sábado 08 de mayo de 2021
SOCIEDAD Puerto de Buenos Aires
19-03-2020 13:03

Coronavirus: turistas argentinos pudieron descender de un crucero a la deriva, tras días de incertidumbre

En la embarcación todavía quedan más de 1700 pasajeros extranjeros que no pueden descender al país debido a las restricciones.

19-03-2020 13:03

Luego de días de incertidumbre, el crucero Coral Princess finalmente llegó al puerto de Buenos Aires este jueves 19 de marco a la 1.30 de la madrugada. Tras una inspección sanitaria a todos los pasajeros, se constató que no presentaban síntomas compatibles con el coronavirus, y de los 1762 pasajeros, solo los 42 argentinos pudieron descender. Ahora tendrán que cumplir la cuarentena obligatoria.

Esta nave mantuvo en vilo al país durante días. Había zarpado desde Chile, lugar al que arribaron vía aérea los pasajeros que se embarcaron para realizar un tour de 14 días que se completaba con recaladas en Ushuaia, Puerto Argentino, Puerto Madryn, Montevideo y Buenos Aires. Transporta 1.700 turistas: 650 estadounidenses, más de 400 europeos y 42 argentinos, entre otros, según consignó el sitio Infobae. La mayoría de ellos provenían de zonas de alta circulación del Covid-19.

Así descendías los turistas argentinos del Coral Princess:

Días atrás, luego de ser autorizados a descender en Ushuaia tras un chequeo por el médico de a bordo, la empresa dueña del buque (Princess Cruisses) canceló sus operaciones a nivel mundial. En ese marco, la firma tuvo que reconocer que no poseía la capacidad de realizar un control a sus pasajeros y tripulantes. Tras esto, las autoridades municipales de Puerto Madryn (Chubut) y del gobierno de Uruguay, donde también buscó desembarcar, prohibieron su entrada.

Luego de días sin respuesta, esta madrugada pudo anclar en Buenos Aires. Ahora, las autoridades locales evalúan distintas alternativas para el resto de los pasajeros que continuarán dentro del crucero. Según consignó la agencia Noticias Argentinas, ellos no pudieron tocar tierra debido a la disposición de migraciones que cerró las fronteras. Los extranjeros no pueden descender, además, porque que todos los vuelos de las Aerolíneas Argentinas fueron cancelados. Una de las opciones que analizan podría ser que el barco vuelva a Brasil, donde sí hay vuelos disponibles.