ACTUALIDAD
En el Cabildo de Luján

Alberto Fernández firmó un compromiso contra adicciones e insistió en "terminar con los desencuentros"

"Hay que recuperar la paz", recalcó. La campaña “Ni un pibe, ni una piba menos por la droga” la impulsa la Federación de Hogares de Cristo, que encabeza el padre “Pepe” Di Paola. 

El presidente Alberto Fernández, en Luján.
El presidente Alberto Fernández, en Luján. | Télam

Mientras el sector más duro del kirchnerismo se reúne esta tarde en Avellaneda, para pedir que la vicepresidenta Cristina Frenández sea la candidata del Frente de Todos en las próximas elecciones, el presidente Alberto Fernández firmó este mediodía en Luján un "compromiso" impulsado por la Iglesia en la lucha con contra las adicciones, especialmente de los jóvenes.

"La Argentina necesita terminar con los desencuentros y recuperar la paz", señaló el Presidente, destacando la figura del papa Francisco como "el mayor líder moral y ético que el mundo tiene", al cumplirse el próximo lunes los 10 años de su pontificado.

Allí Fernández se comprometió a trabajar en procura de "terminar con el flagelo del narcotráfico y trabajar por los caídos" por esa problemática, pero además de esa grave cuestión, que afecta a millones de jóvenes en todo el país, dejó otro mensaje para la interna política en general, recalcando que "los 40 años de democracia nos comprometen, nos obligan a ser parte. Argentina necesita terminar con los desencuentros y recuperar la paz. Se necesita terminar con los agravios, los insultos, las voces altisonantes para que volvamos a escucharnos y hablarnos".

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

"Hace falta que desaparezcan esos corruptos que se han enquistado en el Estado y protegen y defienden a los narcotraficantes", dijo el Presidente. "La droga es un serio problema en la Argentina, más afincado en algunos lugares que en otros. El narcotráfico es un problema gravísimo, porque es crimen organizado y tiene la capacidad de meterse dentro del Estado, corromper a las Fuerzas de Seguridad, a la Justicia, a la política", agregó.

El compromiso “Ni un pibe, ni una piba menos por la droga” es una campaña impulsada por la Federación de Hogares de Cristo que preside el cura José María “Pepe” Di Paola, un religioso que cumple una destacada tarea de asistencia pastoral en las villas y que guarda línea directa con el Papa Francisco. 

José María Di Paola, Padre Pepe: “Tenemos que lograr que en algún momento el Papa pueda venir a la Argentina”

Los Hogares de Cristo agrupan a centros barriales que dan una respuesta integral a personas con consumos problemáticos de sustancias psicoactivas. La campaña plantea la elaboración de políticas públicas que atiendan a todas las personas que están en consumo en sus propios barrios. Los Hogares de Cristo fueron promovidos por el entonces cardenal Jorge Bergoglio, cuentan con el apoyo de Cáritas Argentina y este año cumplen 15 años de existencia.

"Nos comprometemos a trabajar mancomunados por la libertad e independencia de las y los jóvenes esclavizados por el consumo problemático de adicciones en situaciones de vulnerabilidad", dice el compromiso que firmó el Presidente.

El acta de compromiso ya fue firmada en la semana por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, en su despacho del Senado.

"Están invitadas todas las autoridades al Cabildo de Luján. Queremos que la dirigencia política tome este tema como importante y más en este año de elecciones, que dentro de los temas de debate esté el 'Ni un pibe menos por la droga'. Creemos en el trabajo de prevención y recuperación. Se puede hacer mucho y creemos firmemente en la comunidad organizada", explicó 'Pepe' Di Paola. 

Entre los presentes en el Cabildo de Luján se encontraba parte de su gabinete como el canciller Santiago Cafiero; los ministros Eduardo 'Wado' de Pedro, Victoria Tolosa Paz y Gabriel Katopodis; así como el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel; el secretario de Culto, Guillermo Oliveri, el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, y dirigentes como Fernando 'Chino' Navarro, Federico Pinedo, Julio Piumato y otros referentes sociales y sindicales.

 

TE/HB