domingo 05 de febrero de 2023
ACTUALIDAD JUICIO POR FERNANDO BAEZ SOSA

El relato de Máximo Thomsen sobre el crimen: reaccionó "tirando patadas" tras recibir "una piña en la cara"

"Estoy seguro que una o dos patadas he pegado", señaló el acusado ante el Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Dolores al recordar la noche en que él y sus amigos mataron a Fernando en Villa Gesell.

16-01-2023 18:30

Máximo Thomsen tomó la decisión de romper el famoso "pacto de silencio" y declaró en el juicio que lo sigue a él junto a los otros siete rugbiers por el crimen de Fernando Báez Sosa. En su relato, dijo que al salir del boliche “Le Brique” sintió que le “pegaron una piña en la cara” y que él reaccionó “tirando patadas”, y reiteró que “jamás” tuvo “intenciones de matar a nadie”.

Thomsen, uno de los principales acusados por el asesinato del joven estudiante de abogacía ocurrido el 18 de enero de 2020, pidió hablar ante el Tribunal luego de quebrarse en lágrimas antes de que testificara su madre, Rosalía Zárate, ex funcionaria pública.

Máximo Thomsen rompió el silencio y lloró ante el tribunal: pidió disculpas y dijo que no tenía intenciones de matar

El imputado primero hizo un exposición en la que contó que fue al boliche Le Brique luego de haberse “mamado” en la playa con sus amigos, y que el local estaba muy lleno. Contó que estaban en la barra del lugar, y que hubo empujones. "A uno de los chicos le gustaba el artista que tocaba en Le Brique, por eso fuimos", agregó el acusado.

El relato de Thomsen sobre el día del asesinato de Fernando

"Yo fui el primero que entré y fuimos directo a la barra a cambiar la consumición que venía con la entrada", comenzó diciendo uno de los rugbiers oriundo de la localidad de Zárate. "Llegamos y cuando llegamos nos quedamos ahí. Estaba tomando con uno de los chicos y conociendo a una chica; estábamos organizando para hacer una previa con ella al día siguiente".

"Había tanta gente que se te volcaba el vaso. Me puse contra la barra y cubría a mi amigo y la chica", precisó. "De repente escucho que alguien me dice basta de empujar, y alguien me responde estamos todos en la misma, no nos podemos mover. Yo digo que no pasa nada y cuando termino de decir eso, un amigo me toca la espalda y le veo que tenía un chichón".

Máximo Thomsen, principal acusado por el crimen de Báez Sosa 20230116

"De repente un seguridad lo estaba levantando, y le pido que lo deje, y el seguridad me dice que también me vaya. Yo me pongo a preguntar por qué me sacan si no hice nada", agregó y continuó su relato: "Fui por el pasillo y sentí que me pegaron dos piñas en las costillas", indicó.

Continuó en su declaración: "Un amigo me empezó a decir que me quedara quieto porque estaba bordó", sostuvo.

El momento de la pelea fuera del boliche: "Tiré dos patadas"

"Ya afuera, fui a donde estaban sentados los chicos y mientras voy caminando, miro para la derecha y veo que uno de mis amigos se estaba por meter en una ronda de gente desconocida", continuó Máximo Thomsen en su testimonio.

"Cuando veo eso dije 'se van a pelear' y apenas me meto para sacarlo, me pegan una piña en la cara. Así que reaccioné pegando patadas". Entonces, intentó rememorar: "No sé a quien, no sé cómo, una patada, dos habré tirado".

"Jamás en la vida tuve intención de matar a nadie porque vengo escuchando todos los días que yo organicé, que soy líder. Era una persona contra muchos”, argumentó. "Dicen que yo organicé, que soy el líder, y yo me metí a pelear porque era una persona contra muchos", insistió.

Los rugbiers, cada vez más complicados
Los ocho rugbiers acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa.

Los cuestionamientos de la fiscalía

El fiscal de la causa, Juan Manuel Dávila, cuestionó lo que Thomsen calificó como una “pelea” a lo que el imputado seguía refiriéndose a la situación en ese término. “¿Dónde vio una pelea?”, le preguntó el representante del Ministerio Público Fiscal otra vez.

”Reconoce a la persona que está caída”, le preguntó el fiscal al exponerle un video que se ve a Fernando Báez Sosa tirado en el piso: “Sé que es la víctima”, respondió Thomsen. "¿Le pegó patadas a esa persona tirada en el piso?”, le retrucó la Fiscalía, a lo que el imputado cerró diciendo: “No sé”.

Juicio por Fernando Báez Sosa, día 11: testimonios clave de Guarino y del "rugbier número 11

Por otro lado, insistieron con proyectarle varios videos y le pidieron que se identifique el lugar en el que se ubicaba él, y qué describa la situación. Todo el tiempo, el rugbier aclaraba que sólo iba a responder preguntas sobre él y no lo que hiciera referencia sobre las demás personas imputadas.

“No tengo buenos recuerdos de ese momento, recuerdo que ví un poco de gente y uno de mis amigos yendo al lugar y fui a meterme porque había mucha gente, insistió una y otra vez Thomsen. También comentó en todo momento que habían bebido mucho alcohol y que "estaba en estado de shock".

Silvina y Graciela, los padres de Fernando Báez Sosa 20230109
Silvina y Graciela, los padres de Fernando Báez Sosa.

Según contó,se fue de la escena porque no iba a quedarse a que lo agredan: “Llegué primero a la casa, me puse ropa cómoda porque tenía la camisa rota, me cambié y esperé, y cuando llegan los demás, empezaron a comentar de la pelea y a lo último llega otro de los chicos y dice que creo que termino mal"

"Yo le dije capaz te estas confundiendo con otra pelea, si fueron segundos", señaló. "No sé quien me dice de ir a comer, y agarré con Lucas y fui a Mc Donalds, volví y me dormí”, resumió sobre aquella madrugada.

Luego tomó la palabra el abogado querellante Fernando Burlando y Thomsen rápido, reaccionó: “No me siento cómodo respondiendo preguntas a una persona que me insultó mientras estuve detenido, insultó a mi mamá y no me siento cómodo respondiéndole. A la parte no quiero responder”. Finalmente, optó por no seguir declarando.

FP / DS