lunes 03 de octubre de 2022
ACTUALIDAD Condena al terrorismo de Estado

"Cuando el poder perdió el juicio", tercera edición: Moreno Ocampo relanzó su libro sobre 1985

El evento contó con la presencia de Carlos Arslanian y Ricardo Gil Lavedra, dos miembros del Tribunal que enjuició a los dictadores, además del director de editorial Capital intelectual, José Natanson; y de la historiadora Camila Perochena.

14-09-2022 01:30

Luis Moreno Ocampo, el fiscal adjunto del Juicio a las Juntas Militares, presentó la tercera edición de su libro “Cuando el poder perdió el Juicio”, un relato que narra cómo afrontó él esta difícil tarea en medio de una frágil democracia. En esta nueva presentación, el letrado estuvo acompañado de dos miembros del tribunal que enjuició a los dictadores, Ricardo Gil Lavedra y Carlos Arslanian.

De la presentación en el Auditorio Jorge Luis Borges de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno, también participaron José Natanson, director de la editorial Capital intelectual y Camila Perochena, historiadora, con la coordinación de Nieves Zuberbühler.

Luis Moreno Ocampo Cuando el poder perdió el juicio 20220913
Camila Perochena, José Natanson, Nieves Zuberbühler, Carlos Arslanian, Ricardo Gil Lavedra y Luis Moreno Ocampo.

Con respecto al libro, Moreno Ocampo felicitó a Natanson por lograr una tercera edición en “tiempo récord”, puesto que el 29 de septiembre se estrenará la película “Argentina, 1985”. Al respecto, el fiscal adjunto aseguró: “Me gustó mucho que el libro haya salido antes de la película. La producción está basada en hechos reales, pero es de ficción”.

De igual forma, destacó que esto “permite llegar a los chicos jóvenes” y agregó: “Este debate que estamos realizando va a seguir y después los jóvenes lo llevarán a la currícula y a sus universidades”. Por esto mismo, explicó que las películas son buenas para poner en agenda y en debate temas que quedaron encapsulados en el pasado y que no se abordan en el sistema educativo. “Me parece una oportunidad única”, resaltó.

Luis Moreno Ocampo Cuando el poder perdió el juicio 20220913
Luis Moreno Ocampo en el Auditorio Jorge Luis Borges. 

Natanson, por su parte, indicó que el Juicio a las Juntas Militares tiene una “importancia universal” que sentó precedente para enjuiciar a gobiernos dictatoriales. “La vocación universal que para mí es el eje de esto es algo que se refleja muy bien en el libro. Luis dice hay dos modelos: uno es el de 1976 y otro es el del Juicio a las Juntas, en el que un enemigo, un adversario, incluso militar, subversivo, lo agarramos y lo juzgamos y le vamos a dar el derecho a la defensa”, explicó.

El Juicio y la sentencia, en primera persona

Durante el evento, Luis Moreno Ocampo y los jueces Ricardo Gil Lavedra y Carlos Arslanian narraron cómo transitaron todo el proceso judicial que inició a cinco días de la asunción de Raúl Alfonsín y se terminó de concretar el 9 de diciembre de 1985 con la lectura de la sentencia.

En ese sentido, Arslanian contó: “Cuando nos sentamos con el tribunal constituido, nos mirábamos y nos preguntábamos entre nosotros: ´Pero esto ¿Va a ser así? ¿Va a haber un juicio?”.

Sin embargo, el proceso judicial logró avanzar, gracias a las pruebas que pudo recopilar el equipo de Julio Strassera y Moreno Ocampo. De igual forma, reconoció que el gran temor era “fracasar”.

Gil Lavedra, por su parte, indicó que “el juicio tuvo características singulares”, por lo que aclaró: “Fue un juicio oral y público cuando no había juicios orales y públicos, ni había reglas adecuadas para eso”.

Luis Moreno Ocampo Cuando el poder perdió el juicio 20220913
Ricardo Gil Lavedra durante la presentación del libro de Moreno Ocampo. 

El debate en la Educación

Moreno Ocampo destacó la necesidad de que el Juicio a las Juntas Militares cobre relevancia dentro de la enseñanza en las escuelas. En esa línea, Perochena cuestionó el hecho de que el enjuiciamiento a la dictadura “no se enseña como un hecho en sí, sino como en un continuum”.

Luis Moreno Ocampo Cuando el poder perdió el juicio 20220913
Camila Perochena en la presentación del libro "Cando el poder perdió el juicio".

“Yo creo que cuando pienso en temas de memoria social hay que hacer hincapié en la democracia y, en ese sentido, me parece que el juicio es una buena forma de plantearlo. Dando el juicio y poniendo hincapié en la transición es una buena forma de hacer un abordaje ético ciudadano e histórico”, concluyó.

RdC / ED