3rd de March de 2021
OPINIóN Pandemia de Coronavirus
30-04-2020 13:20

Por qué salir de la cuarentena es una opción falsa

Eso de lo que antes podíamos distraernos, o que quedaba oculto por el "acelere" del día, querramos o no, ahora aparece ante nosotros sin darnos escapatoria.

30-04-2020 13:20

Más allá de cuál sea nuestra opinión sobre las decisiones médicas, políticas y económicas que en este tiempo han conmovido nuestras vidas, no hay dudas que debimos acomodarnos a una nueva realidad. Una realidad que a partir del distanciamiento físico obligatorio producto del coronavirus y los desequilibrios emocionales que trae aparejados, genera cambios cuya magnitud se verá con el tiempo.

Como nunca antes, todos estamos atravesando por la misma situación y nadie resulta inmune a las consecuencias. Será una ilusión, entonces, tratar de ahorrarnos el malestar que todo esto genera, por eso, lo que podría permitirnos recorrer este sinuoso camino de la mejor manera posible, será la actitud que tengamos frente a aquello que se nos impone. Al igual que el árbol en la tormenta, nuestra flexibilidad para adaptarnos a las inclemencias que arrecien nos permite permanecer de pie y “doblarnos” sin llegar a caer.

Coronavirus: cómo prepararnos para continuar el aislamiento

Vemos, sin embargo, que se configuran diferentes modalidades: aparecen los hipercríticos a quienes no le viene bien ninguna medida, los que se la rebuscan de algún modo, los negadores que actúan como si nada pasara, los cómodos a los cuales la cuarentena les vino “como anillo al dedo”…Cada cual, en función de su historia, pone en práctica los mecanismos que puede.

Encontramos en el Psicoanálisis (1) un gran aporte para intentar comprender lo sucedido por estos días. Quienes analizaban a sus pacientes durante períodos de crisis social, tuvieron la necesidad de reflexionar y teorizar sobre ello, y llegaron a comprender que las ansiedades y temores vivenciados en momentos de crisis, reeditaban y encubrían conflictos individuales preexistentes.

Los riesgos del placer, el sexting y su lado B

Las situaciones de crisis profundas (personales o sociales) en alguna medida nos ponen frente a la necesidad de hacernos cargo de nuestra propia realidad. Si antes culpábamos a “los otros” o a la “mala suerte” por nuestro malestar, o justificábamos algo diciendo que seguramente los demás “la tienen más fácil”, ahora esos argumentos no sirven. La gravedad del período que atravesamos nos pone frente a un desafío: elegimos sentirnos impotentes o intentamos elaborar, alcanzando un mayor nivel de maduración, aquello que se presenta necesario.

Quedarnos “en casa” las veinticuatro horas, sin compromisos ni actividades, metidos en el callejón sin salida de nuestro ser interior, hace  aparecer miedos, angustias, ansiedades, y también tiene la particularidad de lograr tamizar y dejar expuestas nuestras antiguas y ya conocidas dificultades.