martes 29 de noviembre de 2022

Asalto con "modales" en Quilmes: "Quedate tranquila, salgo a robar porque lo necesito"

El ladrón saludó a la empleada del comercio con un beso luego de robarle. La empleada le preguntó "¿por qué haces esto?" a lo que el joven le respondió: “Porque lo necesito, má”.

14-10-2022 18:08

En casi todos los videos que registran robos a comercios se encuentra el patrón común de la violencia, pero en este caso, las cámaras de una pescadería de la localidad bonaerense de Quilmes, mostraron una insólita escena en donde el ladrón, luego de llevarse el dinero de la caja que administraba la empleada del comercio, le pidió que lo salude con un beso y le aclaró que lo estaban "esperando" afuera. "Salgo a robar porque lo necesito", le agregó.

En las imágenes se puede ver como un hombre ingresa al comercio con el plan de que iba a comprar mercadería, pero de un momento a otro comenzó a pedirle plata a la empleada.

“Es un robo. Pasame la plata, dale, dale, dale, dale. Todo mamá, todo, todo, todo, todo. Me están esperando”, se puede oír al ladrón en la grabación.

Argentina pasó a integrar el top 20 de países con mayor inseguridad

Lo más llamativo de la secuencia es que cuando el delincuente se está por ir con plata y el celular de la chica se acerca a ella y le hace un pedido insólito: "Dame un beso".

Este accionar generó sorpresa en la empleada que inmediatamente le preguntó "¿por qué haces esto?" a lo que el joven le respondió: “Porque lo necesito, má”

Aun así la mujer siguió insistiendo en que lo que estaba haciendo estaba mal: “Si pá, pero no podés”. Antes de retirarse el delincuente volvió a responderle con franqueza: “Si, ya sé, pero bueno. má, quedate tranquila allá atrás. Quedate ahí, má. Estoy con un grupo, andá para allá”.

Mientras el ladrón escapaba del lugar con el dinero de la caja registradora y pertenencias de la empleada, la mujer camina hacia el fondo del local, mira la cámara de seguridad y se agarra la cabeza, una forma de expresar su enojo por la situación vivida segundos previos. 

El hecho sucedió el pasado martes a la noche en la pescadería que queda en la intersección de avenida Mitre y José Hernández en Ezpeleta, Quilmes. Hasta el momento no se detuvo a ningún sospechoso de la banda. 

JD /  CP