martes 28 de junio de 2022
ACTUALIDAD Salud mental

La OMS declaró que la adicción a los videojuegos es una enfermedad mental

Fue enmarcada en la categoría de "trastornos debidos al consumo de sustancias o a comportamientos adictivos". Se colocó a la par del "trastorno por juego de apuestas", o ludopatía.

17-02-2022 14:15

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó recientemente una nueva edición de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11) en donde incluyen la adicción a los videojuegos como un “trastorno mental debido a comportamientos adictivos”.

La undécima Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11) entró en vigor el pasado 11 de febrero. La misma codifica 1,6 millones de casos clínicos y propone un lenguaje común que permite a los profesionales de la salud compartir información estandarizada a nivel mundial. Al momento se encuentra en uso en 35 países.

En Argentina hay más de 19 millones de jugadores, casi un 50% de la población, según indica la Asociación de Deportes Electrónicos y Electromecánicos Argentina

En esta oportunidad, la OMS incluyó oficialmente a la adicción a los videojuegos como un “trastorno mental debido a comportamientos adictivos”, que son aquellos síndromes que, según su definición, interfieren en las funciones personales como resultado de comportamientos repetitivos en la búsqueda de alguna recompensa.

Adicción a los videojuegos 20220217
La adicción a los videojuegos, un problema para los jóvenes.

En la CIE-11, la OMS explica que el “trastorno por uso de videojuegos” se caracteriza por un patrón de juego recurrente, tanto online como offline, y que se manifiesta a través de las siguientes conductas:

  • Deterioro en el control sobre el juego
  • Incremento en la prioridad que se le da al juego, al grado de que se antepone a otros intereses y actividades diarias
  • Continuación del juego a pesar de la presencia de consecuencias negativas

Además, aclaran que el patrón de juego puede ser continuo o esporádico y recurrente. Dicho patrón, tendría como resultado una angustia marcada y/o un deterioro en el ámbito personal, familiar y social. Si bien afirman que los síntomas deben presentarse por un mínimo de 12 meses para poder brindar un diagnóstico, este periodo puede acortarse en casos donde estos sean graves y estén todos presentes.

¿Qué dicen los especialistas?

Históricamente ha existido la dicotomía sobre si los videojuegos son una herramienta de socialización y estimulación mental o, por el contrario, un instrumento perjudicial para los niños y jóvenes que puede llevarlos a un deterioro clínico significativo.

“Los videojuegos no son adictivos porque, a diferencia de las drogas, no hay en ellos elementos químicos que generen una adicción a nivel biológico”, explicó al respecto Melissa Maldonado, psicóloga deportiva e investigadora con experiencia en e-sports.

Por el contrario, Maldonado afirmó que los videojuegos “funcionan como una salida a las problemáticas cotidianas de la vida de cada persona”. Asimismo, señaló que, durante la pandemia, se convirtieron en refugios virtuales: “al permitir la desconexión de realidades más violentas, funcionaron como un mecanismo que permitió mantener una buena salud mental, o al menos balanceada”.

Adicción a los videojuegos 20220217
La pandemia provocó que los videojuegos sean un refugio virtual.

Por otro lado, Nancy Alonso, psicóloga y miembro de Fundación Manantiales, ONG dedicada a la prevención y tratamiento de las adicciones (incluyendo la tecno adicción), explicó que, desde su visión, lo que Maldonado define como “refugio virtual” es “una búsqueda de ayuda camuflada a través de los videojuegos”.

En esta misma línea, la psicóloga de Manantiales señaló que “estos medios posibilitaron que muchos chicos encontraran un lugar para poder hablar de lo que les estaba pasando”, pero que “eso también quedaba reducido a un grupo de chicos que quizás no estén preparados para escuchar ciertas situaciones y dar una ayuda apropiada”.

Japón inaugurará una escuela de e-sports en abril de 2022

Otro debate importante dentro de la discusión sobre la “adicción a los videojuegos” es el paralelismo que ocasionalmente se hace con adicciones consideradas “comunes” o habituales, tales como el alcoholismo o la drogadicción.

En este punto, la licenciada Alonso explica: “Son adicciones con distintas presentaciones, con distintos trajes, pero la esencia es la misma. A todas se entra por diversión, por liberación, por compartir con otras personas y se termina en encierro y soledad”. De todas formas, la profesional aclara que el factor clave es el tiempo “ya que cualquier videojuego o actividad en tiempos acotados y con un uso recreativo son accionares positivos que permiten socializar y conectar”.

Adicción a los videojuegos 20220217
La dependencia de los videojuegos.

Escuché muchas veces decir que es una adicción más y para mí no lo es. Comparten algunos elementos en común pero tienen muchos otros que son diferentes. No es lo mismo la droga dura que el cigarrillo o el videojuego”, expresa por su parte Germán Beneditto, psicólogo especializado en videojuegos y tecno adicción.

Además, y en relación a la decisión de la OMS de poner la adicción a los videojuegos a la par de la ludopatía, el experto ha declarado que: “La ludopatía es el tipo de adicción que más se acerca a una adicción a los videojuegos, desde el punto de vista en que hay videojuegos que utilizan el sistema de cajas de Skinner o ese tipo de mecánicas que tienen que ver con el azar y la aleatoriedad”.

Uno de cada cuatro chicos pasa más de 6 horas online por día

“Pero el videojuego es algo mucho más complejo porque el que lo juega termina convirtiéndose en un protagonista, está la cuestión del sujeto activo. Entonces todo el proceso de identificación, todo lo que tiene que ver con la inmersión en la historia, son factores que diferencian al videojuego de otras adicciones”, agregó.

Así, el especialista remarca que la interactividad ofrecida por los videojuegos, y la posibilidad de que los psicólogos los prueben y entren en contacto con ellos para estudiarlos de forma más cercana, cosa que no es posible en casos de drogadicción o alcoholismo, son puntos claves para distinguirlos de cualquier otro tipo de adicción.

Gano plata mientras juego

“No se trata de censurar la tecnología ni de demonizar a los videojuegos, sino de poder establecer algunos parámetros de un buen uso que acompañe dentro de lo que se considera una vida saludable en los seres humanos. La idea es hablar de estos temas y compartirlos en sociedad”, señaló Beneditto sobre el presunto “peligro” del consumo de videojuegos.

Finalmente, el psicólogo especializado en el tema hace un llamado al “uso responsable de los videojuegos y la tecnología”, en donde busca focalizar hacia hacer un uso a conciencia de los artefactos tecnológicos, teniendo siempre en cuenta el para qué se está usando esa tecnología, con qué fin, poner límites en el uso, considerar de qué forma influyen en la vida diaria y actuar en una línea que se considere saludable.

AS./ ED