miércoles 30 de noviembre de 2022
SOCIEDAD Demencial

Un nene de 8 años trató de asaltar, armado, una joyería en Moreno

"Dame todo y no te hagás el bol... porque te voy a quemar", le dijo al dueño del negocio, que tuvo curiosa reacción. Mirá el video.

20-02-2019 20:05

Es difícil hablar de límites para la sorpresa en materia de inseguridad, pero el caso de un nene de 8 años que entró armado a una joyería en Moreno con fines de robo generó amplio eco este miércoles, no solo por sus insólitos ribetes, sino porque se produce en momentos en que se debate la posible baja en la edad de imputabilidad delictiva los menores.

El caso del precoz delincuente se produjo en un negocio de joyería y bijouterie del centro de Moreno, y los detalles se los contó a Crónica TV el propio dueño del comercio, Nicolás García, indicando que "el chico golpeó la reja y pensé que me iba a pedir algo de comer, así que por eso lo dejé entrar".

Sin embargo, el nene se paró cerca del mostrador y su amenaza a García es una radiografía cruel de los niveles que alcanza la inseguridad en vastas zonas del Conurbano: "El pibito me dijo que le diera todo, que no me hiciera el boludo porque me iba a 'quemar'. Ahí sacó la pistola y la puso sobre el mostrador, para asustarme".

 

El comerciante le dijo a Crónica que pensó que "el arma era de juguete, no podía creer que estuviera hablando en serio, sobre todo porque estaba solo y hablaba muy tranquilo". Sin embargo, el arma era real, pero la reacción de García fue rápida, tomó el arma que el nene apoyó en un momento sobre el mostrador, y luego de tomarlo del hombro, lo llevó a la puerta, sacándolo del local.

El massismo presentó su "Código Justo": propone bajar la edad de imputabilidad a 14 años

"Aproveché el descuido del pibe cuando puso la pistola sobre la mesa, lo tomé del cuello y lo saqué a las corridas del negocio. Casi que ni pensé en lo que estaba haciendo", admitió García sobre el asunto, contando que luego se dirigió a la Comisaria de la zona para hacer la denuncia.

La respuesta policial fue lacónica: "Me dijeron que como era un menor de 8 años, no podían hacer nada. Me volví loco y me llené de frustración, pero este es el país en el que vivimos", contó García. "Incluso tengo temor porque me dijeron que si sigo jodiendo me van a romper todo", concluyó el comerciante, señalando que espera "protección policial".

 

H.B.