lunes 02 de agosto de 2021
ACTUALIDAD Perfil Educación
02-07-2021 13:47

Federico Pinedo: “Un gobierno de Juntos por el Cambio hubiera conseguido más vacunas”

El exsenador participó del Ciclo de Entrevistas organizado por estudiantes de la Escuela de Comunicación. Las candidaturas de Vidal y Rodríguez Larreta. El futuro de Macri. La denuncia de Bullrich por Pfizer. Y la crítica a la gestión de la pandemia.

02-07-2021 13:47

Federico Pinedo participó de una conferencia de prensa virtual frente a estudiantes de Periodismo de la Escuela de Comunicación, en la que cuestionó el manejo de la pandemia por parte del Frente de Todos. “Cambiemos hubiera gestionado mejor la pandemia y hubiéramos tenido un cierre de período económico mucho más acotado, geográficamente, y en el tiempo. Creo que eso hubiese sido muy bueno para los argentinos”, sostuvo.

El exsenador y figura clave del oficialismo durante el gobierno de Juntos por el Cambio mostró su sorpresa por la relación establecida entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner en torno al ejercio del poder. “Suponía que iba a haber un poco más de espacio de decisión presidencial más marcado en algunos temas, que no necesariamente iba a coincidir con el kirchnerismo duro”, concluyó Pinedo, en el Ciclo de Entrevistas a cargo de Rodrigo Lloret, director de Perfil Educación.

—¿Qué opina de la relación entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner?

—Creo que ellos tuvieron una buena relación durante el período de Néstor Kirchner y al principio de la gestión de la expresidenta, pero después no se entendió muy claramente la fuerte oposición de Alberto Fernández a Cristina, en su segundo mandato. No se entendieron mucho los temas en los que había diferencias y cómo pasaron a trabajar juntos de nuevo. Obviamente, llamó la atención esa situación. Sin duda, fue un movimiento político brillante de la expresidenta convocar a Alberto. En la actualidad, creo que son dos dirigentes políticos con miradas distintas de la realidad pero, curiosamente, el Presidente no impone su mirada. Así que estamos en una situación de cierta anomalía política.

—¿Usted pensó que esta anomalía se iba a dar o pensó que el Presidente iba a imponer su mirada?

—Yo creo que el presidente en la Argentina tiene mucho poder y eso más allá de la prudencia que tiene que tener para conseguir apoyo parlamentario. Nosotros lo decimos con bastante conocimiento de causa, porque cuando Macri asumió, en el bloque oficialista teníamos 15 senadores sobre 72. Así que, más allá de la prudencia de cómo se exprese, el Presidente puede empujar su agenda y su mirada política. Cuando empezó el Gobierno, yo suponía que iba a haber un espacio para eso porque el Presidente conocía todas las botoneras, como decimos en la política. El Presidente sabía todo, porque había sido jefe de Gabinete por mucho tiempo. Pero, hemos visto mucha parálisis en el Gobierno, en muchos sectores de la administración y eso es un poco sorprendente. Suponía que iba a haber un poco más de espacio de decisión presidencial más marcado en algunos temas, que no necesariamente iba a coincidir con el kirchnerismo duro. Pero no ha habido mucho de esos espacios.

—¿Usted cree que Juntos por el Cambio podría haber gestionado mejor la pandemia?

—Creo que sí. Cambiemos hubiera gestionado mejor la pandemia y hubiéramos tenido un cierre de período económico mucho más acotado, geográficamente, y en el tiempo. Creo que eso hubiese sido bueno para los argentinos que han perdido probablemente un millón y medio de puestos de trabajo, que han perdido miles de empresas y que han perdido mucho durante la pandemia. Algunos hasta perdieron la posibilidad de llevar pan a su casa. En ese aspecto creo que sí. Y también, viendo los errores cometidos en torno a la inmunizacion contra el Covid, creo que un gobierno de Juntos por el Cambio hubiera conseguido más vacunas.

—¿Patricia Bullrich se equivocó al declarar que hubo un pedido de coima del Gobierno a Pfizer?

—Yo creo que Patricia Bullrich sospechó que la falta de compra de otras vacunas buenas para la población, podía deberse a causa de una supuesta corrupción. Está claro que el Gobierno pensaba que iba a tener las vacunas con AstraZeneca, pero no las tuvo. Patricia pensó que podía haber, además de ese error, una intencionalidad de favorecer a un grupo económico. Ella es una dirigente de la oposición, puede tener la sospecha que tenga y el Gobierno tiene que explicar a qué se debió ese error. La verdad es que, hasta ahora, la explicación no ha sido muy satisfactoria.

—¿Qué opina del homenaje a las víctimas del Covid en nuestro país, encabezado por el Presidente?

—Francamente, me generó mucho disgusto. Me pareció un acto de los políticos, de la política y  lo sentí lejano de las víctimas. Yo hubiera ido a rezar por las víctimas a una Iglesia y hubiera pedido perdón por los errores.

—¿Usted cree que la oposición estuvo a la altura de las circunstancias durante la pandemia?

—Yo creo que sí. El logro histórico de la presidencia y acción política de Macri, es haber construido y contribuido a construir una fuerza de alternativa y de equilibrio en el sistema político argentino. Se ha transformado en un sistema democrático, en el que cualquiera de las dos partes puede ganar cualquier elección. Y eso es, absolutamente, positivo y relevante para el funcionamiento constructivo de un sistema democrático. En eso, la oposición ha estado a la altura de las circunstancias, ofreciendo una alternativa de poder a la Argentina. Estoy conforme con cómo hemos actuado. Por ejemplo, frente a la liberación de presos, de la expropiación de una empresa cerealera, del respeto de la propiedad privada, de la presencialidad escolar, de la vacunación y el de la inflación. Mientras que en todo este tiempo yo vi que el oficialismo estaba más preocupado por otros temas mucho más lejanos de los temas de preocupación de la población, como eran los temas judiciales.

—Usted habla del legado de Macri. ¿Cree que el expresidente ya se jubiló de la política?

—No. Si usted le pregunta a un político, más o menos importante, le va a decir que nadie se jubila de la política. Es muy difícil que un político importante lo haga. La política es una vocación y un deber. Es difícil sacarse de encima un deber, sobre todo en alguien que fue presidente de la nación. No se va a jubilar nunca. Es un hombre de consulta indiscutible. Tiene una experiencia muy rica. Tiene tranquilidad mental para ver, actuar y decidir. Tiene esa experiencia de la adversidad ¿Podría ser Macri candidato a presidente? Yo diría que hoy es poco probable que lo sea, pero podría serlo también. La verdad es que no tenemos ni idea de quién va a ser nuestro candidato a presidente en 2023.

Federico Pinedo en el Ciclo de Entrevista

—Si hoy fuesen las elecciones primarias para presidente, ¿usted votaría a Macri o a Horacio Rodríguez Larreta?

—En la política me enseñaron que sobre hipótesis no hay que contestar. Primero, porque no se sabe qué va a pasar. Segundo, porque te peleás con todos. Y, tercero, porque no tenés los elementos para definir una situación a futuro. No se puede contestar y no es que no quiera hacerlo. Es que no tengo idea cual sería la situación de ese momento. Votaría a quién esté en mejor condición de ganar la elección en el año 2023.

—Después de su triunfo en las elecciones de Jujuy, el gobernador Gerardo Morales dijo que el próximo presidente podía ser radical. ¿Usted qué opina?

—Juntos por el Cambio es una fuerza democrática e igualitaria. Creo que el radicalismo lo que tiene que hacer es obtener liderazgos nacionales para poder aspirar a tener la representación nacional, pero creo que los está construyendo con figuras como Lousteau, Morales, o ahora también con Manes.

—En una reciente entrevista usted dijo que María Eugenia Vidal está distanciada del ruedo político. ¿Qué papel cree que va a tener Vidal en las próximas elecciones?

Estuvo alejada. Ahora está un poco más involucrada. Ella ha dicho que se quiere postular para el Congreso en la Ciudad de Buenos Aires, pero no ha sido una definición contundente y definitiva. También ha dicho que si hay interna ella no participaría. Me parece que María Eugenia es una persona que tiene condiciones muy destacadas, especialmente, en el compromiso social. Recuerdo mucho cuando era ministra de Acción Social en la Ciudad y se produjo la toma en el Parque Indoamericano y ella estuvo muy bien, con mucho coraje. María Eugenia era ministra, se puso las zapatillas, se fue a caminar por el medio de la toma, habló con la gente y se levantó la toma. Eso la identifica. Después, tuvo su experiencia de gobierno en la provincia de Buenos Aires, que es algo extraordinariamente complejo para cualquiera, sobre todo, cuando no se tienen recursos. María Eugenia es una persona llena de esas calidades personales y políticas que han sido muy destacables. Así que estoy seguro que va a hacer su aporte desde donde le toque.

—Agradecemos su participación en el Ciclo de Entrevistas de Perfil Educación y lo invitamos a realizar un comentario final para cerrar el reportaje.

—Gracias a ustedes. Les agradezco mucho. El comentario que quiero hacer es que noto mucha angustia en la Argentina, mucha desesperanza. Demasiados argentinos que no tienen destino, ni futuro. Pero yo quiero cerrar diciendo que la Argentina es un extraordinario país. Depende de nosotros, tenemos la capacidad de modificar el rumbo. Tenemos un extraordinario país, lo que tenemos que hacer es merecer a la Argentina. A veces, cuando no hay liderazgos suficientes, transformadores, que muestren una salida o una esperanza, cada uno tiene que asumir la parte que le toca  y construir esa situación. Yo les  diría, no que no bajen los brazos, sino que piensen que puede hacer cada uno para construir una salida y una esperanza pronto en la Argentina.

Por María Gabriela Maidana, Gustavo Zandonadi y Gustavo Winkler
Estudiantes de Periodismo de Perfil Educación

Escuela de Comunicación