limpieza de los espacios públicos para reducir los focos de contagio”. En este caso, se realizan operativos de limpieza de hidrolavado, tanto en los complejos habitacionales como en los barrios. De las treinta y cuatro cooperativas de barrido y saneamiento que trabajan en las villas, tres limpian con agua y cloro las calles, veredas y fachadas de casas que desinfectan los espacios comunes de los barrios, según explicó la funcionaria.  En el Barrio 31, por ejemplo, se agilizó y modificó el sistema de recolección de residuos, incluyendo motos que retiran por el domicilio los residuos de los vecinos.

Entrevista al padre Pepe: "En las villas, la vereda es una extensión de la casa"

En cuanto a los adultos mayores que viven en los barrios populares, el plan consiste en trabajar con iglesias, referentes barriales y organizaciones sociales a fin de proteger la salud de los más grandes. “La Ciudad tiene dos lineamientos. Por un lado, a quienes viven solos les pedimos que no salgan de la casa y hemos conformado un grupo de promotores barriales que de manera diaria asiste a los abuelos y abuelas. Por otro lado, para quienes viven con sus familias y quieren cumplir con la cuarentena y por condiciones de infraestructura no pueden hacerlo, se dispusieron 28 centros de resguardo para que puedan acercarse y realizar el distanciamiento de manera segura”, afirmó, por último,  la funcionaria porteña.