1st de March de 2021
ACTUALIDAD Jugada clave
22-01-2021 21:45

Horacio Rodríguez Larreta sostuvo la vuelta a clases en la Ciudad como una bandera de Juntos por el Cambio

El regreso a las aulas era una máxima que el jefe de Gobierno porteño se había puesto como objetivo desde mediados de 2020.

22-01-2021 21:45

El miércoles por la tarde noche estuvo reunido con su mesa de estrategia y pasó largo tiempo preparando lo que sería una jugada clave: anunciar formalmente el regreso a las escuelas de manera presencial en la Ciudad el 17 de febrero, a pesar del rechazo de los sindicatos.

Horacio Rodríguez Larreta apostó todo al debate educativo y, a la vez, pasó la semana reunido con sus aliados de Juntos por el Cambio buscando el respaldo político para dar la discusión pública sobre la reapertura de colegios de la Capital Federal.

El lunes almorzó con Martín Lousteau y los radicales, a los que se sumaron los diputados “lilitos”, y al otro día fue a recorrer la Ciudad con la legisladora Graciela Ocaña. En todas sus charlas estuvo presente el tema educativo como un eje central: para Larreta comenzar las clases en febrero y de manera presencial, con estrictos protocolos, es una máxima que se puso como objetivo desde mediados del año pasado cuando visualizó el desastre educativo que provocaría que durante 2020 los colegios permanezcan cerrados.

Clases presenciales: punto por punto, cómo es el plan de Horacio Rodríguez Larreta

Esta decisión –sabía y sabe–i mplicaba una discusión directa con los gremios docentes, en especial UTE-CTERA, parte integral del Frente de Todos, que se viene oponiendo de manera sistemática a la presencialidad. La ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, convocó a los sindicatos la semana pasada para ponerlos al tanto de la decisión. Los recibió el viceministro, Manuel Vidal. Pero el titular de UTE en Capital, Eduardo López, prefirió no ir. Cumplió un año entero sin pisar el ministerio: solo estuvo cuando se mudó al Barrio 31 y no volvió más.

Reuniones políticas

Con todo, el martes salió a caminar por Recoleta con Ocaña, y terminaron tomando un café a solas. Allí, además del tema educativo, se sumó la cuestión de los adultos mayores, un tema central para la “hormiguita” desde que asumió en el PAMI años atrás. En ese contexto, Ocaña le pidió reforzar el área de Tercera Edad de la Ciudad, a cargo de la joven ministra María Migliore, quien tuvo un 2020 donde los reclamos a su área se multiplicaron adentro y fuera del Gobierno porteño.

Rodríguez Larreta-Ocaña-20210119
Larreta y Ocaña, en la foto del pasado martes.

De todas maneras, el acuerdo político entre el jefe de Gobierno con la diputada es sólido. Es más: su partido, Confianza Pública, se integró a Juntos por el Cambio y en la Legislatura porteña el bloque larretista Vamos Juntos es presidido por Diego García Vilas, un hombre de máxima confianza de Ocaña. La semana pasada ya la legisladora se había mostrado con el vicejefe, Diego Santilli: acompañada de García Vilas, lo invitó al “colorado” a un encuentro con adultos mayores del centro de jubilados “Dar amor”.

Por otro lado, ya recuperado del Coronavirus, Larreta retomó los almuerzos de los lunes con sus aliados de Juntos por el Cambio. En la sede gubernamental de la calle Uspallata al 3100, el jefe de Gobierno, junto a Santilli, reunieron al senador Lousteau, a los diputados de la Coalición Cívica –Maximiliano Ferraro y Paula Oliveto– y Ocaña, quien participó de manera virtual al igual que el legislador socialista Roy Cortina.

Los dos ejes que se abordaron, entre pollo y ensaladas, fueron el análisis de la evolución de la pandemia y el plan de regreso a las aulas.

Quien expuso sobre el Coronavirus fue el secretario General, Fernando Straface. Según planteó, hay una preocupación generalizada por el alza de los casos, aunque, a pesar del incremento de infectados, la curva parece haber entrado en una meseta en los últimos días. Por ello, se comentó en la mesa que es clave que siga escalando en enero. “Hay que estar atentos”, fue la conclusión. El número de camas de unidad de terapia intensiva sigue en torno al 30%, con lo cual por ahora se está lejos de un colapso sanitario, evaluaron.

El segundo tema clave es el educativo. Allí se destacó que el regreso a clases tenía que ser una cuestión de Estado y una bandera que JxC debía sostener en la Ciudad.

Hubo un apoyo unánime en la reunión a retomar las clases en las aulas con la mayor presencialidad posible

A Lousteau se le sumó el diputado radical Emiliano Yacobitti y el presidente del Banco Ciudad –y primo del senador– Guillermo Laje. Por su lado, también estuvieron los legisladores porteños de Vamos Juntos, Agustín Forchieri –vicepresidente de la Legislatura– y García Vilas.

Entre los funcionarios, se sumaron el ministro de Gobierno porteño, siempre con bajísimo perfil, Bruno Screnci, y el secretario de Medio Ambiente, Eduardo Macchiavelli. Entre sus aportes, Macchiavelli comentó con agrado que fue “importante” su visita a Santa Fe, donde se reunió con dirigentes del PRO y aliados.

No fue la misma sensación que volcaron horas después del viaje otros actores del PRO por la visita. En especial, después de que Macchiavelli deslizó que ya estaba cerca un acuerdo con el socialismo. El intendente rosarino, Pablo Javkin, y el radical José Corral hicieron llegar su malestar. Los receptores porteño de las quejas no lo defendieron.