sábado 13 de agosto de 2022

Cuánto aumentarán las expensas por el bono de $130 mil que recibirán los encargados

El gremio liderado por Víctor Santa María obtuvo un bono de más de $130 mil pesos que se abonará en siete cuotas. En consecuencia, los vecinos enfrentarían un aumento de expensas que podría variar entre un 8% y un 30%.

28-07-2022 11:17

Este martes el Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta Horizontal (Suterh), conducido por Víctor Santa María, cerró el pago de un bono de $134 mil a modo de compensación por la pérdida de poder salarial. Dicha medida impactará directamente en el valor de las expensas a partir de septiembre.

El bono remunerativo será abonado en siete cuotas entre agosto y febrero. En concreto, los encargados de edificios recibirán $12000 en agosto y septiembre; $18000 en octubre y noviembre; $24000 en diciembre y enero; y los $26000 restantes en febrero. 

Pronostican que la inflación de julio será del 8% y acumulará 90% a fin de año

Este nuevo beneficio se suma al acuerdo paritario del primer trimestre que el gremio alcanzó en marzo de este año, el cual correspondía a un incremento del 27% junto a una entrega de $8000.

“¿Cuánto aumentarán las expensas?” fue una de las primeras preguntas que comenzaron a resonar tras el anuncio. “Se calcula que un 8% más caras. El sueldo de un trabajador de edificios representa el 40% de los gastos comunes. Si la suba es un 20% de ese 40%, entonces el incremento total da ese número, en promedio”, le explicó Santa María a Clarín y aclaró que esto “varía según la estructura económica de cada edificio”.

Sin embargo, Matías Ruiz, presidente de la Asociación Civil de Administradores de Consorcios de Propiedad Horizontal (AIPH) precisó otros números: “En septiembre, los edificios con servicios centrales llegarán con expensas entre un 25% y un 30% más caras por el gas y el sueldo de agosto con el bono. Los consorcios que no tengan este tipo de calefacción pagarán una suba del 10% al 15%”.

Segmentación de tarifas: Darío Martínez aclaró de cuánto serán los aumentos

“Hay que ver si el consorcio tiene muchos gastos por reparaciones y abonos. También, la cantidad de departamentos”, aclaró Gabriela Saldivia, panelista del programa Consorcios en La Mira y especialista en Propiedad Horizontal, argumentando que es difícil hacer cálculos a priori.

Beatriz Laura Colucci, integrante de la Comisión Directiva de la Asociación Inmobiliaria de Edificios de Renta y Horizontal (AIERH), agregó: “No hay un parámetro establecido de aumento. En el peor de los casos, habrá un 17% de incidencia en el rubro sueldos, pero hay que ver cómo eso incide sobre el total de gastos incluidos”.

Dicho incremento se realiza en un marco de alza de las expensas, las cuales ya habían aumentado debido a las subas de los otros gastos de consorcios. Según le precisó Alicia Giménez, titular de la Unión de Consorcistas de la República Argentina (UCRA), a Clarín: “En algunos edificios ya hubo ajustes en el año del 30% a 40%”.

A esto se suma la posible futura quita de subsidios, que aún no se sabe si afectará a los consorcistas, y una advertencia desde el gremio sobre otro pedido de aumento: “Si la situación tiende a mejorarse, no nos reuniremos hasta febrero. Si la situación no mejora, nos juntaremos antes, como toda paritaria”, señaló Santa María.

Estancamiento y alta inflación: las sombrías proyecciones de los economistas para el segundo semestre

En consecuencia, los vecinos de los edificios han estado descontentos ya que no solo ven aumentar las expensas sino que, al mismo tiempo, ven cómo el servicio se “precariza” y, por ejemplo, las calderas se apagan a la noche, las luces se volvieron intermitentes y se han recortado los horarios de los encargados.

“Recibimos muchas quejas de consorcistas, que reclaman porque las expensas suben pero la calidad de los servicios no. Si se busca una rebaja en los gastos de otros proveedores, como la limpieza de tanques o el control de matafuegos, eso afecta el mantenimiento del edificio”, sostuvo Giménez.

Para concluir, añadió: “En los edificios hoy se hacen los arreglos mínimos, de urgencia. Solo si se rompe un caño o se corta el gas. Otros gastos, como la pintura, se postergan mucho tiempo”.

 

AS/fl/ff

En esta Nota