jueves 30 de junio de 2022
TRENDS Presencia espectral

Bahía Blanca: una familia abandonó su casa al asegurar que está embrujada

"Cuando se iba el sol, empezaba el infierno y apenas podíamos dormir", explicó Mario, el padre de la familia.

08-06-2022 13:59

Una familia de Bahía Blanca abandonó su casa por asegurar que estaba embrujada y vivir un “infierno” por las noches. “Apenas podíamos dormir”, relató Mario, el padre de la familia. 

Mario explicó cómo fue que comenzó el calvario en su casa al narrar: “No sabría decir por qué pasaba, pero recuerdo cómo empezó todo. Una noche escuchábamos ruidos, como si alguien corriese en el techo, y lógicamente pensamos que había algún ladrón. Prendí la luz del patio y salí, pero no había nadie”. 

Le sacó una foto a su novia en un hotel de Córdoba y lo que encontraron aterró a todos

En un diálogo con La Nueva, el padre de la familia contó que cada noche vivían hechos paranormales y dormir se volvía un calvario. ”A la noche, cuando esta presencia se manifestaba, nos metíamos en la habitación los cuatros juntos y hasta el amanecer no dejábamos salir a los chicos ni para ir al baño: teníamos terror”, recordó atemorizado el hombre. 

La casa que dicen que estaría "embrujada" pertenecía a los suegros de Mario y padres de su esposa, Carina. La pareja tiene dos hijos “muy chiquitos”, quienes sufrían constantemente las intimidaciones de este supuesto espectro.

Sócrates y Remedios de Escalada, Bahía Blanca 20220608
La casa se encuentra en la esquina de Escaladas y Sócrates.

Debido a que la situación era difícil de creer, los amigos de la familia ponían en duda que el hogar esté habitado por una presencia espectral. Sin embargo, una noche fueron a cenar y vivieron la experiencia en carne propia

Los miembros del hogar aseguran que un espíritu deambulaba por la casa, sobre todo de noche. “Se escuchaban como saltos en el techo, que empezaban a caminar, luego corrían y en algún momento se escuchaba cómo si alguien saltara hacia el patio. Era aterrador”, relataron. 

Cuando se iba el sol, empezaba el infierno y apenas podíamos dormir”, contó Mario. 

La solución que encontraron 

Melisa, una de las hijas de la pareja, relató que la presencia los perseguía hasta las habitaciones, puesto que contó que “una noche se escuchaban ruidos de alguien saltando al lado de la cama”. 

La familia, cansada de la actividad paranormal, decidió convocar a videntes y parapsicólogos para intentar echar a la presencia que noche a noche los obligaba a dormir con biblias apoyadas sobre el pecho

Preguntas y fantasmas

Sin embargo, la actividad sobrenatural continuó y la familia tomó la decisión de abandonar el hogar y poder ser libres del infierno que vivieron.

RdC CP