sábado 13 de agosto de 2022
ACTUALIDAD Reino Unido

Fiesta en cuarentena: los escándalos que obligaron a Boris Johnson a renunciar como primer ministro británico

El líder conservador dimitió luego de que un nueva controversia provocara la renuncia de más de 50 funcionarios, aunque continuará en el puesto hasta que llegue su sucesor. Su mandato duró dos años y medio y estuvo en el centro de la polémica más de una vez.

07-07-2022 11:15

Boris Johnson, elegido hace dos años para ocupar el cargo de primer ministro británico, renunció en el día de hoy y se lleva consigo un historial de escándalos y polémicas que llevaron a que se acumule un gran descontento con respecto a su figura política.

La polémica que le puso fin al mandato de Johnson es la renuncia de más de 50 funcionarios de altos cargos que enfrentó esta semana después de que Chris Pincher, subjefe del grupo parlamentario conservador, fuera acusado de acoso sexual.

Sin embargo, el caso de Pincher no es el único escándalo que ha enfrentado el primer ministro británico. A lo largo de los últimos dos años, Johnson ha protagonizado diferentes polémicas, tales como el “Partygate”, la lujosa remodelación de su departamento y conflictos de intereses, que lo llevaron a abandonar el cargo.

Boris Johnson renunció al cargo de primer ministro del Reino Unido: "Nadie es indispensable"

Partygate: otra fiesta en cuarentena

Una de los escándalos más conocidos de Johnson se trató del llamado “partygate”, una revelación de fiestas realizadas en plena cuarentena por la pandemia de Covid-19, las cuales fueron celebradas en Downing Street, residencia oficial del primer ministro. El caso es similar al del cumpleaños de Fabiola Yáñez en la Quinta de Olivos por el que fue criticado el presidente argentino Alberto Fernández.

fiesta boris johnson
Una de las imágenes filtradas de las fiestas en Downing Street durante la pandemia.

Mientras los ciudadanos británicos se mantenían dentro de sus casas, imposibilitados de ver a familiares y amigos, el primer ministro organizó todo tipo de eventos, fiestas y reuniones en la residencia oficial.

En esta oportunidad, Johnson recibió una multa por parte de la Policía Metropolitana de Londres y así se convirtió en el primer Jefe de Gobierno en ejercicio sancionado por infringir una ley.

Fiesta de Olivos: Sofía Pacchi debe declarar y su testimonio desvela a la pareja presidencial

Remodelación de lujo

La remodelación de lujo de su departamento fue uno de los primeros escándalos del primer ministro británico, situación en la que fue acusado de corrupción tras revelarse mensajes en los que solicitaba fondos a un donante del Partido Conservador para renovar su residencia.

Los préstamos y donaciones son estrictamente controlados en el Reino Unido y, ya que Johnson no informó sobre las donaciones recibidas, e incluso en primer lugar aseguró que el costo de la renovación había salido de su bolsillo, la Comisión Electoral del Partido Conservador lo multó con un pago de casi 18 mil euros.

UK Prime Minister Boris Johnson Clings On After Resignations
Residencia de Boris Johnson cuya remodelación habría costado alrededor de 200 mil euros.

Presión a los parlamentarios

En el 2021, Boris Johnson intentó obligar a los parlamentarios conservadores a votar a favor de la anulación de la suspensión de Owen Paterson, otro miembro conservador del parlamento.

Paterson es un ex diputado conservador y ex ministro que debió enfrentar 30 días de suspensión tras ser acusado de ejercer presión al Gobierno en nombre de dos empresas que le daban dinero a cambio.

Si bien el primer ministro trató de “salvarle las papas”, finalmente cambió su decisión y el acusado debió renunciar a su cargo de diputado. Sin embargo, Johnson ya había sido colocado en el centro de las críticas.

Masiva renuncia de funcionarios británicos tras un nuevo escándalo sexual

Caso Chris Pincher

La ola de renuncias que culminó con la dimisión de Boris Johnson comenzó luego de que el primer ministro nombrara a Chris Pincher en su Gobierno a pesar de que las denuncias por acoso sexual de Pincher ya eran de público conocimiento.

El acusado renunció a su cargo hace aproximadamente una semana después de que lo acusaran de haber manoseado a dos invitados en el marco de una cena privada. Si bien Pincher no admitió su culpabilidad de forma directa, le comunicó a través de una carta al primer ministro que esa noche “había bebido demasiado” y “se había avergonzado a sí mismo y a otras personas”.

Pincher
Chris Pincher, el funcionario cuya designación desató el escándalo y culminó con la renuncia de Boris Johnson.

Desde el Gobierno británico no pudieron explicar con claridad el motivo por el que Pincher fue designado al cargo de subjefe del grupo parlamentario conservador en primer lugar, ya que contaba con acusaciones de vieja data.

Aunque se negó que Johnson estuviera al tanto de dichas acusaciones, el martes pasado se reveló que Pincher contaba con una denuncia de hacía tres años, de la que el primer ministro había sido informado.

Johnson reconoció que fue “un error” designar a Pincher, pero ya no había vuelta atrás. Lo sucedido desató una ola de renuncias que derivó en la dimisión de más de 50 funcionarios del Gobierno británico y culminó con su renuncia.

 

AS/ff