lunes 08 de agosto de 2022
ACTUALIDAD la puja por la tierra

Militantes del Polo Obrero ocuparon un campo en Chaco: productores del lugar los echaron con palos y machetes

Unos 40 integrantes de la agrupación habían tomaron dos hectáreas en Pampa del Indio. Como las fuerzas de seguridad no hacían nada, los propios vecinos de la zona se enfrentaron con los usurpadores y los obligaron a irse.

01-07-2022 21:49

Unos 40 militantes del Polo Obrero se instalaron en un terreno de 2 hectáreas perteneciente a Roberto Braunschweig, donde permanecieron hasta el anochecer en un clima de máxima tensión y violencia. Ante lo que consideraban como "inactividad de las fuerzas policiales y las autoridades municipales", un nutrido grupo de vecinos y productores se decidieron a hacer justicia "por mano propia" y enfrentaron con palos y machetes a los usurpadores, logrando que desalojen el lugar luego de duro enfrentamiento.

Se trata de un terreno donde suelen producirse cebollas y hortalizas, además de rotación con pasturas. Dos hectáreas de ese campo estaban este año sin utilizarse justamente para darle descanso a la tierra, pero militantes del Polo Obrero llegaron sorpresivamente y tomaron ese lote desocupado, bajo la consigna de que es una obligación del Estado "garantizar el derecho a la tierra".

"Son dos hectáreas de un campo de 30 hectáreas que fue comprado por mis tíos hace 53 años, cuando vinieron de Formosa", detalló Gabriel Braunschweig, sobrino del titular del predio y presidente de la Cooperativa Agropecuaria de Pampa del Indio.

Braunschweig comunicó que los militantes, antes de retirarse del campo usurpadoprendieron fuego el terreno, al tiempo que gritaban consignas amenazantes a las autoridades.

"A las tres o cuatro de la tarde vino el fiscal de General San Martín y se lavó las manos, dijo que no podía hacer nada", aseguró Braunschweig, temeroso por las frecuentes "ocupaciones" de los campos de la zona..

usurpación Chaco 20220701
Terreno ocupado por militantes del Polo Obrero

"Estamos como en Rusia y Ucrania"

"Constantemente hay cortes de ruta, mucha violencia, es una situación muy desagradable. Acá somos unos 24.000 habitantes, cincuenta por ciento aborigen y cincuenta por ciento criollos y gringos. La relación del gringo con el aborigen siempre fue muy buena, pero en los últimos 15 años se ha distorsionado. Nosotros recibimos amenazas y mucha discriminación por ser alemanes y rusos", describió Braunschweig.

A la noche los productores se organización para recuperar el terreno usurpado. El productor reveló que no estuvo presente en el operativo, pero reconoció que los vecinos "se armaron" y actuaron en conjunto para echar a los militantes. "Nosotros decimos que estamos como en Rusia y Ucrania, resistiendo la invasión", advirtió.

CA/HB