jueves 08 de diciembre de 2022
SOCIEDAD Nada ha cambiado luego de la "Masacre de Campana"

Otra polémica prisión domiciliaria del juez Schiavo

Mandó a su casa a un gendarme acusado de "abuso sexual doblemente agravado", delito que prevé hasta 20 años de prisión. Lo fundamentó "en la buena impresión" que le causó el procesado.

20-03-2009 04:08

Mientras el Jurado de Enjuiciamiento avanza con el proceso que podría terminar con su destitución este año, el juez de Garantías Nicolás Schiavo volvió a ser noticia en las últimas horas con otra decisión polémica: mandó a la casa a un gendarme procesado por "abuso sexual doblemente agravado". Se trata de un sujeto que además del delito sexual cometido contra dos mujeres a una cuadra de la estación Bella Vista, llegó al extremo de ponerles el arma reglamentaria en la boca para que cedieran a sus instintos.

Lo curioso del tema es la fundamentación de Schiavo para autorizar la prisión domiciliaria del acusado: dijo que había tomado esa resolución "por la buena impresión que le causó el imputado".

Schiavo, vale recordarlo, es titular del Juzgado de Garantías 5 de San Martín y el año pasado ganó notoriedad por otorgar el arresto domiciliario controlado con una tobillera electrónica a Angel Fernández, luego responsable de  "Masacre de Campana", al asesinar al matrimonio compuesto por Marcelo Mansilla y Sandra Rabago y sus dos pequeños hijos de 11 y 8 años (los infortunados Milagros y Agustín Mansilla) . En aquella ocasión, y pese al espantoso episodio, el juez dijo que "no tenía nada que reprocharse".

Volviendo al caso actual, los hechos de los que acusan al gendarme ocurrieron el 28 de mayo y el 11 de junio del año pasado, a una cuadra de la estación Bella Vista del ferrocarril San Martín. Dos mujeres dicen haber sido atacadas por el sujeto, que las obligó amenazándolas con su arma reglamentaria, a practicarles sexo oral. Una de ellas presentó, al hacer la denuncia, su ropa con semen del gendarme, verificado luego con un estudio de ADN.

Sin embargo, pese a la carátula de "abuso sexual ultrajante doblemente agravado", delito que tiene penas de hasta 20 años de prisión, Schiavo otorgó al acusado la prisión domiciliaria. El fiscal Moccia había pedido la prisión preventiva, luego confirmada por la Cámara de Apelaciones y Garantías de San Martín.

El Jury que enjuicia a Schiavo está integrado por el presidente de la Suprema Corte de Justicia bonaerense, Juan Carlos Hitters,Además de Hitters integran el jurado de enjuiciamiento los senadores provinciales Santiago Nardelli (FPV) y Diego Rodrigo (UCR); los diputados Emilio Monzó (FPV), Raúl Pérez (FPV) y Damián Cardoso (Unión Celeste y Blanca) y los abogados Eduardo Hooft, Jorge Groppa, Rolando Fontela, Roberto Bulit Goñi y Pedro Cerowski Branko. La denuncia fue realizada por el diputado provincial Guido Lorenzino (FPV), porque el 16 de febrero de 2007 Schiavo le otorgó a Fernández la morigeración de la prisión preventiva en el marco de una causa por la que había sido condenado a 25 años de cárcel por violación y homicidio.

El hombre cumplía con un arresto domiciliario monitoreado por el uso de una tobillera electrónica pero en agosto fue detenido como el presunto autor material de los crímenes del matrimonio Mansilla y sus dos hijos, quienes habían desaparecido a fines de julio de su casa y cuyos cuerpos fueron hallados enterrados días más tarde a la vera de la ruta Panamericana en Alto Los Cardales, en cercanías de Campana. Los investigadores comprobaron que, mientras se suponía que estaba en su casa, el acusado salía a robar ya que lograba sacarse la tobillera.

 

En esta Nota