miércoles 07 de diciembre de 2022
SOCIEDAD DIARIO PERFIL

El presidente de Paraguay, ¿un "latin lover" que está de novio con Jésica Cirio?

Fernando Lugo tiene fama de seductor, pese a haber sido párroco hasta convertirse en mandatario en 2008. Los detalles del presunto romance.

07-03-2009 21:20
¿Estaremos frente al nuevo soltero más codiciado de la región? En este caso no se trata de un actor ni de un modelo, sino que quien ocupó el centro de la escena de los asuntos del corazón esta semana fue Fernando Lugo, el presidente del Paraguay, y no sólo su país se hizo eco de los rumores. Desde hace casi un mes en el ámbito político se dice que el jefe de Estado ha tenido varios encuentros con una blonda made in Argentina. A principios de febrero, desde el diario paraguayo ABC se dijo que esta modelo había estado con el Presidente. “¿Será cierto que hace algunas semanas visitó Mburuvicha Róga (nombre de la residencia presidencial) la conocida vedette argentina Jesica Cirio?”, se pudo leer.
 
Sin embargo, la prensa estaba a la espera de nuevos condimentos para confirmar, la hasta ese momento posible historia sino de amor, al menos de sexo. Y con los días, la blonda llegó a la tapa de un diario del país vecino; la novedad era que Cirio habría compartido con Lugo el avión en el que la actriz se desplazó en el verano desde Carlos Paz –donde realizaba las funciones de Revista Latina– hasta varios puntos del país en los que realizaba desfiles.

Ávidos por saber si estaban en presencia de una primera dama, desde el diario Crónica de Paraguay intentaron confirmar las versiones que además hablaban de un vuelo juntos a Belém, Brasil, los últimos días de enero cuando Lugo concurrió al Foro Social Mundial. Pero Cirio negó todo y dijo no saber ni quién es el presidente del Paraguay. Además, explicó que su representante había contratado un taxi aéreo, que no sabía quién más lo alquilaba y que no siempre utilizó la misma nave para trasladarse. Pero habrá que ver qué pasa cuando Jesica visite Paraguay. “Estoy con la franquicia de mi marca (de cremas) y probablemente me voy para allá para el lanzamiento, no sé qué puede pasar cuando esté allá”, declaró. Y para no avivar esperanzas, dijo que si Lugo la invitara “para conocerla mejor”, no iría.
 
Este no es el primer ni único amorío que se le atribuye a Lugo. A pesar de su condición de párroco, función eclesiástica que cumplía hasta su designación como presidente, durante su campaña le atribuyeron 17 hijos no reconocidos.
 
La nota completa, en la edición impresa del Diario Perfil .

 

En esta Nota