ACTUALIDAD
GUERRA EN ORIENTE MEDIO

Francisco lamentó la ruptura de la tregua entre Israeal y Hamás y pidió nuevo cese el fuego lo antes posible

El mensaje del Papa fue transmitido en las pantallas gigantes de la plaza de San Pedro y continúa sin presentarse desde la ventana del palacio apostólico en Roma debido a una bronquitis.

20231125_papa_francisco_afp_g
Sorpresa. Después de que Milei lo insultó, el Papa lo llamó. | AFP

A pesar de mostrar mejoría en su bronquitis, el Papa Francisco, al igual que el domingo anterior, optó nuevamente por no asomarse a la ventana del Palacio Apostólico. En lugar de ello, llevó a cabo la tradicional oración dominical del Ángelus desde la capilla de Santa Marta donde lamentó el fin de la tregua entre Israel y el movimiento islamista palestino Hamás en Gaza.

“La situación es grave en Israel y Palestina. Nos duele que se haya roto la tregua. Eso significa muerte, destrucción, miseria”, declaró el sumo pontífice, que sufre de una bronquitis, en un texto leído en italiano por uno de sus asistentes tras la oración del Ángelus.

Internaron al Papa Francisco por "problemas cardíacos y fatiga respiratoria" y suspendieron su agenda

“Muchos rehenes han sido liberados, pero muchos siguen en Gaza. Pensamos en ellos, en sus familias que habían visto una luz, una esperanza de reencontrarse con sus seres queridos”, continuó.

“Hay mucho sufrimiento en Gaza, faltan bienes de primera necesidad”, denunció el Papa Francisco, instando a ambas partes a buscar la paz y a considerar el impacto humanitario de la situación.

 

El estado de salud del Papa Francisco

Como la semana pasada, el papa Francisco anunció que no iba recitar la tradicional oración del Angelus para “evitar exponerse a los cambios de temperatura”. En su lugar, lo hizo el monseñor Paolo Braida. “También hoy no podré leer todo: estoy mejorando, pero todavía la voz no va”, dijo al principio y mandó un saludo breve, antes de que su asistente leyera su texto.

El Vaticano había informado que, si bien las condiciones de salud del papa Francisco, que cumplirá 87 años en dos semanas, estaban mejorando, no tenía fiebre y seguía con su terapia de antibióticos.

Francisco, que en su juventud fue sometido a una ablación parcial de un pulmón, se vio obligado a anular su visita a Dubái para participar en la conferencia de Naciones Unidas sobre el clima.

El Pastor, el libro que revela el costado más íntimo de Francisco: "Nunca estuve afiliado al partido peronista"

En su lugar viajó el número dos del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado, quien el sábado leyó un discurso, en el que el papa pidió a los participantes de la COP un "punto de inflexión" para acelerar la transición ecológica.

“Salgamos de los particularismos y de los nacionalismos, esquemas del pasado y abracemos una visión común, comprometiéndonos todos ahora, sin postergar, para una conversión ecológica y global”, pidió.

“Gracias porque esto atestigua la voluntad de trabajar juntos. Hoy el mundo tiene necesidad de alianzas que no sean contra alguien, sino a favor de todos. Y es urgente que las religiones, sin caer en la trampa del sincretismo, den el buen ejemplo trabajando juntas; no por los propios intereses o los de una parte, sino por los intereses de nuestro mundo. Entre estos, los más importante ahora son la paz y el clima”, dijo en un videomensaje.

Atentado en Filipinas

Después del Angelus el Papa también aseguró sus oraciones para las víctimas de un atentado ocurrido esta mañana en el sur de Filipinas, donde una bomba estalló durante una misa: “estoy cerca de las familias y del pueblo de Mindanao que ya ha sufrido tanto”, dijo. 

Pese al cansancio, Francisco dijo que los papas "son vitalicios" y no hay que renunciar "por moda"

El cardenal secretario de Estado, en nombre del Papa Francisco, envió un telegrama donde se lee: “Profundamente entristecido al ser informado de los heridos y de las pérdidas de vidas humanas causadas por el atentado que tuvo lugar durante la celebración de la Santa Misa en la Universidad Estatal de Mindanao, en Marawi, Su Santidad el Papa Francisco le ruega que transmita su cercanía espiritual a todos los afectados por esta tragedia”.

La explosión ocurrió en la mañana, durante una misa en el gimnasio de la Universidad Estatal de Mindanao, en Marawi, la mayor ciudad musulmana del país y causó 4 muertos y cincuenta heridos en una zona con presencia de grupos insurgentes, según se informó. El ataque podría haberse producido en represalia de una serie de operaciones militares llevadas a cabo contra grupos islamistas en los últimos días, según fuentes de prensa locales.