lunes 26 de septiembre de 2022
ACTUALIDAD Sorpresiva aparición

Carlos y Guillermo salieron a saludar a la gente que hace largas colas para despedir a Isabel II

El flamante rey de Inglaterra y el príncipe de Gales caminaron entre la gente, que espera hasta 14 horas a orillas del Támesis, agradeciendo las masivas amor popular por la soberana desaparecida. Este lunes será "el funeral del siglo".

17-09-2022 10:14

Con una inesperada aparición, el rey Carlos III y el príncipe heredero Guillermo sorprendieron este sábado a las miles de personas que aguardaban a orilla del Támesis sus turnos para entrar a despedir a la reina Isabel II, fervor que el nuevo monarca y su hijo agradecieron saludando a muchísima gente, antes del "funeral del siglo" previsto para este lunes.

"God save the King" (Viva el rey), "God bless the Prince of Wales" (Dios bendiga al príncipe de Gales), gritó la multitud en el centro de Londres, mientras estrechaba las manos y conversaba con las nuevas cabezas visibles de una monarquía sin la longeva reina.

"Muchas gracias", repitió decenas de veces Guillermo a quienes desde hace horas y vestidos con ropa de abrigo en un soleado sábado esperaban pacientemente poder inclinarse ante el féretro de la reina en Westminster Hall.

En este casi milenario edificio de techo de vigas de madera, el más antiguo del complejo del Parlamento británico, se instaló el miércoles la capilla ardiente y se espera que pasen por allí hasta el lunes unas 750.000 personas.

El rey Carlos III salió a saludar a la gente que espera hace más de 12 horas de cola para despedir a la reina Isabel.

"Fue muy emotivo. Era como la abuela de la nación. La echaremos de menos", dijo a la AFP Shaun Mayo, un informático de 27 años del centro de Inglaterra, al salir de la capilla ardiente tras 14 horas de cola.

La víspera, el exfutbolista David Beckham también guardó su turno para honrar el "increíble" legado de la única reina que la mayoría de británicos conoció hasta su muerte, el 8 de septiembre, con 96 años, tras siete décadas de reinado.

 

Hasta 14 horas de espera

Aunque en la mañana las autoridades advirtieron que la espera era de 24 horas, en este último fin de semana para poder decir adiós a la soberana ante sus restos mortales, hacia el mediodía era ya de 14 horas. En los últimos días, los servicios de ambulancias de Londres tuvieron que atender a al menos 435 personas en la cola situada a orillas del Támesis y sus alrededores, por desmayos en la mayoría de los casos.

La despedida se desarrolla en un ambiente de recogimiento, solemnidad y disciplina. Hecho poco usual, un hombre fue detenido el viernes por la noche por abalanzarse sobre el féretro, según las autoridades.

Ese día, se vivió un momento solemne: el nuevo rey Carlos III, de 73 años, y sus tres hermanos Ana (72), Andrés (62) y Eduardo (58), velaron unos 15 minutos el cuerpo de su madre, en la "Vigilia de los Príncipes".

El rey Carlos III salió a saludar a la gente que espera hace más de 12 horas de cola para despedir a la reina Isabel.

Este sábado en la tarde llegará el turno de los ocho nietos de la difunta, entre ellos el príncipe heredero y su hermano Enrique, que una semana antes aparecieron en público junto a sus esposas Catalina y Meghan.

Ese momento, que según la prensa se consiguió tras 45 minutos de "largas negociaciones", buscaba mostrar un acercamiento entre los hijos de Carlos III y Diana después que Enrique y Meghan decidieran abandonar en 2020 la familia real e instalarse en California.

El lunes, "Funeral del siglo"

Las autoridades se preparan mientras tanto para acoger el lunes el primer funeral de Estado desde el del ex primer ministro Winston Churchill, en 1965, al que acudirán decenas de dignatarios mundiales.

"Puedo confirmar que será el mayor evento que la policía londinense tuvo que gestionar, incluso mayor que los Juegos Olímpicos de 2012", dijo a la prensa el subcomisario adjunto Stuart Cundy.

El "funeral del siglo" comenzará el lunes a las 10H00 GMT en la Abadía de Westminster ante 2.000 invitados y se espera que sea seguido por 4.100 millones de personas en el mundo, gracias a la televisión y las redes sociales.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, confirmó su asistencia, así como su par brasileño Jair Bolsonaro o el rey de España, Felipe VI, su esposa Letizia y sus padres, Juan Carlos I y Sofía.

El vicepresidente chino Wang Qishan representará a su país. China sí fue invitada al funeral, a diferencia de Rusia, por la guerra en Ucrania, y un reducido número de países, como Venezuela o Birmania.

Algunos ya empezaron a llegar. La primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, se recogió el viernes ante el féretro de Isabel II. 

Este sábado, se prevé que lo hagan representantes de una decena de países de la Commonwealth (Mancomunidad de Naciones británica), con quienes tiene previsto también reunirse Carlos III en la tarde. Tras el funeral, un afuste trasladará el féretro por la capital británica hasta el arco de Wellington, en Hyde Park Corner. Allí será cargado en un coche fúnebre para su último viaje al Castillo de Windsor.

A continuación, tendrá lugar una última ceremonia privada en la que sólo estarán presentes los miembros más cercanos de la familia real, tras la cual la reina será enterrada, a las 19H30 (18H30 GMT).

Los restos de la monarca más longeva del Reino Unido reposarán, junto a los de su marido, en la capilla del rey Jorge VI, donde yacen los de su padre y su madre, así como las cenizas de su hermana Margarita.

 

AFP/HB