martes 04 de octubre de 2022
ACTUALIDAD Educación

Tres claves para educar a un adolescente y no morir en el intento

El especialista Julio César Labaké, autor del libro "Luces en el laberinto", explica cómo entablar un mejor diálogo con los jóvenes en un escenario de pluralismo.

08-09-2022 12:45

Antes, prevalecían en el mundo los modelos hegemónicos que hacían más fácil la transmisión de valores y la educación. Y donde la autoridad era más reconocida sin necesidad de tantos esfuerzos, aunque siempre estaba presente la ambivalencia de la etapa adolescente. Hoy ha ocupado ese escenario un pluralismo nivelador en todo sentido, y un espíritu hipercrítico que ha puesto en jaque la autoridad misma, según explica el doctor en Psicología Social, Julio César Labaké y autor del libro "Luces en el laberinto".

"La base para la educación de adolescentes está en brindarles un acompañamiento dialogal en un ambiente de valores vividos. Sin las figuras suficientemente maduras de padre y madre, y sin una escuela que realice la misma propuesta, las palabras no tendrán la fuerza que sólo las experiencias vividas les confieren", sigue el experto.

Jóvenes y empleo: las 5 claves para potenciar oficios con futuro

El equilibro entre la educación tradicional y la contemporánea

El autor adelanta en este texto para Perfil recomendaciones para aquellos padres de adolescentes. Jóvenes que atraviesan esta etapa de su vida en un contexto tan complejo:

Ni rígidos ni blandos. "Ante todo, para el especialista, es necesario tener muy claro cuáles son los valores por los cuales vale jugarse. Y desde esa certeza, animarse a saber que antes, como ahora, la condición común para una educación válida es la sinergia entre “firmeza y cordialidad”. Los chicos no necesitan padres rígidos ni padres blandos. Ese es el tema central de antes y de ahora", indica Julio César Labaké.

embarazo adolescente
Los chicos no necesitan padres rígidos ni padres blandos.

El autor sigue: "La “cordialidad” de un amor incondicional hace que la firmeza no se convierta en rigidez. Y la “firmeza” hace que la cordialidad no se convierta en blandura. El especialista aborda este tema en su novela "Luces en el Laberinto", cuyo uno de sus capítulos se titula "No hay que tenerle miedo a los adolescentes". Este libro intenta dejar un modelo de humano motivador en el mundo actual y también convertirse en un auxiliar pedagógico, más allá de entretener. 

Además, profundiza sobre las claves para lograr acercarse a los adolescentes, poniendo a los jóvenes como principales destinatarios, y convirtiéndose en un apoyo para los padres y tutores". 

Esperarlos siempre. "Si en la brevedad de esta pregunta se puede aportar alguna sugerencia práctica, que no es receta, una sería no esperar que el chico o la chica se acerquen a contar sus confidencias. A veces hay que abrirle puertas con breves palabras dichas en el momento oportuno, como cuando se acuestan para dormir, con las cuales hacerles sentir que “ciertas cosas” pueden suceder, de acuerdo con las recomendaciones de Labaké.

De esta manera, el experto insiste en que muchas veces es más útil “una buena pregunta” que ayuda a pensar, que una norma terminante que no siempre encuentra terreno fértil. Y mucho menos si no hay clima de diálogo", finaliza el doctor en Psicología Social.