Despejado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
jueves 15 de noviembre de 2018 | Suscribite
50Y50 / Aborto: sesión histórica
miércoles 8 agosto, 2018

Por el embarazo adolescente, se ensancha la brecha laboral

El 69% de los casos no son planificados y afectan el estudio y la búsqueda del primer trabajo. El 70% de las “ni ni” son mujeres. El impacto de las relaciones desiguales.

por Patricia Valli

El Senado tratará el proyecto de ley de despenalización del aborto el miércoles 8 de agosto. Foto: Télam

El 69% de los embarazos adolescentes no son planificados. Y hay un porcentaje que no se conoce porque falta estadística”, señala Georgina Sticco, una de las fundadoras de la consultora Grow, sobre el impacto de la maternidad en el acceso al mercado laboral, a pocos días de que el Senado defina si aprueba el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo.

En la discusión por la legalización del aborto no se toma en cuenta que hay adolescentes que están en relaciones de desigualdad, relaciones tóxicas, que no se califican como violaciones pero donde el hombre es el que tiene el poder”, agrega. Es el caso de los hombres que presionan para no usar métodos anticonceptivos, por ejemplo.

Según el informe “Situación del matrimonio o convivencia infantil en Argentina”, elaborado por Mabel Bianco y Cecilia Correa, de la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM), hay 341.998 adolescentes de entre 14 y 19 años que conviven en situación de pareja, “ya sea unión consensual o legal por matrimonio. Al diferenciar por sexo, 111.810 varones de entre 14 y 19 años se encuentran en unión o casados. En el caso de las mujeres, 230.188 están unidas o casadas”, el 68% del total, lo que duplica al número de los varones. 

“Esto quiere decir que hay mujeres jóvenes que están en pareja con hombres mayores. Eso marca una relación de poder, mientras que muchos creen que el sexo se da bajo consenso”, explica Sticco.

Los datos de Unicef indican que en la región el 30% de las mujeres de entre 20 y 49 años estaban ya casadas o mantenían una unión desde antes de los 18 años, mientras que el 18% se casó antes de cumplir los 15 años. Y un estudio sobre la fecundidad y maternidad adolescente en Paraguay, Argentina y Uruguay indica que entre el 35 y el 44% de las madres menores de 14 años estaba en pareja al momento del nacimiento del hijo y entre el 50 y el 62%, en el caso de las madres de entre 15 y 19 años. 

“Ni ni”. Ese escenario tiene impacto en la escolaridad y en el mercado laboral. “La mayoría de las chicas que están transitando un embarazo no tienen contención en la escuela. Y cuando se mira el caso de los “ni ni”, el 70% son mujeres que cuidan” a sus hijos –y otros familiares–, agrega Sticco.

Un análisis de Economía Feminista marca que según la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del Indec, la tasa de actividad de las mujeres se reduce sustancialmente (de 54% a 39%) a medida que hay más niños y niñas en el hogar, y la brecha –la diferencia entre participación de varones y mujeres– se duplica (de 15% a 33%).

“La responsabilidad de brindar cuidados de manera muy temprana tiene consecuencias decisivas en las trayectorias, particularmente en el momento de insertarse en el mercado de trabajo”, indica un informe del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) a cargo de Gimena de León. 

“La mayoría de quienes no han iniciado aún su vida reproductiva estudia, no trabaja, no busca trabajo y no cuida a otras personas. Quienes tienen hijos, en cambio, participan más en la fuerza de trabajo y en la provisión de cuidado. Un 63% de quienes tienen hijos trabaja o busca trabajo, mientras ese porcentaje es de 49% en el caso de los jóvenes que no tienen hijos”, detalla.

Sub 19: el 17% son madres

En la Argentina, una de cada seis mujeres tiene su primer hijo antes de los 19 años. El 15% de nacimientos en 2014 fue de madres menores de 20 años. Esto implica que el 17% de las jóvenes de 19 años son madres. 

La maternidad adolescente se da mayormente en contextos de desigualdad, completa también Cippec. Así, 7 de cada 10 madres jóvenes pertenecen a hogares de bajos ingresos.

“Los embarazos tempranos tienden a ocurrir en estratos socioeconómicos bajos, mientras la decisión de postergar la procreación suele ser un comportamiento de estratos relativamente mejor posicionados, como una adaptación a expectativas de desarrollo educativo y laboral”, agrega el informe elaborado por Gimena de León.

 


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4449

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard