ACTUALIDAD
Decisión histórica

Corea del Sur: prohibirán la matanza y la venta de perros para consumo humano

Lo aprobó el Parlamento, por impulso del gobierno. Habrá un período de gracia de tres años.

Prohiben la venta de carne de perros en Corea del Sur
Prohiben la venta de carne de perros en Corea del Sur | Perfil CEDOC

 

La Asamblea Nacional (Parlamento) de Corea del Sur aprobó este martes prohibir la cría, matanza, distribución y venta de carne de perro para consumo humano. Es una medida histórica que intenta poner fin a una práctica tradicional que perdió popularidad en las últimas décadas. La noticia fue recibida como un triunfo por los defensores de los derechos de los animales, después de décadas de lucha en el país asiático.

La ley, propuesta por el gobernante y conservador Partido del Poder Popular (PPP), consensuada con el resto de partidos e impulsada por la primera dama surcoreana, Kim Keon-hee, fue aprobada por 208 votos a favor y 2 abstenciones. 

Entrará en vigencia tras un periodo de gracia de tres años. A partir de 2027 los infractores se expondrán a penas de hasta dos años de cárcel o multas equivalentes a más de 22.000 dólares.

Crece la tensión entre las dos Coreas, la mayor de la última década

El gobierno surcoreano y la principal oposición, el Partido Democrático (DP), impulsaron en conjunto la prohibición, en medio de una creciente concientización sobre los derechos de los animales y un incremento del número de personas con mascotas en el país.

El proyecto de ley también insta a proporcionar subsidios para ayudar a cambiar de rubro a quienes se dedican a la industria de la carne de perro.

 

Carne de perro en Corea del Sur; los números de una actividad que desaparecerá

Según las estadísticas gubernamentales, en Corea del Sur existen alrededor de 1.150 granjas de perros con fines de consumo; 34 carnicerías, 219 distribuidores y,aproximadamente 1.600 restaurantes que venden comida preparada con carne de perro.

En las últimas décadas el consumo de carne de perro disminuyó drásticamente en el país, en medio de la percepción de que la tradición se está convirtiendo en una vergüenza internacional.

La sopa de carne de perro, conocida como "bosintang" en coreano, ya no es popular entre las generaciones más jóvenes, pero algunas personas mayores todavía la consideran un manjar, especialmente durante los meses de verano. Los defensores de esta práctica argumentan que las personas deberían tener la libertad de elegir lo que comen.

LT