viernes 07 de octubre de 2022
SOCIEDAD Efemérides 5 de septiembre

El primer Boy Scout del país era de Banfield y arrastró con él al Perito Moreno. ¡Siempre listos!

Aunque Chile logró primero el reconocimiento jurídico, el movimiento scout de América nació en la provincia de Buenos Aires gracias a un lector inquieto, un chico de 16 años con sed de aventuras. Tildada en sus orígenes de militarista, eclesial y machista, la agrupación nuclea hoy en Argentina a 70.000 personas de diversos credos, sexos y edades.

Cada 5 de septiembre se celebra en Argentina el Día de los Boy Scouts y en nuestro país, los miembros de la Asociación que los nuclea esperan un homenaje especial. Sin flores, ni premios ni discursos, sólo piden una buena acción. Pequeña o grande, no importa, sólo se requiere que sirva a alguien que lo necesite.

En los últimos años, los scouts de Argentina convocan a armar una flor de lis -su emblema internacional- con tapitas plásticas de botellas en alguna plaza, para luego donarlas a instituciones pediátricas que les dan un destino; por ejemplo la Fundación del Hospital Nacional de Pediatría Juan Pedro Garrahan.

Un ejemplo del famoso “siempre listos” que los identifica a partir de la arenga de su fundador: "Ustedes son muy parecidos a los caballeros y sus seguidores (…). Vuestra divisa es “Siempre Listos” para hacer esto”, pronunció Baden-Powell (B.P., como la sigla de "be prepaired" -siempre listos-, tal vez autorreferencial).

Boy Scouts de Argentina 20220901
"Scout" signifca "explorar"; el movimiento fomenta la vida al aire libre, la observación, la fortaleza y la solidaridad.

Argentina es el país que tuvo la primera patrulla scout de América, y sucedió en Banfield, gracias a un chico de 16 años. 

 

Primer Boy Scout argentino

Arturo Federico Penny estudiaba en un colegio inglés de la provincia de Buenos Aires cuando llegó a sus manos una revista que publicaba varias entregas de Robert Baden-Powell. En ellas, el creador del scoutismo narraba cómo había sido la primera experiencia scout del mundo, en el campamento de la Isla Brownsea, en Dorset, Reino Unido de Gran Bretaña, apenas un año antes, en 1907.

Entusiasmadísimo por esa inédita flema naturalista y solidaria, Arturo Penny fue corriendo a hablar con sus amigos y el 27 de agosto de 1908 ya estrenaban su nuevo rol de boy scouts en la patrulla Aguila, sobre la quinta del Dr. Daniel Inocencio Moreno (hermano del Perito Moreno), elegido Maestro Scout, justo enfrente de la estación de trenes de Banfield. 

Pero no todo quedó ahí, porque si hay algo que caracteriza a los scouts es la sed de aventuras en terrenos desconocidos y las primeras incursiones fueron en las “lejanas” localidades de Gándara, Claypole y Morón. 

Boy Scouts de Argentina 20220901

 

Boy Scouts de Argentina 20220901

Fue el mismísimo naturalista Francisco Pascasio Moreno quien fundó la Asociación de Boy Scouts Argentinos y, cinco años después, el presidente Hipólito Yrigoyen le puso la firma de reconocimiento al decreto nacional que le dio respaldo jurídico.

Tarde. En el medio, algunos jóvenes chilenos también quisieron vivir en carne propia su experiencia y nos ganaron de mano, porque obtuvieron el marco legal antes que Argentina y, por eso, la Organización Mundial del Movimiento Scout reconoce a Chile como el primer territorio scout fuera de “la madre patria” británica.

 

Scouts argentinos


Como suele suceder, tampoco todos estuvieron de acuerdo con el ideario original del scoutismo (o “escultismo”, como suele traducirse con menos gracia), plasmado en un decálogo redactado por el mismo Robert Baden-Powell, en 1907. Los primeros desacuerdos nacieron en la Iglesia y terminaron de tomar forma en 1937, cuando se abrió un ala nueva, la Unión Scouts Católicos Argentinos.

Sin embargo, las diferencias entre ambos se zanjaron en 1996, cuando se unificaron en el Grupo Scouts de Argentina –amén de que luego surgieron otras estructuras independientes, como los grupos scouts parroquiales.

En 1909, un año después de que el scoutismo hubiera asomado en el país, el propio Baden-Powell estuvo en el Cono Sur, supuestamente de vacaciones, pero aprovechó la ocasión para impulsar su marca. Se lo acusó entonces de querer militarizar a la juventud mundial

Repasemos tan solo algunas actividades de la precoz visita a Argentina (que se completó en Chile, Uruguay y Brasil): custodia permanente de un edecán, hospedaje en el Jockey Club, almuerzos y homenajes en el Círculo de Armas, visitas a Campo de Mayo y el Regimiento de Granaderos a Caballo, conferencias a Scouts en la Asociación Cristiana de Jóvenes (YMCA), etc.

Boy Scouts de Argentina 20220901

 

Boy Scouts de Argentina 20220901

Exactamente allí, en YMCA (Moreno 452) Robert Baden Powell dijo el 8 de abril de 1909: 

“La palabra “scouting” generalmente se asocia con actividades bélicas, pero nuestro Scouting es de otro tipo, y no es, como muchos creen “cosa de militares”. En realidad es un método para desarrollar la virilidad y el carácter que tanto necesitan nuestros futuros ciudadanos. En pocas palabras, consiste en ofrecerles un programa de prácticas de Scout, en lugar de la vagancia que crecientemente se pone en evidencia en estos tiempos", arrancó.

"(…) Si se le dice a un muchacho: “¡Hay que portarse bien!”, el naturalmente responde: “¡No tengo ganas!”; de modo que al igual que en la pesca, hay que poner en el anzuelo una carnada que al pez le resulte atrayente; nosotros presentamos al muchacho una “carnada” que le atrae y, luego de “picarla” un poco, la traga; esa carnada es precisamente el Scouting”, agregó el británico.

“Ingeniarse, la autodisciplina, la confianza en sí mismo, la agilidad física y su desarrollo, la caballerosidad, la lealtad y el patriotismo. Estas cualidades y otras afines se inculcan exclusivamente por medio de prácticas de pionerismo, como ser: tronchar árboles, construir cabañas y puentes, hacer fuego y cocinar a la intemperie. Participar en excursiones en plena naturaleza, en las cuales aprender a orientarse, a interpretar mapas y guiarse por ellos, a encontrar el camino en lugares desconocidos, a calcular a simple vista alturas y distancias, a comunicarse de lejos por medio de señales de distintas clases. A observar las costumbres de los animales silvestres, a conocer las plantas y los árboles de cada región, a familiarizarse con la bóveda celeste, con sus constelaciones, astros y planetas, y saber orientarse de noche por ellas, a velar por su salud, y a cultivar la resistencia física y el control de sí mismo”, enumeró sin pausa. 

“La caballerosidad se enseña con el ejemplo de los caballeros de antaño y de hoy, y se exterioriza en actos de ayuda al prójimo, en cortesía hacia las mujeres, en el respeto por la autoridad y en el valor personal, la honradez y el buen humor”, resumió.

“La Argentina, con su vasto territorio, presenta oportunidades que no se conocen en el viejo y oscuro Londres, y abrigo la esperanza de que el Movimiento, que ya ha sido acogido favorablemente en Alemania, Dinamarca y la India, tenga éxito también en este país”, vaticinó Robert Baden Powell.

 

De Banfield a Perito Moreno y miles de scouts más

Y el tiempo le dio la razón a Robert Baden-Powell ya que el movimiento scout congrega en elmundo unos 28 millones de adherentes y, en nuestro país, 70.000 miembros que, además, ya no sólo son niños católicos (la inmensa mayoría, de todos modos) sino también judíos, adultos, mujeres e incluso laicos y de determinadas colectividades de inmigrantes. 

Para todos ellos, hay un decálogo scout de oro:


1.    Ama a Dios y vive plenamente su Fe.
2.    Es leal y digno de toda confianza.
3.    Es generoso, cortés y solidario.
4.    Es respetuoso y hermano de todos.
5.    Defiende y valora la familia.
6.    Ama y defiende la vida y la naturaleza.
7.    Sabe obedecer, elige y actúa con responsabilidad.
8.    Es optimista, aún en las dificultades.
9.    Es económico, trabajador y respetuoso del bien ajeno.
10.    Es puro y lleva una vida sana.

“Yo (nombre completo) por mi honor prometo hacer cuanto de mí dependa, para cumplir mis deberes para con Dios, la patria, con los demás y conmigo mismo, ayudar al prójimo y vivir la Ley Scout” declaman los scouts de Argentina durante su juramento de ingreso a la institución.

Durante la pandemia de Covid-19, el scoutismo argentino implementó un programa especial de asistencia, "Plan Nacional de Voluntariado Scout", que trazó un camino de ayuda social que hasta hoy continúa.

Boy Scouts de Argentina 20220901

 

Boy Scouts de Argentina 20220901

 

¿Por qué el 5 de septiembre?


Durante mucho tiempo, se destinó el 1 de septiembre a recordarlos, pero desde que en la década del 40, las autoridades del Ministerio de Educación decidieron convertir el scoutismo en un tema de agenda escolar, sobre todo en los colegios primarios, esa fecha pasó al 5 de septiembre.  

Un cambio fácil de comprender. Rebobinemos. Fue el 1 de septiembre de 1928 cuando el General Severo Toranzo, entonces presidente del movimiento Scout de Argentina, dio un discurso radial por todas las emisoras del país en el que dedicó varios minutos a elogiar el scoutismo.  

Boy Scouts de Argentina 20220901
Saludo y emblema internacional.

Lejos estamos del militarismo de que a veces se oye tachar al escoutismo por personas que no se han tomado el trabajo de estudiar sus principios ni de seguir sus prácticas”, decía ese día entre otras cosas, Severo Toranzo –italiano de origen, pero naturalizado argentino-.

El hombre, que sería pieza clave de la autodenominada Revolución Libertadora de 1955, fue también el blanco de sospechas que lo vinculaban a un intento de asesinato del entonces presidente Juan Domingo Perón, cuando una dinamita hizo explotar el coche en el que se trasladaba, el 25 de mayo de 1957. 

El cambio de fecha para recordar al scoutismo argentino se asocia a la necesidad de apartar la actividad de cualquier contexto militar y/o antiperonista.