jueves 01 de diciembre de 2022
SOCIEDAD TESTIMONIO

La violencia contra los médicos es una realidad que crece

El director de contenidos médicos del programa E24, producido por Cuatro Cabezas vio de cerca todo lo que sucede en los hospitales públicos.

06-12-2006 14:29
En Argentina hay casi 20 millones de personas sin cobertura médica privada que recurren a los hospitales públicos en busca de soluciones. Si bien los profesionales que atienden en instituciones del Estado son fabulosos, están absolutamente desbordados. La falta de infraestructura y recursos hace que los episodios de violencia sean una lamentable realidad cotidiana, la misma que se da en una cancha de fútbol o en un aula. Es casi lógico que pacientes que tienen que hacer cola desde las cinco de la mañana para pedir un turno, o los que deben esperar de tres a seis meses para poder ser operados se pongan de malhumor y ante cualquier inconveniente reaccionen de una manera inadecuada.

Las amenazas y las agresiones verbales que muchas veces llegan a lo físico son muy frecuentes en los hospitales públicos que retratamos en E24. Nuestra cámara fue testigo de numerosos episodios de violencia a los que deben enfrentarse los médicos de guardia, o los que viajan en la ambulancia para atender una emergencia a domicilio. Muchas veces las críticas y cuestionamientos causan más estrés que las agresiones físicas.

La violencia contra los médicos es una realidad que crece, aunque no es un fenómeno exclusivo de nuestro país. En las tres temporadas de U24 que grabamos en los centros de salud de España nos encontramos con problemáticas similares.
Las medidas que se han tomado para frenar estos episodios son variadas: están quienes proponen colocar detectores de metales en la puerta de las instituciones médicas, otros contratan guardia privada y hacen que las clínicas se conviertan en verdaderos fuertes. Pero ninguna de ellas resuelve la cuestión de fondo, que es garantizar la salud pública, un derecho de todos.

* Cardiólogo, director de contenidos médicos de la productora Cuatro Cabezas.

En esta Nota