lunes 04 de julio de 2022
ACTUALIDAD Frente de Todos

CFK ya arma 2023: tregua interna y arremetida contra la oposición y la justicia

Se busca consolidar como la madre del Frente de Todos. Fue la única que apuntó contra Macri después de su carta con críticas a Alberto Fernández. El llamado por Máximo.

26-12-2021 00:14

Solo tardó una hora y 14 minutos en responder. Cuando ni siquiera el más albertista había dicho nada sobre la fuerte crítica que Mauricio Macri había lanzado contra la gestión de Alberto Fernández, fue Cristina Kirchner quien decidió salir al cruce. Con una frase, la vicepresidenta demostró estar dispuesta a dar inicio a una nueva etapa en la que levanta la bandera blanca en la discusión interna y empieza a ordenar el Frente de Todos hacia 2023, camino en el que la oposición y la justicia son los principales apuntados.

Los últimos días de diciembre volvieron a tener a Cristina Kirchner como protagonista del oficialismo. “La madre del Frente de Todos”, la bautizaron en las últimas horas en el kirchnerismo dejando en claro que lo que se viene, la tendrá a ella como la principal estratega del Frente de Todos, tal como lo fue en 2019.

Reunió a los artistas y periodistas que la acompañaron incluso cuando muchos dirigentes del espacio estaban en otro lugar, volvió a usar las redes sociales para criticar con igual énfasis a Juntos por el Cambio y a la Justicia, y levantó el teléfono para coordinar los movimientos de la alianza. Cristina Kirchner busca que los próximos dos años mejoren y este sea el inicio a la carrera por el 2023.

En las horas en que las miradas apuntaban a Máximo Kirchner por el rechazo opositor del Presupuesto 2022, la vicepresidenta decidió intervenir. El discurso de Máximo Kirchner y las voces opositoras sobre el rechazo del presupuesto para el próximo año se replicaban en todos los canales de televisión. El viernes 17 de diciembre, minutos después de que la sesión finalizara, el argumento de Juntos por el Cambio ganaba espacio y el diputado del Frente de Todos aparecía como responsable del revés que sufrió el oficialismo en el Congreso.
Fue en ese momento en el que Cristina Kirchner llamó al Presidente. El oficialismo debía contrarrestar esta versión y apuntar a la oposición. El propio bloque de Juntos por el Cambio mostraba diferencias por haber dejado al Gobierno sin presupuesto y hacia ellos había que direccionar la discusión. Por esas horas, el Presidente no entendía el movimiento del propio oficialismo pero tras el llamado, Alberto Fernández ordenó a sus funcionarios defender la figura de Máximo Kirchner y subir a Juntos por el Cambio al ring.

El jefe de Estado también decidió asistir a la asunción de Máximo Kirchner al PJ bonaerense, celebración a la que antes de la sesión que terminó en un fracaso para el oficialismo, no iba a asistir. Fue el propio Alberto Fernández con su presencia en la quinta de San Vicente quien frenó las discusiones internas.

La vicepresidenta está dispuesta a levantar la bandera blanca en la discusión interna

Este gesto logró descomprimir el vínculo con Cristina Kirchner. Tanto es así que la vicepresidenta volvió a la Quinta de Olivos y horas después salió al cruce de Mauricio Macri.

El último jueves a las 11.04, el ex presidente publicó un balance de los dos años del gobierno de en el que remarcó un “manejo insensato de la pandemia”, “un falso heroísmo de la vacuna rusa”, “los infames vacunatorios VIP”, “la destrucción de la economía” y “las simbólicas fotos del Presidente durante un festejo en la Quinta de Olivos” que llevó a acusar al Presidente de “mentiroso”. Solo en un párrafo había apuntado al kirchnerismo por “presionar y atropellar jueces”. A las 12.18 de ese mismo día, con una imagen sobre la carta de Macri, CFK tuiteó: “El burro hablando de orejas”.  Un mensaje hacia adentro y hacia afuera del FdT: “Fue la primera y única que salió en defensa de su compañero y le puso el cuerpo” dicen en su entorno.

Alberto Fernández y Cristina Kirchner intentan avanzar en una alianza con mayor coordinación en donde las internas se acallan. Pero en las disputas por las candidaturas, la vicepresidenta ya avisa: Es la madre del espacio y su voz se hará sentir.